Jardineria ecologica

¿Qué es el suelo?

El suelo se define como la capa superior de la corteza terrestre. Formado durante millones de años, normalmente contiene una mezcla de partículas de roca degradadas, agua, aire y materia orgánica. De hecho, un puñado de suelo sano puede contener alrededor de diez mil millones de microorganismos, más de uno por cada persona en la tierra.

Capas de suelo.-Los suelos se dividen en tres capas o “horizontes”.

La capa superficial del suelo es generalmente de color oscuro gracias a la materia orgánica que se le ha añadido – ya sea de forma natural o artificial. Un gran componente de esto es ‘humus’ – material como hojas e incluso materia animal que se descompone con el tiempo. Como resultado, también contiene el mayor número de organismos y nutrientes.

La capa del subsuelo tiende a ser más clara en color porque es más baja en materia orgánica.

Capa de regolito (Regolito es el término general usado para designar la capa de materiales no consolidados, alterados, como fragmentos de roca, granos minerales y todos los otros depósitos superficiales, que descansa sobre roca sólida inalterada ) compuesta de roca ligeramente ininterrumpida con sólo una pequeña cantidad de material orgánico. Las raíces de las plantas no crecen en esta capa por lo que no es necesario preocuparse por ello.

Variables del suelo

Cuando estamos  pensando en que  si nuestro suelo es bueno para una planta en particular, hay tres preguntas que debe hacerse…

¿Es el tipo de suelo arenoso, arcilloso, o en alguna parte entre?

¿Es ácido, alcalino o en algún lugar en el medio?

¿El drenaje del suelo es bueno?

Tipos de suelos.-A primera vista, la arcilla y la arena parecen sustancias diferentes. Las cosas brillantes y maleables que vez que se forman en la rueda de un alfarero se comportan de manera muy diferente de algo así como arena en una playa. Sin embargo, ambos están formados por pedacitos de roca – la única diferencia es el tamaño de las partículas. Los grandes hacen un suelo arenoso, mientras que las partículas más pequeñas hacen un suelo de arcilla, con partículas de cieno que se encuentran entre los dos.

Podemos distinguir cuál es cuál frotando un puñado entre sus dedos. Un suelo arenoso se siente arenoso y no se mantienen unidos, mientras que la arcilla es suave y probablemente formará un grumo en la mano. Un tipo de suelo tiende a predominar en áreas particulares del país. Los jardines pueden tener un suelo rico en arcilla. Sin embargo, es posible que tengamos una mezcla de tipos de suelo en el jardín.

Suelo-arenoso.-

Suelos arenosos.-Los suelos arenosos son fáciles de trabajar

En cualquier época del año, por lo que también se llaman suelos “ligeros”. Están bien drenados, tienen un montón de espacios de aire y se calientan rápidamente en la primavera.

No son grandes en la retención de humedad o nutrientes ya que estos se lavan rápidamente, o son “lixiviados”, por la lluvia. La cal se puede también perder, dejando algunos suelos arenosos altamente ácidos. Vale la pena saber que la poca cantidad de cal en el suelo está relacionada con enfermedades de las plantas, como la raíz  de las brassicas (plantas de la familia de las coles).

Suelo arenoso es muy rápido de drenar.-Por lo que las plantas cultivadas en ella deben tener una tolerancia a la sequía y prefieren cultivar en suelos ácidos. (Más sobre esto más adelante).

Suelo arcilloso.

Suelos arcillosos

La buena noticia es que los suelos arcillosos. Son realmente ricos en nutrientes y pueden contener gran cantidad de agua.

Por contra, los suelos arcillosos.-Tienen pequeñas partículas estrechamente unidas que les dan su característica calidad, pero no dejan mucho espacio en las bolsas de aire. Esto puede hacerlos vulnerables a la compactación si camina sobre cuando está mojado y pueden ser más difíciles de cavar y cultivar. A veces se les llama suelos “pesados”.

La arcilla tarda más en calentarse.-En la primavera, y es mejor no dejar que se sequen completamente durante un verano caluroso, ya que tienden a agrietarse y convertirse en una roca dura.

Suelo franco

Suelos de limo

Un suelo limo es muy fértil, Bastante bien drenado y mantiene bien la humedad.

