Sevilla.-Parque de Maria Luisa.-Estanque de los Patos

EL PARQUE DE MARIA LUISA.-Las verdades del barquero

De un paquete de cartas  de Luis Montoto y Raütenstrauch

Érase un infeliz barquero que no tenía que comer, al cual le rogó cierto estudiante que lo pasara de balde de una a otra margen del río. Pareció conformarse el barquero, pero se arrepintió muy luego y propuso al sopista que si le decía tres verdades como puños, lo pasaría gratis, y si no, no.

Conviniéronlo así y dijo el aspirante a Licenciado:

1ª verdad: Pan duro, duro, más vale duro que no ninguno. Verdad es, dijo el barquero

2ª.  Verdad: Zapato malo, malo, más vale en el pie que no en la mano… También es verdad, tornó a decir el marinero.

3ª.  Verdad (cuando atracaba la barca): ¿Si a todos los pasas como a mí, dime, barquero, qué haces aquí?»

Esa sí que es la verdad y me servirá de lección.

Hasta aquí el cuento.

Sevilla.-Parque de Maria Luisa.Campsis radicans

Tengo para mí que eso equivale a quitarle a uno la careta, a ponerle las orejas coloradas, a decirle cuantas son cinco, a ponerlo de vuelta y media; es decir, que las tres verdades del barquero deben ser todo lo que se le pueda decir a uno, y mucho me engaño si no envuelve ese modismo una amenaza que compromete las muelas del que tales sentencias haya de oír.

Nuestras cuatro verdades

1ª verdad.- El Palacio de San Telmo

2ª verdad,.-La donación del Parque de María Luisa

3ª verdad.-El Parque de María Luisa

4ª verdad.-El Parque Jardín Histórico.-B.I.C.

Palacio de San Telmo

EL PALACIO DE SAN TELMO

Quizás nos interese conocer muchas de las vicisitudes  que ha soportado el páter de los jardines sevillanos desde su creación hasta su  cesión a la ciudad a nuestros días.

Su historia nos llega a través de plumas  insignes, de investigaciones detalladas que nos dan un enfoque multidisciplinar de cómo ha sido considerado el Parque en los distintos eventos históricos de la ciudad.

Para iniciar un hilo conductor de su historia, hemos de retrotraernos a la Sevilla de mediados del siglo XVIII, una  Sevilla impulsada por los próceres de la época ,  principalmente por el Asistente Arjona que inicia una etapa de implantación de jardines, con anterioridad  la Alameda de Hércules, el Campo de Marte, el Patín de las Damas etc.… eran más bien paseos arbolados que  los ciudadanos sobre todo en los días festivos llevaban a cabo sus encuentros sociales en forma de paseos y tertulias.

La creación del Salón de Cristina, el Paseo del Duque y sobre todo la creación de los jardines de las Delicias fueron punto de reunión y encuentro de la alta sociedad sevillana.

En estos jardines se organizaban actos sociales, eran jardines demandados por la clase social más elitista para disfrutar de sus paseos y  a modo de escaparate para lucir sus bellos trajes o sus engalanadas  caballerías  en  sus paseos en coche.

Jardines de San Telmo.-Phytolaca dioica.-Ombu

Sevilla contaba entonces unos 148.000 habitantes, la precaria situación de los trabajadores del campo y la baja producción agrícola hizo que muchos de ellos basaran su refugio en la ciudad al amparo de expectativas industrializadoras.

Ya en 1930 Sevilla cuando finalizó la Exposición contaba con 228.729 habitantes.

En aquellos años la tasa de mortandad era la más alta de España, la insalubridad de la ciudad determinante junto con el deficiente abastecimiento de agua, la mala pavimentación, el precario alcantarillado y la pésima calidad de  muchas de las viviendas edificadas.

La ciudad seguía siendo atractiva, a pesar del derribo de las murallas, la población continuaba viviendo en el casco tradicional no se habían producido grandes  ensanches, calles viejas estrechas y tortuosas; palacios y casas antiguas…..una ciudad muy hermosa, pero mortífera.

Un hito  importante en la historia del Parque de María Luisa fue la llegada a Sevilla de los Duques de Montpensier, el Antonio de Orleáns y ella María Luisa Fernanda de Borbón y Borbón, hermana de la Reina Isabel II, esto sucedía el 7 de mayo de 1848.

Toda la segunda mitad del siglo XIX ostenta el sello de su poderosa personalidad.

Expulsado de Francia por la Revolución de 1848 tuvo que instalarse en Sevilla por las suspicacias que levantaba en el Gobierno Español su presencia en Madrid.

Provisionalmente se instalaron en el Palacio Arzobispal, esperando que finalizaran las obras que se estaban llevando a cabo en el Alcázar. Allí nació su hija Isabel.

El duque sin embargo tenía intención de comprar un palacio, lo intentó en Granada sin éxito.

Jardines de San Telmo .-Clivias

Cuando decide quedarse en Sevilla compra el Palacio de San Telmo, en aquel entonces propiedad del Estado, habiendo sido anteriormente Universidad de Mareantes y en aquel momento  Instituto de Segunda Enseñanza, hoy sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Se realizaron muchas obras de restauración en el edificio y adquirieron fincas próximas al palacio, entre los terrenos adquiridos fueron los del convento de San Diego y una finca conocida como “La Isabela”, en ellas se inició la creación de los jardines de palacio,

En 1832 se proyectó en Sevilla un jardín de Aclimatación, del que se encargó igualmente Claudio Boutelou. Dicho jardín nunca llegó a funcionar, no pasando de la fase de proyecto, los terrenos fueron incorporados también al Palacio de San Telmo.

En San Telmo existía un invernadero que fue trasladado a los jardines de las Delicias.

En los restos del antiguo convento que utilizaron como dependencias de la servidumbre y para las caballerizas.

Una tropa de guardeses, jardineros, herradores, más el personal de servicio ocuparon las dependencias del antiguo Convento San Diego.

Jardines de San Telmo .-Hoy

 

El Duque se trae al jardinero André Lecolant que proyecto al “gusto del momento “el nuevo jardín, donde abundaba lo pintoresco, lo diverso, de un aspecto natural donde se instalaron restos  arqueológicos  e incluso había partes agrestes  (según Guichot y Sierra en El Cicerone de Sevilla. Monumentos y Bellas Artes. Tomo I).

Era Montpensier un gran aficionado a la botánica y junto con el paisajista francés de la época André  Lecolant  realizaron la construcción de los jardines del Palacio de San Telmo, diseñando así mismo los del Palacio de verano  que tenían los duques en Sanlúcar de Barrameda.

André Lecolant, era lo que hoy llamaríamos un ingeniero técnico agrícola.

Fue él que diseñó y cuidó de todo lo relativo a los Jardines del Palacio de San Telmo y, a la vez, dirigió todas las explotaciones agrícolas de los Duques.

Cualquier posible adquisición de fincas era informada previamente por el Sr. Lecolant, y, una vez adquirida, organizaba su explotación.

Los capataces encargados de cada finca le informaban a él periódicamente.

La elección de una persona con su perfil es la prueba clara del cambio de mentalidad que traen los Duques, ya que es la apuesta por una agricultura comercial con las nuevas tecnologías, sin olvidar el gusto refinado y señorial de poder disfrutar de unos jardines maravillosos.

Los sevillanos nunca entendieron de D. Antonio que vendiera las naranjas de los jardines y huertos o preguntara el  de los productos que el mismo compraba en las tiendas de la ciudad.-el naranjero o “ monsieur combien” fueron algunos de los apelativos con lo que los sevillanos lo bautizaron.

Los jardines del Palacio de San Telmo se proyectaron según el gusto de le época, cuando el jardín paisajista o jardín ingles estaba de moda, impregnado de escenas romancistas. “abundaba lo apaisado, lo pintoresco, el aspecto natural”; según nos  cuenta la historia, se instalaron restos arqueológicos.

Jardines de San Telmo

Un cronista del “Porvenir” periódico de la época nos describe que “ se encontraba a la vista una linda pajarera conteniendo variedad de aves de distintos colores, riscos por donde serpenteaba el agua, adornada con gusto y elegancia formando estalactitas de imitación……añadiendo su invernadero de flores exóticas , pistas de tenis, estanques, etc.…

Los jardines fueron abiertos al público en determinadas ocasiones, causando gran impacto entre los sevillanos.

Murió el Duque en 1890, la infanta fallecería solo siete años más tarde legando antes de su muerte parte de sus jardines.