Por el contrario, los suelos limosos

Son bastante raros. Con un tamaño de partícula más grande que la arcilla, pero más pequeño que la arena, tienen una textura resbaladiza, y no se agrupan fácilmente…-Las plantas tienden a amar los suelos limosos. De hecho, nuestros mejores y más productivos suelos agrícolas suelen ser limosos.

Suelos de barro.-De muchas maneras,  la marga es un compromiso feliz

Y hace el suelo ideal para la mayoría de las plantas. Tiene un equilibrio de arcilla y arena, y un buen nivel de humus. Como resultado, el suelo franco suele estar bien drenado pero rico en nutrientes de las plantas.

Si tienes la suerte de tener un suelo franco,

Simplemente puede mantener su fertilidad con aderezos regulares de estiércol o compost. Esto debería darle el tipo de suelo bien drenado y rico en humus en el que tantas plantas prosperan. Hay excepciones, sin embargo, y algunas plantas que crecen naturalmente en un suelo más delgado también prefieren condiciones similares en el jardín.

Las buenas noticias.-Es que se puede mejorar mucho el suelo de arcilla, agregando aplicaciones regulares de materia orgánica. De hecho, el suelo de arcilla, dado el tiempo, con el tiempo se convertirá en un suelo franco.

Suelos de tiza.-Tiza y piedra caliza.-Se componen de carbonato cálcico que es alcalino y explica por qué los suelos calcáreos se denominan a veces «suelos alcalinos».

Estos son los tipos de suelos.-Vemos  en la tierra baja de la tiza, donde una capa superficial de la capa superficial del suelo cubre la roca de la roca de la tiza.

Suelo arcilloso seco.-Azores.-Cultivo de la vid

Suelos como estos, tienden a tener niveles bajos de humus y se benefician de la adición de cargas de materia orgánica en el otoño y la primavera.

Turba.-La turba, una formación natural de vegetación en descomposición y otra materia orgánica, también puede considerarse como un tipo de suelo, pero se utiliza cada vez menos porque transportarla a los jardines destruye inevitablemente las turberas naturales de las que proviene, Utilizada en la elaboración de  compost y sustratos.

¿Qué es la cal?

La cal del jardín contiene caliza gruesa tamizada que neutraliza el exceso de acidez en el suelo, haciéndolo más habitable para las plantas. También es bueno para romper el suelo pesado y mejorar la estructura del suelo. Se recomienda para uso en invierno en parterres, bordes y parcelas de hortalizas. Usted puede comprar ‘limón de jardín’,  para neutralizar los suelos ácidos.

¿Ácido o alcalino?

Saber la acidez o alcalinidad de su suelo es importante. Le ayudará a decidir qué plantas elegir y determinar qué tan bien van a crecer. Los suelos en los extremos de acidez o alcalinidad son los más difíciles de tratar, ya que necesitan plantas que se adapten específicamente para crecer en estas condiciones. Hay maneras de evitar esto, como veremos.

pH del suelo.Pros y contras

Ácido: pH inferior a 7. La mayoría de los jardineros están de acuerdo en que el pH perfecto es 6.5, pero los suelos muy ácidos contienen pocos nutrientes y fosfatos.

Neutro: pH 7.

Alcalino: pH superior a 7. Los suelos muy alcalinos suelen ser calcáreos, pedregosos y muy libre de drenaje y necesitan plantas que puedan hacer frente a estas difíciles condiciones de crecimiento. Vea más adelante.

Alimentación.-Abonado de las plantas

Todos necesitamos una dieta saludable para la salud y el crecimiento, y es casi lo mismo con las plantas

Fertilizantes.-Trabajos de construcción, lluvias, erosión y plantas hambrientas pueden reducir los nutrientes importantes, por lo que necesitamos reemplazarlos para ayudar a nuestras plantas a crecer lo mejor posible. Los fertilizantes son una forma de hacerlo.

Si  estamos  buscando  obtener resultados excepcionales, como flores extra grandes o verduras y hortalizas y plantas sanas, los fertilizantes proporcionarán un impulso, incluso para los suelos fértiles. La alimentación es particularmente crucial para las macetas y los contenedores, donde hay un suelo limitado y los nutrientes son lavados con el riego regular.

Un buen suelo es una materia preciosa, puede tomar miles de años para que la capa superficial del suelo se forme – pero sólo un corto periodo de  tiempo para agotarlo. Por suerte no tenemos que esperar todo ese tiempo para mejorar el suelo. Sólo mediante la adición de materia orgánico, como el compost, o incluso la corrección del pH, puede mejorar rápidamente el suelo y las condiciones de crecimiento, dando lugar a más flores y cultivos de frutas y hortalizas.

¿Por qué el pH importa?

Vale la pena saber lo que la acidez o alcalinidad del suelo puede significar para las plantas. Esto se debe a que, en particular los suelos ácidos o alcalinos, las plantas pueden no ser capaces de usar todos los nutrientes y minerales disponibles, mientras que en otros pueden haber sido removidos.

Para averiguar el nivel de pH (ácido / alcalino) de su suelo, podemos comprobarlo o utilizando un práctico kit de análisis que venden en los centros de jardinería o si se trata de una gran superficie a un laboratorio especializado, Saber si es ácido o alcalino nos ayudará a elegir las plantas adecuadas para el suelo y el fertilizante correcto para proporcionar los nutrientes que estas necesitan.

Encalado-manejo-de-suelos-acidos-

Como usted probablemente sabe, un pH de 7.0 es neutro. Valores inferiores que indican un suelo ácido, y valores por encima de 7.0 un suelo alcalino.

Todo esto puede ser importante. En un suelo muy ácido (pH 3,0-5,0), por ejemplo, algunos nutrientes como el potasio, el calcio y el cobre pueden disolverse y lavarse, los fosfatos pueden no estar disponibles para la planta, puede haber bajos niveles de oligoelementos y las bacterias pueden luchar para descomponer  la materia orgánica. Por otro lado, en suelos más alcalinos, menos fósforo, hierro y manganeso pueden estar disponibles.

Es por eso que necesitamos  las plantas adecuadas para el suelo que dispongamos. Las plantas eritrocíticas o calcifugas (que aman la acidez, u odian la cal) como hortensias, camelias, rododendros y azaleas o gardenias prosperan en suelos ácidos. Las plantas de calcicolas (el odio  al ácido y amantes de la cal) tales como lavanda, el lentisco, y el romero prosperan en suelos alcalinos.

Calluna ‘Velvet Fascination.-Tierras acidas

Corregir los valores de pH

La adición de cal (que contiene gran cantidad de calcio) al suelo si es muy ácido (3,0 – 5,0) lo hace menos ácido (pH 5,1 – 6,0) y amplía la elección de las especies de plantas que se pueden cultivar.

Un suelo alrededor del neutro (pH 6,1 – 8,0) es bueno para cultivar una amplia gama de plantas porque todos los nutrientes principales están disponibles para las plantas, las bacterias del suelo pueden funcionar y las lombrices de tierra prosperan.

Si tenemos un suelo muy alcalino podemos agregar azufre, sulfato de hierro y otros materiales acidificantes para reducir la alcalinidad de su suelo. Los suelos de arcilla alcalina pueden necesitar más de estos elementos añadidos.

Fertilidad del suelo

¿Cuáles son los nutrientes clave que las plantas necesitan?

Los nutrientes del suelo se suelen agrupar en primarios, secundarios y traza. Los “tres grandes” nutrientes primarios son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Todos ellos son fundamentales para el crecimiento saludable de las plantas.

Nitrógeno

Vital para la fabricación de aminoácidos, proteínas y otras sustancias vitales, el nitrógeno promueve el crecimiento verde y frondoso. Hierbas y hortalizas de hoja todos necesitan mucho del mismo. Alternativamente, algunas plantas realmente inteligentes son capaces de fijar, o atrapar, el abundante nitrógeno en el aire: las legumbres como el guisante, el frijol y el trébol tienen bacterias que viven en los nódulos de las raíces que convierten el nitrógeno atmosférico en compuestos nitrogenados. La cosa brillante es que estas raíces pueden enriquecer el suelo si se dejan en el terreno después del cultivo. Estos son los llamados “abonados  en verde “.

Fósforo

La germinación de las semillas y el crecimiento sano de las raíces necesitan fósforo, y sus átomos forman una serie de importantes moléculas biológicas. Uno de estos, el compuesto ATP, ayuda a la planta a liberar energía de la fotosíntesis. Es particularmente importante para las raíces de verduras y frutas.