En los planos históricos de Sevilla puede observarse la magnitud del jardín y las huertas que lo componían  que posteriormente fueron cedidas a la ciudad.

No solo tuvo importancia la presencia de los Duques en Sevilla para el Parque de María Luisa, sino que fueron mecenas  en muchos otros campos ayudando al desarrollo de la ciudad.

Parque de Maria Luisa.-Pabellon AAlfonso XII.-

DONACION DEL PARQUE A LA CIUDAD

En mayo de 1893 en un acto más de su mecenazgo la Infanta María Luisa Fernanda de Borbón y Borbón donaba a Sevilla parte de  los jardines de su Palacio de San Telmo.

La ciudad estaba colapsada en su crecimiento hacia el sur, el Ayuntamiento ya había solicitado abrir una vía de comunicación hacia el rio, la actual Avda. de María Luisa, la Infanta accedió encantada en donar los terrenos para “uso y disfrute de los sevillanos”.

La donación abarcaba desde San Diego a lo que es hoy la Avda. de María Luisa hasta el Paseo de Bellaflor;    Paseo de las Delicias limitando al sur con la Huerta de Mariana, hoy Plaza de América.

La parte de los jardines y huertas de los jardines de San Telmo donados a la ciudad estaban compuestos por elementos que todavía existen de aquella época anteriores a su reforma como parque  para la Exposición Iberoamericana, el monte “Gurugu”, con su mirador metálico, la isleta de los patos, con su templete romántico, el costurero de la reina, lamentando la desaparición de la gran estufa o invernadero trasladado desde los jardines de San Telmo al Jardín de las Delicias, y también existía  la Choza de los Carneros, construcción rustica   dentro de las huertas, desaparecida en una de las reformas.

Plano de Manuel Alvarez Benavides.-Terrenos Parque Mª Luisa

Los árboles centenarios en su mayoría conservados, después de las vicisitudes vividas durante los años de historia del Parque permanecen como hitos históricos del jardín de Palacio.

El 13 de  mayo de 1893 el Ayuntamiento de Sevilla solicito a la S.A. Infanta  María Luisa Fernanda de Borbón, segregar una parte de los Jardines de San Telmo para la expansión de la ciudad hacia el Sur.

En el mes de mayo del mismo año el Sr. Rodríguez de la Borbolla solicitaba autorización al Sr. Alcalde para negociar con la testamentaria del Duque de Montpensier la cesión de terrenos de las Huertas y jardines de San Telmo.

A  la muerte del Duque D. Antonio de Orleans la  en 1890 y tras múltiples solicitudes por parte del Ayuntamiento  la Infanta accede a la cesión de una parte de los jardines en 1893,mediante escritura pública del 19 de Junio.

El terreno cedido contaba con 207.365,58 m2 incluidas las vías públicas.

En una valoración realizada por el arquitecto D. Juan Talavera de la Vega se cifraba en un millón de pesetas el valor de la donación.

Palacio de San Telmo.-Los-duques-de-Montpensier Antonio-Felipe-de-Orleans-y-la-infanta-Luisa-Fernanda.

El Ayuntamiento se comprometía a cercar los jardines que quedaran agregados al Palacio de San Telmo y a retirar  del terreno todas las plantas, estatuas y otros efectos que fueran de su gusto y voluntad.

La Infanta escribía al Sr. Alcalde:

“ Mis labios no pueden expresar lo que siente mi corazón en estos momentos.

La emoción embarga mi voz y no encuentro palabras para manifestar mi agradecimiento por las sentidas frases que acaba de dirigirme el Alcalde en nombre del Ayuntamiento y de la Ciudad de Sevilla que tiene por armas NO 8 DO y que ostenta el Pendón de San Fernando.

Nunca podré olvidar las muestras de cariño que me fue dado en Sevilla .

Dichosa yo que he encontrado una ocasión para poder probar mi acendrado cariño a esta ciudad donde he residido tantos años y donde han nacido parte  de mis hijos  haciendo donación de parte de mis jardines para solaz y esparcimiento del pueblo de Sevilla para que se conserve así como un recuerdo mío.

A todos nos anima Sres., el mismo sentimiento.

Todos unidos deseamos el bien y prosperidad para nuestra hermosa y querida Sevilla.”

ESTUDIOS MEDICO-TOPOGRAFICOS DE LA CIUDAD DE SEVILLA

Ante la muerte prematura de 7 de sus nueve hijos de los Duques,  Philippe Hausser en sus Estudios médico-topográficos de la Ciudad de Sevilla las relacionaba en que las 25 ´05 hectáreas de jardines y huertas del Palacio de San Telmo eran por su situación y por las aguas utilizadas para su mantenimiento, un lugar altamente insalubre.

Las numerosas plantaciones, en su mayoría naranjos que conformaban las huertas del Palacio se regaban con aguas procedentes del Guadalquivir, que estaban cargadas  de materias orgánicas.

Por otro lado San Telmo estaba rodeado por elementos nocivos para la salud, del lado sur el rio, del noroeste la desembocadura del Arroyo Tagarete, del norte el Foso de la Fábrica de Tabacos y del poniente la huerta.

Todo ello convertía San Telmo en una de las zonas más insanas de la ciudad.

Para Hauser, haber nacido y vivido en este foco infeccioso era la única explicación posible de las repentinas muertes.

Hoy en día sabemos que a ello habría que añadirle el factor genético.

Paseo de las Delicias y Costurero de la Reina

EL COSTURERO DE LA REINA

En 1890 fallece el duque de Montpensier y en 1893 su esposa, Luisa Fernanda de Borbón, cede parte de los jardines del Palacio a la ciudad de Sevilla.

Tras esto, se aparta una pequeña extensión al Norte que continuará siendo jardín privado del palacio de San Telmo, y  la mayor parte de las huertas y los jardines pasarían a convertirse en el Parque de María Luisa y una pequeña extensión de jardín circundante se cercarían.

El Palacio fue cedido a la Iglesia como Seminario y los terrenos que como parte de los jardines llegaban de  lo que hoy es la Avda. de María Luisa hasta el Monte Gurugú.

Es un hecho histórico que en 1878 la hija del Duque de Montpensier, María de las Mercedes de Orleans, contrae matrimonio con el Rey Alfonso XII, convirtiéndose en reina consorte de España.

Costuirero de la Reina

Sin embargo, entra dentro de sus leyendas que la reina María de las Mercedes, debido a su delicada salud, pasaba largos ratos en los aposentos del castillete tomando el sol mientras cosía con sus damas y también que, en esos ratos, recibía visitas de Alfonso XII, que acudía a caballo desde el Alcázar de Sevilla tras atender sus asuntos de Estado.

Esto, sin embargo, resultaría imposible, porque el edificio fue construido en 1893 y la reina falleció en 1878.

Desde 1893 hasta 1911 que se iniciaron los proyectos de reforma, el jardín cedido había sufrido un serio abandono.

En 1906 el ingeniero municipal remite al  Alcalde esta información:

“En los parques y jardines de la ciudad hay un cartel donde se puede leer que estos jardines están bajo la custodia del público.

Esta llamada a la cultura del pueblo está copiada de otras capitales donde existe una educación cívica, pero aunque nos duela confesarlo, en Sevilla, esto no tiene aplicación, el público lo interpreta en sentido completamente contrario, alegando que los que es de Sevilla es de los sevillanos “.

Propongo respetuosamente a Vd. que en vez de este cartel, se prohíba terminantemente cortar flores, entra en las praderas y parterres, subirse a los árboles y coger flores y frutos, ensuciar las aguas, molestar a los animales, todo bajo la pena que Vd. designe., recordar que en las plazas públicas están prohibidos los juegos molestos como la billarda, los bolos, las ruletas, las  “cartitas” etc….

Quizás nos interese conocer muchas de las vicisitudes  que ha soportado el páter de los jardines sevillanos desde su cesión a la ciudad hasta nuestros días.

Jardines del Palacio de San Telmo.Restauracion

JARDINES DENTRO DEL JARDÍN

Lo que ha llegado hasta nosotros del primitivo jardín de los Montpensier es un descuidado conjunto de árboles, algunos de ellos enfermos, que se alinean contra los muros del cerramiento, acotando en su interior un enorme espacio desertizado.

Solo algunos viejos olmos que conformaban los caminos que partían del Palacio, junto a pocas palmeras, almeces y zapotes son los únicos supervivientes del primitivo recinto.

Nuestra propuesta, redactada con la colaboración de la paisajista Teresa Galí, atiende con sensibilidad a todas estas consideraciones y propone un nuevo jardín que acepta, asume y hace suya toda la historia precedente.

Sobre el cerramiento del jardín al Paseo de las Delicias, aprovechando la ausencia de arbolado, se han ubicado los espacios necesarios de control, acceso y maquinarias, así como un reducido aparcamiento subterráneo, que el jardín cubrirá en su superficie hasta hacerlo desaparecer.

Una pérgola de gran magnitud, cubierta de buganvillas rojas cubrirá todo el conjunto, construyendo  la nueva puerta de acceso al Palacio desde los jardines.

Jardines de San Telmo.-Restaurados.-

La presencia del gran vacío central nos sugiere la idea de concebir la intervención como jardines dentro de un mismo jardín.

El conjunto de operaciones se estructura proponiendo distintos recintos, lugares de estancia, organizados desde un elemento arquitectónico central formado por las albercas y estos recintos, ligeramente rehundidos que evocan la tradición hispano-musulmana.

Estos patios son la antesala de los distintos jardines que aparecen en el jardín. Los árboles existentes van a determinar el trazado, la geometría y la implantación de los parterres de vegetación arbustiva. La proyección del diámetro de sus copas sobre el terreno dibujará un sistema de curvas y contra curvas que caracterizarán la geometría de los nuevos parterres.

Otros elementos del jardín: luces, bancos, etc. se subordinarán a esta ondulante geometría.

Grandes masas de vegetación, arbustos, hierbas, etc. se entrelazan creando un ambiente de jardín paradisiaco, semi asilvestrado, donde frutos, flores, colores, olores y texturas asumen el mayor protagonismo.

Los nuevos jardines de San Telmo asumen y recuperan en un solo lugar toda la historia que en ellos ha transcurrido, iniciando así su camino hacia el siglo XXI. .-Guillermo Vázquez Consuegra.

 

SEVILLA Y LA EXPOSICION

En Sevilla nace la idea por aquel entonces de celebrar una Exposición Hispanoamericana, aplazada en varias ocasiones en un proceso largo y lleno de vicisitudes en la que se trataba al mismo tiempo, una vez derribadas las murallas de potenciar  el ensanche de la ciudad por el Sur.

El Ayuntamiento puso a disposición de la Exposición los terrenos donados por la Infanta, junto con la Huerta de Mariana, Las Delicias y el Naranjal. La expansión de la ciudad ya estaba abocada en esta dirección, pero no fue fácil tomar un acuerdo definitivo había otras ofertas, el Marqués de Nervión ofrecía el Cortijo del Maestro Escuela en su barrio….

En la primera opción existía el temor de que se deterioraran los jardines, que desde su donación habían pasado por épocas de abandono, sin embargo un acuerdo con los herederos de la Infanta María Luisa y cedidos ya  por la Mitra  otra parte de los jardines de San Telmo que compro después  el Ayuntamiento  hizo que la balanza se decantara por su emplazamiento en el sector Sur de la ciudad, desde los jardines donados hasta Heliópolis, incorporando los terrenos del Prado de San Sebastián donde se celebraba la “Feria de Abril” y los jardines de las Delicias ya existentes.

La extensión total era de 200 Ha. los limites fueron desplazados en muchas ocasiones a lo largo del proyecto, pero siempre el Parque estuvo dentro de los terrenos que la conformaron.

Los terrenos que configuraban entonces el Parque unas 14 Ha. tenían que ser reformados y adaptados para la exposición; hacerlos compatibles como espacio verde urbano y dar uso al certamen.

Ya había sido nombrado Aníbal González y Álvarez-Osorio como director arquitectónico de la Exposición pero faltaba un especialista, alguien de probada experiencia en temas de jardinería y proyectos de esta índole.

El Comité gestionó entonces la venida de Jean Claude Nicolás Forestier, ingeniero francés “des Eaux et Forets” autor de infinidad de proyectos en todo el mundo y entonces Conservador en parte de los Paseos y Parques de Paris, llamado también para la transformación de la Montaña de Montjuic en Barcelona donde se iba a celebrar la Exposición Internacional del 1929 .

El Comité de la Exposición el 26 de enero de 1911 acuerda solicitarle un anteproyecto  que incluyera el Parque, la Huerta Mariana y Las Delicias.

A muchos chocó la elección de un francés en pleno regionalismo, sin embargo J.C.N.Forestier supo en todo momento adaptarse  y adaptar los trabajos al clima y características de los lugares donde se emplazaba

El Parque era pieza fundamental y la primera obra que se puso en marcha para la exposición, hasta entonces Hispanoamericana.

A la problemática de transformar un antiguo jardín palatino en un gran parque público, se juntaba la de tratarse de un lugar impuesto para la futura Exposición.

Sobre una superficie de 135.829 m² J.C.N. Forestier establece un perímetro hexagonal del todo regular, en su interior respeta el estanque de los Patos y su isleta central sustentadora del Pabellón de Alfonso XII, pequeño templete neo-mudéjar, zona romántica, historicista y pintoresca que formaba parte de los  jardines de San Telmo, respeta asimismo una avenida transversal que iba desde el Prado de San Sebastián, donde se celebraba la Feria de Abril al paseo de las Delicias en la orilla del río Guadalquivir.

Aprovecha los puntos de agua existentes y crea una estructura polarizada por el estanque de los Patos como foco centralizador del Parque.

Perspectipa del Plano de Jean Nicolas Forestier para el Parque de Maria Luisa

Crea un eje longitudinal Norte-Sur bordeado por dos grandes avenidas, situando en cada uno de los extremos de eje  dos conjuntos artísticos de clara inspiración islámica, el estanque de los Lotos, replica del Patio del Ciprés de la Sultana en el Generalife de Granada, rectangular, tipo acequia, rodeado de una atractiva pérgola con bancos de ladrillo tallado, y la Fuente de los Leones reflejo de su homónima de la Alhambra, octogonal , de ritmo zigzagueante en surtidor, respaldada por una rosaleda.

Ambos poseen remates absidiales, el primero arquitectónico alberga en la actualidad el monumento a la Infanta María Luisa, el segundo a cargo del montículo artificial  existente del Monte Gurugu, rematado con su magnífico y espectacular banco de cerámica.

En este eje longitudinal nos encontramos  con  la fuente de cerámica más importante del Parque, la Fuente de las Ranas y un estanque en forma de T con surtidores, bordeado de arrayanes. El resto del Parque lo configura en glorietas, alineaciones de árboles, arbustos de floración primaveral principalmente, naranjos, grandes eucaliptos, almeces, olmos, bosques de palmeras etc.…

A cada lado de este eje establece dos avenidas la de los Plátanos, Avda. Hernán Cortes y la de las Acacias negras, ahora  sóforas, Avda. de Pizarro que rematan en semicírculo en torno al Monte Gurugu. El Parque se ensancha hasta  sus límites por  la Avda. o paseo de las Delicias junto al río y la Avda. Isabel la Católica frente a la Plaza de España.

Tanto en el enclave de Los Lotos, como en el de  los Leones utiliza las pérgolas, como ornato clásico que el valora en el Parque recubriéndolas de rosales y enredaderas aromáticas y  de flor.

Para J.C.N. Forestier, el jardín es una obra de arte auxiliada por la técnica .

En la memoria descriptiva de su proyecto acompañada de los planos del Parque nos habla de la intención de crear “un conjunto preciso, claro y simple…” de la intención de plantar una rosaleda aprovechando el fondo de la masa vegetal que proporcionan los árboles existentes en la zona.

Destaca la importancia del agua en el jardín que le proporcionan los nuevos estanques y  fuentes proyectadas, el estanque de los Lotos, la isleta de los patos y la fuente de los Leones, verdadero eje principal del diseño del Parque.

Varias avenidas transversales cruzan el parque en sentido norte-sur limitando los parterres arbolados en los que con paseos  intrincados y curvados nos llevan a las distintas glorietas establecidas con posterioridad al diseño de J.C.N.Forestier.

Parque de Maria Luisa.-Platanus x hispanica a respetar

Cuida los grupos de árboles existentes incorporando especies propias del país, introduce arbustos ornamentales hasta entonces desconocidos, plantas vivaces de África y Europa, variedades de enredaderas, jazmines, rosales de pitiminí entre otras.

Las avenidas estaban flanqueadas por árboles propios de nuestra región, acacias negras, ailantos, moreras de papel , plátanos, olmos y fresnos, a las que añade sóforas, plátanos, acers, tuliperos de Virginia etc.…, la variedad resulta espectacular, busca con ello dar sombra a las avenidas y sensación de frescor paradisíaco sobre la tórrida tierra del lugar en un corto espacio de tiempo.