Potasio

La floración, la fructificación y la resistencia a las enfermedades son mejoradas por el potasio. Ayuda a la planta a controlar la absorción de agua de las raíces y la pérdida de agua a través de las hojas. Tener suficiente en el suelo es importante para la fotosíntesis, la respiración y el uso efectivo de nitrógeno. También está involucrado en la producción de azúcar y almidón, por lo que es importante para los gustos de zanahoria, chirivía, patata, tomate y manzana. Un sulfato de potasa dará a su suelo un aumento de potasio.

Nutrientes secundarios

El calcio, el magnesio y el azufre son los nutrientes secundarios. Aunque se utilizan en cantidades mucho más pequeñas que los nutrientes primarios, siguen siendo muy importantes para la planta:

El calcio ayuda a controlar la forma en que otros nutrientes se mueven a través de la planta y, en forma de péctate de calcio, une las paredes celulares.

El magnesio se utiliza para hacer la clorofila, así que sin ella no hay fotosíntesis. Al igual que el calcio, ayuda a unir las paredes celulares en forma de péctate de magnesio.

Azufre es utilizado por la planta para hacer ciertos aminoácidos y vitaminas.

Micronutrientes

Como su nombre sugiere, sólo hay que tener cantidades minuciosas de éstas en el suelo para un crecimiento saludable de las plantas.

El boro se utiliza para formar células vegetales sanas, y es especialmente importante para la floración.

El cobre se utiliza en la fotosíntesis y en algunos procesos enzimáticos.

El hierro es importante en la fotosíntesis porque se utiliza en la producción de clorofila y el funcionamiento de algunas enzimas.

El manganeso activa enzimas importantes en la formación de clorofila y en la respiración.

El molibdeno es necesario para la síntesis de aminoácidos usando nitratos.

El zinc activa muchas enzimas y permite a la planta “leer” su código genético verde”.

No hay suelo malo pero si mal manejado

Tipos de fertilizantes

Todos necesitamos una dieta saludable para la salud y el crecimiento, y es casi lo mismo con las plantas.

¿Cuál es la diferencia entre compost y fertilizante?

Oímos mucho los términos “fertilizante” y “compost”  en  jardinería, pero la diferencia no siempre está clara.

En términos simples, los fertilizantes añaden nutrientes directamente al suelo, en una forma que las raíces de las plantas pueden absorberlos rápidamente – de la misma manera que podemos  tomar suplementos vitamínicos.

Los compost agregan materia orgánica y nutrientes al suelo. Esto mejora su estructura y aumenta la cantidad de buenas bacterias y organismos en el suelo. Estos descomponen el material vegetal, ayudando gradualmente a aumentar la cantidad de nutrientes naturalmente disponibles en el suelo. Se podría pensar en el  compost como la manera del suelo de tener un estilo de vida saludable.

MultiCompost

Así que los fertilizantes son útiles para dar a las plantas un impulso a corto plazo, mientras que los compost mejoran la fertilidad del suelo y la salud del suelo crea un buen suelo, lo que promueve la salud vegetal a largo plazo.

Diferentes tipos de fertilizantes

Para que un producto sea descrito como fertilizante, debe contener una cierta cantidad de los nutrientes primarios nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Es por eso que verá las letras N, P, K en el embalaje del fertilizante elegido, generalmente con las cantidades o proporciones relativas de cada uno.

La mayoría de los fertilizantes contienen una gama de nutrientes y algunos están específicamente formulados para satisfacer las necesidades nutricionales de las plantas. Por ejemplo, los compuestos de potasio (a veces llamado “potasa”) ayudan a las plantas a desarrollar flores y frutas, por lo que los fertilizantes para tomates, rosas y frutas tienen altos niveles de este nutriente. Las plantas como el repollo, la lechuga y las espinacas necesitan fertilizantes altos de nitrógeno, que promueven el buen crecimiento de las hojas.

Abonos orgánicos o inorgánicos.-Los fertilizantes se describen como orgánicos o inorgánicos.

Estiercol-vacuno descompuesto.–Abono-organico-
Estiercol- organico de oveja-

Abonos orgánicos

Los fertilizantes orgánicos están hechos de fuentes vegetales o animales tales como algas marinas, sangre seca, hueso y desechos de cuernos y aves (tales como pellets de estiércol  ) . Tienden a ser de acción más lenta que los fertilizantes inorgánicos (químicos) debido a que las grandes moléculas orgánicas necesitan ser descompuestas por las bacterias del suelo en nutrientes que las plantas pueden usar posteriormente.

Abonos inorgánicos

Los fertilizantes inorgánicos son nutrientes vegetales en forma sintética, derivados químicamente de minerales extraídos y petróleo crudo. Tienden a ser más rápidos que los fertilizantes orgánicos ya que ya están en una forma que la planta puede absorber al instante.

Nota: El término “orgánico” cuando se aplica a los fertilizantes no significa necesariamente que cumplen con los estándares necesarios para el cultivo de productos orgánicos. Simplemente significa que están hechos de fuentes naturales en lugar de ser fabricados químicamente.

Abonos rápidos, lentos y de liberación controlada

Dependiendo de cuánto tiempo necesita los efectos de su fertilizante para durar, hay diferentes formulaciones disponibles. De abonos de liberación lenta.

Fertilizantes de liberacion lenta.-.-

Fertilizantes de acción rápida

Los fertilizantes de acción rápida son por lo general alimentos inorgánicos líquidos y son el tónico perfecto para las plantas que necesitan un pick-me-up.

Fertilizantes de liberación lenta

Los fertilizantes de liberación lenta son generalmente un polvo de curso que puede dispersarse alrededor de la base de las plantas. Por lo general son orgánicos.

Fertilizantes de liberación controlada

Los fertilizantes de liberación controlada suelen ser inorgánicos. Vienen como gránulos o pellets y liberan nutrientes para cualquier cosa hasta un período de 12 meses.

Siga siempre las instrucciones del envase. Demasiado fertilizante puede dañar el suelo y sus plantas. Las alimentaciones excesivas pueden hacer que sus plantas sean más vulnerables al ataque de plagas, ya que produce una abundancia de crecimiento de hojas blandas (particularmente con alimentación de nitrógeno) que las babosas y las orugas aman.

BASACOTE® Plus 3, 6, 9 y 12 meses duración – Fertilizantes Granulados

Cómo y cuándo fertilizar

Hay varios métodos diferentes de aplicar fertilizante

Muchas plantas, particularmente frutas y verduras, tienen sus propios requisitos individuales cuando se trata de la alimentación, por lo que vale la pena hacer algunas investigaciones antes de plantar. Sin embargo, aquí hay algunos consejos generales sobre cómo y cuándo fertilizar.

Hay varios métodos diferentes de aplicar el fertilizante, así que lea siempre lea las instrucciones en el envase primero.

Alimentación de plantas cultivadas en contenedores

Cualquier planta cultivada en un recipiente necesitará alimentación regular durante su período de crecimiento, ya que muchos de los nutrientes son lavados del suelo cada vez que  se riega. El método más fácil es utilizar una alimentación líquida, diluida de acuerdo con las instrucciones y aplicada con una regadera. Para las plantas de floración y fructificación, como rosas, tomates o frijoles, un alto contenido de potasa, como el tomate  funciona bien.

Materia organica compostada

Preparación del suelo para la plantación

Si usted está preparando una parterre para plantar, aplique un fertilizante de liberación  en el suelo. Esto se llama abonado de base.

Al comienzo de la temporada de crecimiento

En primavera, o al comienzo de la temporada de crecimiento, aplique un fertilizante de acción rápida  a la superficie del suelo alrededor de nuevas plantas.

Para fomentar el crecimiento de plantas y árboles establecidos, espolvoree un fertilizante de liberación lenta general alrededor de la base hasta el ancho de la copa de su arbusto o árbol en primavera y agua  para el crecimiento de las raíces.

Durante la temporada de crecimiento

La alimentación regular durante la estación de crecimiento (finales de la primavera y el verano) ayudará a los cultivos de frutas y hortalizas a desarrollarse. Consulte en su centro de jardinería  para ver qué tipo de fertilizante es mejor para diferentes cultivos en crecimiento .

Abono organico -para-rosales-estiércol

Cómo mejorar su suelo

El suelo sano es esencial para el crecimiento de plantas fuertes, de alto rendimiento, más resistentes a plagas y enfermedades.