Una esmerada selección de plantas para cada situación para cada lugar, exigiendo variedades puras a fin de no mezclar colores, plantando arbustos en agrupaciones y dando gran importancia a los lotos y los nenúfares que ha de poblar los estanques proyectados.

Entusiasta y emprendedor J.C.N.Forestier resalta el carácter que ha de tener el Parque con la inclusión de elementos arquitectónicos de composición, introdujo la cerámica sevillana en  multitud  de revestimientos, en bancos y estanques como elementos decorativos, entre los que destaca la “Fuente de las Ranas” auténticamente trianera realizada por Manuel García Montalbán la original, después  restaurada en 1970.

Parque de Maria Luisa.-Fuente de los Leones

Las esculturas de la Fuente de los Leones fueron encargados a Manuel Delgado Brackembury, sustituidos los originales deteriorados por otros del escultor Juan Abascal Fuentes en 1958.

La trepidante coloración de  los azulejos se distribuía en todo el parque, ya sea como elementos escultóricos en jarrones, figuras o  macetones de cerámica, así como  en la composición de glorietas como en la Glorieta de la Concha, en la que un conjunto de azulejería, blanca, azul y cobriza con fuente de cerámica en el centro, donde incluye unas  esculturas italianas seriadas representando las cuatro estaciones del año.

En la ejecución de las obras de restauración del parque J.C.N. Forestier se trajo como ayudante a Mr.Naulet y Mr. Chevalier quienes recibían las instrucciones del ingeniero en sus visitas esporádicas a la obra, el ritmo de las obras impacientaron más de una vez al ingeniero, poco a poco el Parque iba adquiriendo una fisonomía muy digna.

Uno de sus colaboradores Mr. Chevalier dimitió de su cargo debido a las quejas y reproches de J.C.N Forestier por la lentitud en los trabajos ,de Mr.Naulet no nos habla la historia.

Dimitido Chevalier J.C.N.Forestier propone entonces a Manuel Píos, jardinero jefe del jardín botánico de Madrid como jardinero segundo para el Parque de María Luisa y para sustituir a Mr. Chevalier sugiere a Manuel Romero como encargado de los trabajos del Parque, quien junto a la actividad de Emilio López, capataz del Parque, así como la del ingeniero municipal Francisco Doblado asistido por el señor Márquez hicieron posible que se convirtiera en realidad el proyecto.

Sevilla.-Parque de Maria Luisa.Plaza de España

La ciudad se había transformado durante estos 15 años,  a la par que las obras de la Exposición, en el Parque de María Luisa, con la construcción de la Plaza de España, los edificios emblemáticos de la Plaza de América a los que siguieron en la ciudad el Hotel Alfonso XIII, el casino de la Exposición y el teatro Lope de Vega, junto a las reformas realizadas  con derribos para ensanchar calles y plazas, Mateos Gago, Santa Catalina, Reyes Católicos, Marqués de Paradas, Paseo de la Palmera etc.…se construyen nuevos mercados ,se realizan renovaciones de alcantarillado y mejoras en los servicios de agua, y se crean nuevos barrios en la ciudad , Heliópolis, Ciudad Jardín etc.…

Inauguración de la Exposición Iberoamericana del 1929

Así el 9 de mayo de 1929 en la Plaza España, los Reyes de España, Primo de Ribera y los miembros de su gabinete, junto con embajadores, diplomáticos y políticos, medios de comunicación nacionales y extranjeros y el pueblo de Sevilla se congregaron para inaugurar la Exposición Iberoamericana.

Sevilla bajo el  impulso de la Exposición, vivió días de apoteosis, días de fiesta, con una actividad cultural intensa.

El Parque y los pabellones iluminados durante el certamen se convirtieron en un mundo de ensueño y fantasía para todos los que lo visitaban

La Exposición Iberoamericana se clausura el 29 de junio de 1930, al clausurarse el certamen, la sociedad española vivía  un clima de tensión y violencia, el 14 de abril se proclamó la II República y en el 1936 se inicia la Guerra Civil, la herencia de la exposición había dejado sometida a la ciudad en una gravísima crisis política, económica y social.

El Parque de María Luisa y toda la obra de Aníbal González que constituían junto con otros pabellones de los países que habían concurrido al certamen la herencia más importante de la Exposición, tuvieron que sobrevivir al abandono a que se vieron sometidos durante los años que siguieron a la Guerra Civil.

Parque de Maria Luisa.-Estado del Monte Gurugú en el 1956

Durante los años  1930 hasta el 1954 el Parque de María Luisa había sufrido otro largo periodo de abandono, el final de la Exposición Iberoamericana, los desórdenes políticos que desembocaron en la Guerra Civil, los desórdenes sociales de aquellos momentos no eran los más propicios para invertir en la conservación y mantenimiento de los jardines.

Junto al ingeniero de montes D. Juan Villagrán, un grupo de jardineros mayores de aquella época, los Hnos. Romero, Manuel y Agustín, el Sr. Garrido, D. Benedicto Luque Oliva el último jardinero mayor de Sevilla nos relataron las penurias que tuvieron que pasar para mantener la vegetación del Parque.

Parque de Maria Luisa.-Recuperacion de zonas ocupadas por bares.

Los trabajadores con sueldos de hambre, muchos de ellos habían participado en las plantaciones realizadas en la época de Forestier, veían el Parque como algo suyo que no podía perderse y a pesar de las enormes vicisitudes que tuvieron que soportar, entregaron a sus sucesores un Parque que a pesar de sus muchos años de abandono, las riadas sufridas y los actos vandálicos, mantenía el encanto que tienen los jardines abandonados y bien diseñados

GUARDAS EN EL PARQUE

El interés por el recinto se reactiva apenas un año después de la nevada del 1954.

Fernando Ibarrola crea un cuerpo de Guardas jurados para la vigilancia de los jardines de la ciudad  el cuerpo lo formaban  Dos sobreguardas y sesenta guardas jurados, junto con peones conservadores que también ejercían labores de vigilancia, todos bajo el mando de un Inspector de Jardines, Fernando Real Balbuena que además controlaba el funcionamiento de las bibliotecas, los vendedores ambulantes y la alimentación de las palomas y aves del parque.

Con las dificultades presupuestarias de los setenta y la consiguiente reducción de la señalización, iluminación y del personal de conservación y limpieza, vuelve la decadencia, favorecida por un incontrolado uso público del Parque.-como proyección del recinto ferial y foro de espectáculos masivos.-la circulación de vehículos de motor y los efectos de las palomas.

En 1978, escritores y entidades locales firman  el Manifiesto del Parque.

Parque de Maria Luisa.-Colocacion de macetas de ceramica

Para su conservación y mantenimiento, proponen, por ejemplo la restitución de la cerámica deteriorada o perdida, el desmantelamiento del zoo, que nunca debió ser instalado, la instalación de juegos populares, la celebración de conciertos de la Banda…. …y curiosamente integrar el Parque en el área de la Feria de Muestras, entonces celebrándose en los Jardines de San Telmo.

La única efectividad fueron las notas de Prensa, de lo demás poco o nada se hizo.

El manifiesto tenía más de protagonismo  político que  de afán de servir a la Ciudad.

La declaración del Parque como jardín Artístico en 1980 abre una nueva etapa en la que el vandalismo sigue siendo la deuda pendiente.

Parque de Maria Luisa.-Actos de vandalismo.-Glorieta de Jose Maria Izquierdo

El cuerpo de guardas jurados del Parque a desaparecido con una idea de centralizar todas las fuerzas que actuaban en la vía pública, el Ayuntamiento los adscribe a la Policía Local, sus funciones pasan a ser otras relacionadas con las infracciones a las Ordenanzas Municipales, principalmente en lo que se refieren al Trafico desatendiendo totalmente sus atenciones a los   jardines y a las Ordenanzas de uso de los parques y Jardines de la ciudad que era a lo que estaban dedicados.

RESTAURACIONES IMPORTANTES DESDE EL  AÑO 1956

En el año  1956 iniciaron trabajos de ordenación paisajística de las plantaciones que durante años habían crecido descontroladas ,los grandes eucaliptos se habían apoderado de las zonas boscosas, las hiedras trepando sobre los arboles ahogando sus crecimientos.