Mejorar el suelo es diferente a simplemente agregar fertilizante. Aunque el fertilizante contiene los nutrientes claves estos se utilizan  bastante rápidamente, y no hará cualquier cosa para la estructura, la fertilidad a largo plazo del suelo. Para eso, es necesario agregar materia orgánica, y vale la pena hacerlo una vez al año. A finales de otoño es un buen momento para preparar sus parterres y arriates y porque el jardín está en reposo y listo para el invierno, pero en cualquier momento desde finales de otoño a principios de primavera funcionará. La ventaja del otoño es que, una vez hecho, su suelo tiene meses para asegurar que cualquier materia orgánica se incorpora en el suelo estará disponible para la primavera.

Mejora del suelo arenoso

Los suelos arenosos son mejorados por la aplicación regular de materia orgánica (materia orgánica Conjunto de células animales y vegetales descompuestas total o parcialmente por la acción de microorganismos) descompuesta, que puede ser:

Estiércol de corral

Compost de jardín

Tierra  de hojas

Con el tiempo, los microorganismos en el suelo convierten la materia orgánica en humus (de la palabra latina humus, que significa tierra). Es el humus que permite a los organismos del suelo alimentarse y reproducirse. Podría ser visto como la “fuerza vital” del suelo. Una de las cosas que el humus hace en el suelo arenoso es cubrir las partículas, ayudando a unirlas, de modo que el suelo pueda retener tanto los nutrientes como la humedad para que las plantas lo usen.

Mulching.-

Mulching o acolchado

Otra manera de mejorar el suelo arenoso, es por el acolchado. Esto tiene mucho que ver con la mejora de la retención de agua, e implica la aplicación de material orgánico a la superficie del suelo alrededor de las plantas. Éste es generalmente estiércol bien descompuesto, compost, tierra de hojas o corteza. El mejor momento para aplicar mulch es a principios de primavera, mientras que el suelo sigue estando húmedo.

Mejora del suelo arcilloso

Al igual que el suelo arenoso, la arcilla se beneficia de la aplicación regular de materia orgánica  que eleva el nivel de humus. El humus ayuda a romperlo, creando más espacio para el aire y permitiendo que el exceso de agua se drene, lo que hace mejores condiciones para todos esos microorganismos esenciales.

Un método tradicional para romper los suelos de arcilla es dejarlos más o menos excavados, pero no demasiado profundamente, dejarlos en barbecho, durante el invierno con estiércol u otra materia orgánica en la superficie. Los gusanos luego tirar el estiércol en el suelo y las heladas rompe los terrones. Es particularmente importante no trabajar los suelos arcillosos en condiciones húmedas. Esto sólo compactará más el suelo y empeorará las cosas.

Tierra de hojas.-Abono organico

Adición de materia orgánica

Estamos hablando de cosas como compost de jardín, moho de hoja, corteza compostada, o estiércol de corral bien podrido. Todo esto mejora el suelo de dos maneras:

Al aumentar la fertilidad del suelo, tanto haciendo más nutrientes disponibles, y también haciendo los nutrientes existentes fácilmente disponibles para las raíces.

Mejorando la estructura del suelo. Todas esas partículas orgánicas fibrosas introducen pequeñas bolsas de aire, que ayudan a las raíces a penetrar, mejorar el drenaje y bloquear la humedad y los nutrientes.

Cómo agregar materia orgánica

Si estamos trabajando en una parterre de cualquier tamaño probablemente necesitaremos una carretilla y un viergo  o tenedor.

Se extienda una generosa capa de aproximadamente 6 a 10 cm de materia orgánica sobre el área que vamos a plantar.

Podemos necesitar más si el jardín es nuevo, o si su suelo es de arcilla pesada o muy arenosa. Es probable que necesite menos si el jardín está bien establecido o disponemos de un suelo franco y fértil.

Trabajar en la materia orgánica a una profundidad de por lo menos 15 cm y cavar a fondo con una azada o palin volteando la tierra.

Con el tiempo, se incorporará al suelo con la ayuda del clima, gusanos y microbios del suelo. Este proceso nunca se detiene y eventualmente agotará toda la materia orgánica, por lo que tendrá que añadir más en un año o dos.

Mejorar-el-suelo-del-jardín añadiendo turba-

La Turba, y algunas alternativas

La turba es en muchos sentidos la adición orgánica ideal para el suelo porque es naturalmente estéril, contiene agua sin excluir oxígeno y es fácilmente penetrada por raíces nuevas y delicadas. El gran problema con su uso en jardines, sin embargo, es la destrucción de las turberas naturales de la que se toma y su precio.