Estos se habían reproducido por rebrotes de raíz, especialmente los Ailanthus altissima.-Árbol del Cielo y las moreras de papel.-Broussonetia papyrifera, además de los que habían nacido de las propias semillas.

Se iniciaron las obras por la Glorieta de los Hnos. Machado, liberando las Araucarias bidwilli que rodean el monumento se siguió hacia la Glorieta Jardines de España.-

La Glorieta de los Toreros con la aparición de un Tetraclynis articulata.-Aarar y varios Cercis siliquastrum-Arbol del amor y unos Taxodium distichum que ahilados buscaban el sol para poder desarrollarse, se eliminaron varios Eucaliptus camaldulensis que habían colonizado la zona.

Posteriormente esta se acondicionaba con nuevas plantaciones.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta de los Hermanos Machado

Los trabajos de restauración continuaron en las Praderas Nuevas, antiguo naranjal, donde hoy se encuentra la Glorieta dedicada a Rafael de León  y la Glorieta a Concha Piquer hasta la Glorieta Luca de Tena.

Una vez realizada la selección de especies a respetar y eliminados todos aquellos árboles que  presentaban peligro para los visitantes del jardín se acondiciono, plantando los Taxodium distichum.-Ciprés calvo, las Jacarandas mimosaefolia.-Jacarandas, los Ficus macrophylla y F. rubiginosa y la Lagunaria pattersonii.-Pica –pica  todos en ejemplares de un gran tamaño dentro de las posibilidades mecánicas de trasplante de aquellos momentos y que hoy subsisten en el Parque.

Se derribó la Choza de los Carneros o Casa de Vacas ,construcción rustica en estado ruinoso que se había utilizado como vaquería en tiempos de los Montpensier.

Parque de Maria Luisa.-Caida de arbol sobre las Pergolas del Estanque de los Lotos.–Lora-Bernal y Marquez Simal

Se busca en los Almacenes municipales la Fuente que  preside la Glorieta de Rafael de León que se pavimenta con losas de Tarifa procedentes del Cementerio Municipal, no había dinero y en estos jardines no había intervenido Forestier, así se creó la Glorieta.( La Glorieta nunca había existido, anteriormente había sido un naranjal)

Otra Glorieta, está de juegos infantiles, se ubicó en la zona, el parque había carecido de estos elementos hasta que se diseñó el primero en el antiguo Macetero del Parque, cerca de la Glorieta de Luis Montoto. El uso del Parque y la carencia de otros espacios exigían este tipo de instalaciones.

También se instalaron en La Glorieta Azul.

La conocida hoy como Glorieta a Concha Piquer fue resultado de la recuperación de unas fuentes de granito diseñadas e instaladas en la Plaza Duque de Veragua ,en una restauración de la plaza fueron recuperadas y reinstaladas en el Parque configurando lo que hoy es la Glorieta.

Parque de Maria Luisa.-Restauración de las Pérgolas del Jardin de los Leones

Hace muy poco tiempo se ha instalado en esta zona un memorial a la violencia de género, unos cipreses y una placa nos lo recuerdan.

No creo que el Parque sea un lugar apropiado para albergar estas conmemoraciones, en la ciudad existen ya muchos parques y jardines donde poder significar con esculturas o monumentos actos o personajes que la ciudad deba homenajear.

En el eje transversal de esta zona, a la altura de la Fuente de los Leones, el eje terminaba con la Glorieta de Ofelia Nieto por un lado y por el otro ya fuera del Parque con el edificio del Grupo Escolar España y la Glorieta de Covadonga, en la entrada por la glorieta se instaló  y conformo la hoy denominada Glorieta a Dante Alighieri con las columnas del antiguo Monumento a la Infanta en la Avda., de Rodríguez Caso y el busto obra de Juan Abascal Fuentes fue realizada por encargo de la Asociación Cultural Dante Alighieri en el año 1969 como conmemoración del VII centenario del nacimiento del poeta italiano, donada a la ciudad de Sevilla con la intención de que fuera ubicada en la Universidad de la ciudad frente a la puerta de la Facultad de Filosofía y Letras.

Parque de Maíia Luisa.-Estanque del Jardín de los Leones con plantas de flor y macetas

El monumento consta del busto del poeta, obra de Juan Abascal Fuentes, sobre un pedestal de piedra blanca a base de placas, formado por cuerpos, uno como sillares y otro con cuatro pilastras achaflanadas con decoración tallada.

En el plazo de un par de años fue retirado de su supuesta ubicación definitiva por motivos estéticos al esperarse la llegada de unos personajes importantes a la ciudad.

Tras algún que otro trámite administrativo entre organismos, el Ayuntamiento accedió a recolocarlo en el Parque de María Luisa, con una pequeña modificación en el pedestal.

Todas estas reformas acompañadas de las plantaciones correspondientes y la creación de sendas y paseos para poder disfrutarlas, donde no faltaban los bancos y las fuentes.

Los medios eran escasos y como decía un político que en aquellos tiempos le habían encargado los parques y jardines de la ciudad “ suplan con celo ,la falta de material”.

En nuestra juventud veíamos los acontecimientos de otra forma y nos sublevábamos a lagunas de las decisiones que se tomaban, él apostaba “ Elías  de redentor hubo uno y lo crucificaron “ u otro que recuerdo nos decía “ no os preocupéis que en el Ayuntamiento es el sitio donde mejor vais a aprender latín “.

Parque de Maria Luisa .-.-Glorieta Luca de Tena.-Antiguo lugar que ocupaba un macetero entro del Parque

EL MACETERO DEL PARQUE

Detrás de la Glorieta a Torcuato Luca de Tena inaugurada en el 1954 existía lo que se conocía como macetero de la Parque, un pequeño invernadero y el cultivo de plantas en maceta que se utilizaban para las plantaciones en el Parque y principalmente para los exornas en actos oficiales del propio Ayuntamiento.

Se propuso la desaparición del macetero para la ubicación de la Glorieta de Luis Montoto y su área de juegos infantiles.

Se trasladó el invernadero al Vivero de los Remedios..

Como testimonio de la existencia de este macetero en los bosques aledaños están presentes los Phoenix reclinata.-Palmera del Senegal y las latanias.-Latania chinensis que se utilizaban para exornos y al perder su valor ornamental se plantaban en los bosques circundantes las obras se realizaron en el año 1958,y se describen en el apartado de las Glorietas.

Es curiosa la existencia de un castaño de las Indias Aesculus hippocastanum traído desde Madrid por el capataz del Parque, vive a la sombra de otros árboles, destacando también la existencia de una araucaria deformada en su porte por haber estado invadida de hiedra durante muchos años.

La plantación del Ficus macrophylla es del 1958.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta a Luis Montoto.Escultura de Emilio Garcia Ortiz.-Lugar que ocupaba el macetero.

En los jardines anteriores a la glorieta de Luis Montoto se instaló la primera área de juegos infantiles para recreo de la grey infantil que acudía al parque.

Se instalaron elementos de juego, una fuente de beber y se acondiciono el pabellón de  servicios  que era atendido por una señora , como otros existentes en el Parque, se denominaban, las encargadas de evacuatorios.

El espacio ocupado por el macetero se convirtió en un jardín más para disfrute de los paseantes dentro del Parque de María Luisa.

Parque de Maria Luisa.-Recuperacion de la zona del hoyo,donde se depositaban las hojas y detritus del parque por falta de medios.

ZONA DEL HOYO Y BAR LA RAZA

En el extremo Norte del parque junto al Quiosco de Información de la Exposición Iberoamericana, hoy bar restaurante bar la Raza ,era un lugar donde se depositaban todos los restos vegetales que no se podían enterrar en el propio Parque, era costumbre por falta de medios que las hojas que se barrían se enterraran en el propio Parque para no producir problemas de recogida y transporte que se carecían.

El bar restaurante se había introducido en el Parque con una construcción estilo caseta de Feria que utilizaba como restaurante, una puerta trasera lo comunicaba.

Se ordenó el levantamiento de la instalación y se recuperó acto seguido el espacio como jardín eliminando el vacié de detritus orgánicos y realizando las plantaciones correspondientes.

Destaca en este sector una pequeña palmera con más de cincuenta años.-Sabal minor, junto a naranjos y limoneros que ya existían y donde se plantó un Ficus macrophylla.-Ficus.

El jardín recuperado paso a engrosar los espacios que se ponían a disposición del ciudadano y que anteriormente estaban ocupados por instalaciones o servicios .