Para evitar esto, la investigación ha producido muchas alternativas:

La corteza compostada – un producto de desecho de la industria maderera, la corteza se compostó a altas temperaturas para descomponer las fibras, creando una textura relativamente fina y friable. Parece turba gruesa y da textura de compost, con un montón de espacios de aire.

Los desechos reciclados de los jardines – a veces conocidos como “compost verde”, se procesan para asegurar que es estéril y con una  textura uniforme,

Fibra de coco – Otro producto de desecho, esta vez de la industria del coco, el coco es bueno en la celebración de los bolsillos de aire y drena bien, mientras que favorece retención de humedad, mejora físicamente el suelo.

Preparando el compost en el montón.

Compost y medios de cultivo

La palabra “compost” puede ser muy confusa porque tiene dos significados:

Compost de jardín natural – un mejorador del suelo que usted hace en su propio montón de compost de materia orgánica en descomposición. Compostaje

Una mezcla equilibrada para el cultivo de plantas cultivadas en macetas y contenedores que  compra en bolsas en su centro de jardinería  local.

Para tratar de aclarar las cosas, a veces decimos “medios de cultivo” en los Centros de Jardinería  cuando estamos hablando del segundo significado, y cualquier otro sustituto del suelo. Así que los “medios de comunicación crecientes” necesitan tener:

Una textura en la que las raíces pueden crecer fácilmente.

La capacidad de mantener la humedad, pero no tanto que se conviertan en  tierra empapada..

Espacios de aire, para que las raíces obtengan suficiente oxígeno.

Un equilibrio adecuado de nutrientes para las plantas que crecen en ellos.

Fertilizante ecologico

Materiales que podemos  utilizar además del compost.- Otros materiales pueden ser agregados al compost dependiendo del tipo de plantas que estemos utilizando, y el suelo o el recipiente en el que las ponemos

La marga  proporciona estabilidad y actúa como un amortiguador frente a los efectos de la alimentación irregular y el riego. Los oligoelementos esenciales y la materia orgánica dentro de ella proporcionan una liberación lenta de nutrientes a la planta.

La cal se añade a ciertos compost, tanto como un nutriente y para elevar el pH al nivel adecuado para las plantas que desea crecer en ellos.

Los principales nutrientes – básicamente el tipo de productos químicos que se espera encontrar en una bolsa de fertilizantes, incluyendo nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). También puede haber nutrientes menores y elementos traza, como el magnesio (Mg).

Los fertilizantes de liberación lenta ayudan a alimentar las plantas durante un período más largo. Sin fertilizante de liberación lenta puede ser necesario usar una alimentación líquida de uno a dos intervalos semanales.

Agentes humectantes para retener el agua y hacerla remojar uniformemente. Son ideales para cestas colgantes y contenedores. Polímeros.

 

Abonados en  verde

Dejar el suelo desnudo a los elementos para cualquier longitud de tiempo puede ser una receta para el desastre. La estructura del suelo es algo delicado, y si es golpeada fuertemente por la lluvia incesante, cocida al sol y luego colonizada por malas hierbas difíciles de erradicar, no es de extrañar que se esfuerce por conseguir que cualquier cosa crezca en primavera.

Pero hay una manera fácil y económica de proteger su suelo durante largos períodos de tiempo, mejorando su estructura y alimentándola también. Los abonos verdes son plantas beneficiosas cultivadas como cultivos en terrenos baldíos. Son una mezcla cada vez mayor de diferentes especies de plantas que ayudan a mejorar la fertilidad, la estructura del suelo y reducir la pérdida de nutrientes a través de la lixiviación (nutrientes valiosos lavados de su suelo por las lluvias de invierno) porque son tan densamente sembrados que mantienen lo peor  Todos tienen un buen efecto sobre el suelo. Algunas de las plantas agregan biomasa (materia orgánica) mientras que otras toman nitrógeno del aire que es lanzado en el suelo cuando las plantas son cortadas y enterradas en el suelo.