La zona recuperada como jardin iba desde la Glorieta Ofelia Nieto a la Plaza de America.Con las riadas desaparecio la Avenida Magallanes

REFORMAS EN EL SECTOR BAR BILINDO

Nadie recuerda que en el año 1961, la riada llegó hasta el mismo corazón de la ciudad, dejando a su paso un rastro de tragedia, de desolación, de destrucción, de ruina, que, además, puso de manifiesto la precariedad de la vida de aquellos sevillanos que estrenaban los años sesenta, algunos de los cuales sobrevivían en un cinturón de infraviviendas y viviendas precarias que no sólo no fueron erradicadas sino que fueron en franco incremento después de la Guerra Civil.

El Parque sufrió también los efectos de la trágica riada.

Donde estaba ubicado el Mini golf de Pepín, junto al Bar Bilindo hasta la salida del Parque por la Glorieta de Buenos Aires, ahora Simón Bolívar, existía la Avda., de Magallanes, con motivo de la riada todos los lodos que aporto la misma fueron depositados en este sector lo que produjo una alteración de su diseño, principalmente en lo que se refiere al trazado de paseos, desapareció la Avda. todo el sector se convirtió en jardín.

Parque de Maria Luisa.-Plaza America.-Riada del 1961 que causo daños a todo el Parque

Se plantaron nuevas especies de árboles, se respetaron las existentes y toda la superficie se convirtió en una amplia pradera de césped donde destacan  junto a los Eucaliptos, las magnolias últimamente plantadas y la existencia de unos tilos.-Tilia vulgaris los únicos que viven en el Parque bajo la sombra de los monumentales Platanus x hibrida.

CUATRO ENCLAVES FUNDAMENTALES

Tal como antes se ha diferenciado en el proyecto de J.C.N. Forestier existen cuatro zonas claves en el Parque que configuran el eje principal de su actuación, el Estanque de los Lotos, la Isleta de los Patos, el Jardín de los Leones, obras de J.C.N. Forestier y posteriormente la Plaza de América obra del arquitecto Aníbal González.

Parque de Maria Luisa .-Estanque de los Lotos

EL ESTANQUE DE LOS LOTOS

En un recorrido peatonal por el Parque, salvando las glorietas que nos encontraremos al paso entre sus serpenteantes caminos, nos encontraremos en su parte norte con el Estanque de los Lotos dispuesto en forma transversal al eje del Parque, ha soportado varias reformas y restauraciones, desde la reposición total de las pérgolas, a la ampliación de las mismas, desde la restauración de los pavimentos a su renovación total  desde la supresión de un parterre a la construcción de un estanque de poca profundidad con azulejos de  fondo frontal al monumento a la Infanta.

Se han respetado los materiales que en ocasiones han tenido que ser realizados ex profeso.

El estanque original de forma rectangular fue restaurado totalmente construyéndole una nueva taza, está rodeado de una pérgola con pavimentación de ladrillo y olambrillas, en la última reforma unificadas con tonos azules y blancos.

Una majestuosa fuente de mármol con alto surtidor señala dentro de una isleta central el centro del eje longitudinal, rodeado de vegetación arbórea. . Cierra el eje de esta composición una glorieta semicircular con pérgola incorporada realizada con los mismos materiales y acompañada por dos bancos de ladrillo tallado.

En el eje de esta glorieta se encuentra el monumento a la Infanta María Luisa en bronce de Enrique Pérez  Comendador.

Parque de Maria Luisa.-Monumento en bronce a la Infanta Maria Luisa de Perez Comendador

Todas las pérgolas están recubiertas con plantas trepadoras de varias especies, tanto de flor, como de sombra.

Dentro del estanque afloran las verdes hojas de las plantas acuáticas que le dan nombre, los lotos.( Ahora con cyperus)

Una fuente semicircular a la altura del pavimento y adosada al estanque principal le suministra el agua.

Merece destacar en la vegetación que compone el conjunto del Estanque de los Lotos, un magnifico ejemplar del Plátano- Plátanos x hibrida-, varias laureolas – Cocculus laurifolius- y un magnifico almez – Celtis australis- en la isleta central, acompañados de unas esbeltas palmeras de Canarias- Phoenix canariensis,Hoy desaparecidas por el ataque del picudo rojo. Tambien aparece una Firmiana simplex.-Parasol de China.

Parque de Maria Luisa.-Estanque de los Patos

EL ESTANQUE DE LOS PATOS

Otro de los enclaves básicos nos lo encontramos siguiendo este eje principal, en la Isleta de los Patos, bautizada después como isleta de los Pájaros por un intento de instalar pajareras en su interior. La isleta existía ya en lo que fueron los jardines de San Telmo y formó parte de los terrenos donados por la Infanta.

El estanque rodeado de piedras de albero, muy propio de los jardines de la época, era utilizado para regar a pie los cuadros próximos  de árboles y arbustos, que por gravedad se comunicaban a un amplio sector del parque.

En su interior de trazado irregular se encuentra el Pabellón Alfonso XII de estilo neo mudéjar y que según cuenta la leyenda iniciaron su noviazgo Alfonso XII y María de las Mercedes, sin duda el rincón más romántico del parque.

Parque de Maria Luisa.-Isleta de los Patos.-Pabellon Alfonso XII

El estanque que rodea  la isleta ha estado siempre rodeado de patos de muchas variedades que la gente alimenta con los altramuces que adquieren en los puestos de chucherías que existen en sus alrededores.

En los últimos años se ha poblado el espacio de palomas blancas que posadas en los árboles ofrecen un curioso aspecto.

Unos oxigenadores borboteando sobre el agua mantienen su calidad ambiental para la vida de los peces que alberga el estanque…( Han desaparecido los peces de colores)

La isleta interior ha sido recientemente plantada de plantas subtropicales de sombra y otras tradicionales que junto con los grandes árboles ejemplares existentes suponen una importante masa arbórea aislada del boscaje general.

Un magnifico Ciprés de los pantanos o ciprés calvo- Taxodium distichum-, el mayor que existe en el Parque  bifurcado con dos troncos, se encuentra situado al borde de la ría, con parte de su sistema radicular inmerso en el agua, dentro de la isleta un magnifico árbol del fuego – Grevillea robusta- un almez-Celtis australis y un no menos esplendoroso algarrobo- Ceratonia siliqua que junto a una masa arbustiva ofrecen un remanso de paz a los paseantes.

Parque de Maria Luisa.-.-Fuente de las Ranas

LA FUENTE DE LOS LEONES Y LA FUENTE DE LAS RANAS

Siguiendo nuestro paseo por el eje principal nos encontramos con un estanque rectangular en forma de T  revestido de azulejos y dotado de surtidores de agua, amparado por dos amplios setos de arrayán y dos largos bancos de cerámica que nos llevan hasta la más importante obra de cerámica del Parque de María Luisa, la Fuente de las Ranas construida por Manuel García Montalbán, la original del 1914, restaurada en su totalidad en 1970 por personal del Servicio de Parques y Jardines  construida especialmente por Cerámica Montalbán, es una de las obras de cerámica más importantes del Parque de María Luisa.

Posteriormente en 1992 se han repuesto las ranas y el pato sobre tortuga por la que sale el surtidor central, para su protección fue dotada de una valla de protección de hierro fundido diseño del aparejador del Servicio José Lupiañez Álvarez realizada por Fundición Maceda de Camas.

Bajando unas escalinatas donde existen plantados cuatro taxodios, en un sector deprimido del parque, nos recibe un estanque alargado recubierto de azulejos blancos y azules, ( ahora sustituidos por otros de color cobrizo ) adornado con surtidores de agua al estilo Generalife. En sus laterales amplios setos de arrayán. En ambos lados junto con alineación de naranjos y setos de arrayán, un pequeña rosaleda, con jarrones cerámicos decorativos y unos significativos naranjos morunos. – Citrus mirthifolia-.

Parque de Maria Luisa.-Estanque de los Leones

En el centro del jardín la fuente de los Leones, la de mayor amplitud del Parque, toda ella con revestimientos de azulejos y escuadras blancas, azules.

Esta elevada del suelo, de forma poligonal con paseos en forma de crucero, en el centro una fuente hundida con surtidor decorada con dibujos cerámicos.

Cuatro leones flanquean la fuente a  los que debe su nombre, originalmente de Manuel Delgado Blackembury, en las reformas que se hicieron en la fuente y ante el estado de descomposición de la piedra, fueron sustituidos por los actuales, obra del escultor Juan Abascal Fuentes.

El monte Gurugú cierra el eje longitudinal central del Parque proyectado por J.C.N. Forestier, una escalinata y un magnifico banco de ladrillo y cerámica con azulejos de reflejos nos eleva a la zona de pérgolas, restauradas en varias ocasiones, primeramente sustituyendo las  jácenas originales de madera en descomposición por otras prefabricadas de cemento, reforzando los pilares y manteniendo su características originales, tanto en los pilares como en los bancos.

Sevilla.-Parque Maria-Luisa.-Pérgola de los Leones

Todas las pérgolas dotadas con bancos de ladrillo y cerámica están dotadas de plantas trepadoras de flor.

En lo alto del Monte Gurugu al que se accede por una estrecha senda existía un mirador metálico donde se contemplaba la perspectiva general del eje del Parque cuando los árboles no  habían desarrollado…

En la actualidad restaurado , esperemos que se devuelva a este sector del Parque su memoria histórica restableciendo  un atractivo más en un parque totalmente llano.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta de Becquer

LAS GLORIETAS

Uno de los rasgos distintivos del Parque es el énfasis que se otorga a las Glorietas como espacios de cultura, en sus vertientes de jardines literarios que acogen entre sus sutiles acotaciones el recuerdo vivo y perpetuo homenaje a insignes escritores.

Asimismo  una constante digna de resaltar, la ubicación del anaquel como invitación a la lectura.

En Sevilla donde todo es poesía, no había ninguna estatua dedicada a ningún poeta.

Bécquer es el primer poeta que tiene en Sevilla un monumento.

Esta idea la concibieron los célebres dramaturgos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero.

El proyecto de la obra es del escultor marchenero Lorenzo Coullat Valera, fue inaugurado el 9 de diciembre del año 1911.

Está situado alrededor de un Taxodium distichum, Ciprés calvo o ciprés de los pantanos, especie originaria de Mississippi.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta de Becquer.-La caida de una rama detrozo el anaquel donde se guardaban los libros,los bancos de piedra y el cerramiento

En el 1911 el diámetro del tronco era de 90 cm con 20 cm. de separación al monumento, en el 1987 el diámetro del tronco había alcanzado los 170 cm. lo que obligó a ampliar el monumento.

En el año 1990 se realizó la última restauración y ampliación, el árbol manifestaba signos de decrepitud, no nos explicábamos que le estaba sucediendo, no existían plagas ni enfermedades, el agua que recibía del nivel freático era la misma y solo pudimos comprobar su afección al desmontar por completo el monumento y comprobar que cuatro railes de tranvía que formaban la base del  de los cimientos del monumento estaban ahorcando el árbol impidiéndole la circulación de la savia, gracias a esta restauración pudo salvarse el fantástico árbol que acoge el monumento a Gustavo Adolfo Bécquer.

Si no se hubiera liberado de estos railes opresores, el árbol habría muerto.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta Virgen de los Reyes Año 1930

Otra glorieta olvidada es la Glorieta Virgen de los Reyes, justo detrás del actual Museo Arqueológico, totalmente desaparecida fue obra del arquitecto D. Aníbal González y Álvarez Osorio.

Esta glorieta cerraba el parque consistía en una fuente mural toda de ladrillo, esculpida por Adolfo López Rodríguez (1892-1843) en la que en las tres hornacinas que las componían se representaban los santos titulares de Sevilla, en una San Fernando, entre San Leandro y San Isidoro, en otra las Santa Justa y Rufina con la Giralda entre las dos y en el centro sobre un gran pedestal la Virgen de los Reyes presentando al niño, todas de cerámica trianera producida en Cerámica  Montalván.

La Virgen de los Reyes después de haber estado almacenada en los almacenes del Servicio de Parques y Jardines se encuentra actualmente en el Hogar Virgen de los Reyes de nuestra capital.

Con posterioridad una vez transcurrida la guerra civil en la que la glorieta fue ocupada por fuerzas militares, se llevó a cabo la reforma actual, la fuente monumental, fue sustituida por un muro con arcos y adosado a los mismos una construcción elevada con caja de resonancia incluida y fuente delantera para que diera conciertos la Banda Municipal, fue poco utilizada. Con el tiempo y para evitar que los patinadores lo hicieran en los pavimentos de mármol de la Plaza de América y en las calzadas de loseta asfáltica de la Plaza de España y del parque, se construyó una pista de patinaje, que durante algunos años fue utilizada.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta Virgen de los Reyes.Un atentado medio ambiental a un B.I.C

Siempre la glorieta tuvo un fondo arbóreo que ocultaba los edificios del Cuartel de Eritaña y del Pabellón de México.

La glorieta en la actualidad ha sido mutilada al desaparecer parte del muro con arcos que la conformaba, a su vez se han eliminado los árboles que configuraban el fondo arbóreo de la glorieta y se ha colocado un cerramiento metálico que nos facilita el impacto visual de la trasera del edificio restaurado para la Universidad de Sevilla. Con la construcción de una Biblioteca Universitaria en los terrenos que siempre habían sido una zona verde de protección del entorno del parque, un tremendo impacto ambiental a atentado con la configuración de la Glorieta actualmente en fase de restauración.

Lamentable pero cierto, así está en estos momentos y todo el mundo callado.

No creo que sea la Universidad la que deba propiciar estos atentados.

Parque de Maria Luisa .-.-Glorieta Doña Sol.-

OTRAS OBRAS DE JARDINERIA

Junto a las obras reseñadas también se renovó totalmente la Rosaleda de la Plaza de América, la de Los Leones y la Glorieta de Doña Sol.

Se renovaron las plantaciones de arrayanes, Mirthus communis en el Jardín de los Leones a la vez que se colocaban los túneles de rosales en la parte elevada del jardín.

Se sustituyó totalmente el arbolado de la Avda. de Pizarro por Sophora japónica.-Sófora del Japón, ya que las existentes estaban en fase de decrepitud y ofrecían peligro de desprendimiento de ramas.

Se sustituyeron la totalidad de los setos de cipreses de la Glorieta de Ofelia Nieto, al mismo tiempo que se hacían nuevas plantaciones en las praderas del Sello.

Junto con las labores de conservación y mantenimiento se renovaban las plantaciones de plantas anuales de flor en cada época del año y se mantenían las macetas que decoraban las escaleras y los estanques del Parque.

Parque de Maria Luisa .- -Glorieta de la Concha.-

EL PARQUE COMO MONUMENTO

Los jardines son la expresión más débil de nuestro Patrimonio.

Frágiles en su condición vegetal y precarios en la construcción de  sus elementos arquitectónicos lo que dificultan su conservación y restauración.

Cuando un jardín es adjetivado por el vocablo “ histórico” lo vincula definitivamente a la tutela del patrimonio.

Históricamente los jardines han estado vinculados al poder, palacios reales, a la iglesia, a grandes fortunas etc…

La proliferación de parques urbanos ha estado asociada a grandes edificios públicos.

Sevilla.-Parque de Maria Luisa .-Jardin de los Leones

“Un jardín histórico es una composición arquitectónica y vegetal que, desde el punto de vista de la historia o del arte, presenta un interés público” Según definición de ICOMOS.

En la Declaración de Paris de 1978 se añadió que “un jardín histórico debía ser considerado como un monumento “.

En 1981 nace  la ““.Carta de los Jardines Históricos”  con la Carta de Florencia por iniciativa de ICONOS-   IFLA.      .

Javier de Winthuysen pintor y jardinero sevillano ya en la primera mitad del siglo XX escribió .“Armonizar espacios y  macizos, sean de la naturaleza que fueren, no es otra cosa que arquitectura en el más puro concepto estético y  no solamente tratándose de las plantaciones….o de sus conjuntos sometidos a formas regulares sino en sus formas libres y disposiciones acordes con la naturaleza ( sentido del parque paisajista) en que plantas, aguas, planos y hasta perspectivas ajenas al recinto han de formar, por virtud del arte, disposiciones rítmicas conscientes, aunque en toda obra de jardín necesariamente va ligada la emoción, podemos decir sensual, a la emoción estética.”.

Pero en todos los casos, sea sometiéndose el arte a la naturaleza o está al arte, los productos,-romántico o clásico- están informados por un mismo sentido; el sentido arquitectónico”.

Parque de Maria Luisa.-Catalpa bignonioides y Ginkgo biloba

Consecuente con esta concepción defendió la idea de que “ nuestros jardines históricos deben ser considerados monumentos “.