Abonado en verde.-Habas-.-Vicia faba

Abono verde

Los encontraremos en varias variedades de abonado en  verde como paquetes de semilla, para dispersar y rastrillar en tan pronto como la tierra este vacía. Lo podemos  sembrar en primavera u otoño. Germinan en aproximadamente 8-12 semanas, cubriendo el suelo rápidamente con el verdor, así que las malas hierbas no consiguen impedir su presencia…

Cavar en el suelo en las semanas de otoño y principios de invierno, cuando las plantas de abono verde son frondosas y exuberantes: simplemente cortar el crecimiento superior y añadirlo al montón de compost. A continuación, más o menos cavar las raíces del abono verde en el suelo manualmente o con un motocultor. Dejemos que entre 2 y 4 semanas se descompongan  en el suelo y liberen el  nitrógeno para que sus plantas lo usen más adelante en la estación.

Abonos verdes para probar en su jardín

 

Alforfón o trigo sarraceno.- Fagopyrum esculentum

Una planta delicada y elegante que crece rápidamente, con hojas exuberantes y ricas en nitrógeno. Sufre las  heladas, por lo que sólo se utiliza entre abril y agosto.

Phacelia.- Phacelia tanacetifolia

Bastante en flor y adorada por las abejas, phacelia se cultiva como un abonado en verde del verano, aunque sus tallos helados actúan como una manta a través del invierno.

Pasto de centeno.- Secale cereale

Un útil todo terreno que se parece a la hierba tosca y se mantiene todo el invierno. De raíces profundas para que rompa los suelos frágiles.

Cizaña de invierno

Otra buena opción para proteger los suelos durante el invierno, este frijol absorbente absorbe el nitrógeno del aire para liberarlo al suelo.

Trébol

Elija su trébol para que coincida con su suelo: Trebol alsike  ( Trifolium hybridum ) combate los suelos ácidos y húmedos, mientras que el trébol carmesí ( Trifolium incarnatum ) es bueno para suelos ligeros.

Mostaza caliente.- Sinapis, vars.

Una cosecha pequeña y poderosa que, una vez aplastada y trabajada en el suelo, libera un gas que elimina plagas y enfermedades transmitidas por el suelo. Su crecimiento verde abundante también mantiene las malas hierbas a raya.

 

Habas.-Vicia faba.- Las Habas son de esos cultivos imprescindibles cuando llega el otoño debido a su facilidad y adaptación al tiempo atmosférico de la nueva temporada. Podemos optar, como es natural, por llevar hasta el final su desarrollo o  usarlo como abono verde.

Plantas-de-Vicia faba-.-Habas

Arena  como materia orgánica

Materia no orgánica en forma de arena puede ayudar a mejorar la estructura del suelo y el drenaje, especialmente si tenemos un suelo de arcilla pesada. Se reducirá la  ‘aglutinación’ en la arcilla y transformará  el suelo más fácil de trabajar. Si tenemos  un gran jardín, la adición de arena  puede ser una tarea bastante costosa.. A menudo, es más fácil y más eficaz para agregar arena , junto con el estiércol, alrededor de las raíces de las plantas individuales.

Fertilizante

Fertilizante aumenta la fertilidad de su suelo en el corto plazo. Es valioso durante la temporada de crecimiento de flores y verduras, pero no hace mucho por la estructura del suelo y la fertilidad a largo plazo. En muchos sentidos es una solución a corto plazo solamente. Si desea un beneficio sostenible a largo plazo, la adición de materia orgánica, como se describió anteriormente, es de lejos la mejor manera.

Suelo compactado.-Subsolar o descompactar

Tratamiento del suelo compactado

Todas las plantas necesitan el suelo que sus raíces pueden conseguir fácilmente para encontrar nutrientes y humedad. Idealmente, debemos tener una profundidad razonable de suelo bien drenado, húmedo-rico con una textura abierta agradable, desmenuzable. No todo el mundo tiene eso, por supuesto. Algunos suelos están mal drenados o compactados, tal vez con escombros a unas pocos centímetros por debajo de la superficie. Si el problema es suficientemente malo, no habrá una selección hábil de plantas que lo resuelva.

En estos casos no hay una alternativa real a la excavación de todos los escombros, su extracción  y reemplazarlo con un buen suelo. El suelo mal compactado (generalmente de arcilla) también puede tener que ser removido. La profundidad del buen suelo que necesitas dependerá de lo que estemos  cultivando en él. A pocos centímetros puede ser suficiente para la hierba, el césped, pero para los árboles y arbustos necesitarán más profundidad. Los suelos menos afectados pueden mejorarse añadiendo , arena y materia orgánica.

Otra forma de tratar con el suelo compactado, especialmente en el césped, es airearlo.

Textos y fotografías bajadas de Internet