El jardín como espacio “ designed landscape” o paisaje diseñado creado intencionadamente por el hombre por razones estéticas como son los parques y jardines, siendo un poco excluyente ya que si reconocemos la enorme dificultad que conlleva la definición y gestión del paisaje cultural europeo que se encuentra entre los más ricos , diversos y complejos del mundo, no solo el paisaje diseñado debe ser considerado. .

La protección legal de nuestros jardines históricos se inició realmente en 1931 con la declaración de los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla..

.En 1934,al amparo de la Ley del Tesoro Artístico Nacional de 1933 se encomendó a la Dirección General de Bellas Artes la creación del “Patronato de jardines Artísticos y Parajes Pintorescos de España.”

“ El Patronato  velara por la integridad de los jardines que se conservan entre los declarados artísticos;. Cuidara de la restauración de estos monumentos vivos, exigiendo mayor respeto para sus estilos, tipos y peculiaridades. Propondrá e informara sobre los que los merezcan, con tal declaración, la tutela y protección del Estado y encauzara todas las iniciativas en favor del arte de la jardinería, cuidando igualmente de la conservación de los parques pintorescos que deban ser preservados de la destrucción o reformas perjudiciales”.

Parque de Mria Luisa.-Jardines de la Concha

Con Javier de Winthuysen se inició una importante línea de investigación y restauración que se diluyo en la década de los cincuenta quedando esta labor interrumpida hasta el año 1984 con el traspaso de competencias del Estado en materia cultural a las Comunidades Autónomas.

Al amparo de la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985,los jardines Artísticos declarados pasaron a ser jardines Históricos con la categoría de Bien de Interés Cultural ( B.I.C.)

Entre los jardines Históricos de Andalucía existe una variada tipología de espacios vegetales con valores históricos, estéticos, botánicos o paisajísticos; espacios urbanos como parques y jardines públicos espacios privados como patios y jardines de monumentos, carmines y fincas de recreo.

El Parque de María Luisa, los jardines de las Delicias y el Paseo de Catalina de Rivera y jardines de Murillo son los únicos espacios públicos declarados Jardines Históricos (B.I.C.) como magnífico ejemplo de la importancia de las aportaciones de la jardinería andaluza regionalista al nuevo entendimiento del disfrute social del jardín que tiene su origen social en el siglo XX.

El destino final de estos Jardines Históricos es actualmente el de ocio y disfrute colectivo.

Las dificultades económicas han generado ya una práctica general de apertura al turismo cultural y el ocio.

El estado de conservación de estos jardines es muy variable, depende de sus tipologías estilo y fundamentalmente del tipo de gestión que se les aplica.

Parque de Maria Luisa .-Glorieta de los Toreros.-Los hurtos de azulejos son periodicos desde hace años.

Entre las causas endógenas de deterioro se pueden citar; el abandono prolongado, los usos inapropiados( prácticas deportivas, fiestas, ferias etc…, ) y sobre todo al vandalismo y la falta de una adecuada e histórica conservación.

La Carta de Jardines y Sitios  Históricos de 1981,aporta interesantes artículos ( artº.18 al 22 ) sobre las posibilidades de utilización del jardín.  Histórico en relación con el control de acceso, las condiciones de visita y la realización de actos festivos juegos y deportes que siempre estarán limitados por las necesidades de mantenimiento.

La Carta Italiana de Restauración de los Jardines Históricos de 1981 señala también la importancia de la apertura al público de los jardines ,si bien “ el jardín histórico debe tener un uso que no perjudique su fragilidad y, por tanto, que no provoque alteraciones de su estructura y de su uso originario “.

La conservación y restauración abarcan un conjunto de acciones de tutela más implicadas en mantener y transmitir el Patrimonio Histórico a las generaciones futuras.

Conservar y restaurar son acciones estrechamente ligadas a la promoción y valoración de los recursos patrimoniales en relación con el turismo cultural y la generación de empleo.

Es necesaria una estrategia general de intervención en los Jardines Históricos que garantice en primer lugar el conocimiento profundo de la realidad patrimonial y en segundo lugar la creación de las condiciones óptimas para el mantenimiento futuro.

Parque de Maria Luisa.-Glorieta Hnos.Alvarez Quintero.-Restaurada en varias ocasiones,la ultima en el 2000,

El primer objetivo se alcanza a través de un instrumento básico ,el proyecto de intervención  que debe estar apoyado en los estudios previos pertinentes, la noción constructiva material, las nuevas exigencias funcionales, el valor cultural y la relación con su uso.

El segundo objetivo esta implicito,pero debe complementarse con la creación y formación de un equipo especializado de mantenimiento y en consecuencia con las condiciones adecuadas de gestión.

Resolver las necesidades “ objetivas” de conservación de los Jardines Históricos si suele ser considerado por los profesionales implicados como el fin último del proyecto que debe reducir al mínimo las decisiones improvisadas.

Por lo que respecta a los criterios de intervención en Jardines Históricos la tendencia general que se constata  entre los autores consultados ( Carmen Añon, Lionella Scazzosi o Mariachiara Pozana, por citar aquí la paisajista española más vinculada a la restauración de jardines y a las italianas que han realizado las aportaciones más recientes y completas ) dan preferencia a la restauración de la imagen y el concepto del lugar, respetando el origen y las superposiciones de estilos que son reflejo del paso del tiempo, en detrimento de otras posturas más conservacionistas que persiguen la autenticidad material del detalle o de aquellas que priman las formas originales y la unidad de estilo.

Parque de Maria Luisa.-.Plaza de America..

La complejidad y diversidad de la acción patrimonial sobre el jardín Histórico implica a una gran variedad de profesiones y especialidades que convierten la tutela de estos bienes culturales en la máxima expresión de interdisciplinariedad.

El rigor del proyecto en la investigación documental, el conocimiento histórico preciso, la valoración artística, la metodología arqueológica, las posibilidades de protección legal, la restauración de los elementos constructivos, el cuidado de la vegetación, los intereses paisajistas y medioambientales, son algunos de los aspectos de esta mirada múltiple que es intrínseca a la tutela del Jardín Histórico.

LOS JARDINES HISTORICOS.-B.I.C.

La vigente Ley 1/1991 de 3 de Julio del Patrimonio Histórico de Andalucia,asi como la Ley 30/ 1992 de 26 de noviembre de Régimen Jurídico  de las Administraciones Locales Publicas y del Procedimiento Administrativo Común, así como el decreto 19/1995 del Reglamento de Protección y Fomento del Patrimonio Histórico de Andalucía ,tienen declarados en Sevilla tres recintos como Bienes de Interés cultural ( B.I.C.):

Los Reales Alcázares como monumento desde el año 1935.

El parque de María Luisa como Jardín Histórico desde el año 1983.

Los jardines de Catalina de Rivera y jardines de Murillo desde el año 2002.

Los jardines de Catalina de Rivera y jardines de Murillo desde el año 2002.

Declaración como B.I.C, jardín histórico a los Jardines de las Delicias, aprobado en el año 2004.

Las dificultades de conservación y mantenimiento de estos recintos es problemática.

El recinto de los Reales Alcázares se rige actualmente por un Patronato, encargado de gestionar su mantenimiento y conservación, así como sus normas de uso, con buenos resultados en los últimos años, aunque con problemas en lo que respecta a los jardines.

Parque de Maria Luisa.-Plaza de America.-.Una de las primeras Jacarandas que se planto en Sevilla,delante del Pabellon Real .

En realidad todo ello nos va aproximando a la magnitud y complejidad que supone la conservación de los parques en general y de este Patrimonio de los Jardines Históricos  B.I.C. en particular.

De los diversos factores que inciden destacamos:

1º .-Problemas administrativos y financieros.

2º.- Problemas legales de competencias   Administrativas.

3º.-Problemas técnicos.

PROBLEMAS ADMINISTRATIVOS Y FINANCIEROS

Los recursos económicos disponibles para las actuaciones de mantenimiento y conservación, rehabilitaciones y restauraciones de sus Parques incluidos los B.I.C antes mencionados, son proporcionalmente muy escasos.

Esto conlleva que las necesidades en tipos de intervenciones especiales no puedan ser llevadas a cabo en su momento, debiendo esperar que los presupuestos municipales a este fin puedan soportar la cuantía de las obras necesarias.

Al tratarse de obras generalmente fuera del trabajo normal exigen estudios laboriosos.

Pàrqie de Maria Luisa.-Plaza de America.-Reloj de sol de ceramica

Realizados los estudios de los proyectos hay que atenerse a las legislaciones específicas de los Contratos de Obras del Estado y de las Corporaciones Locales, así como la aprobación de las mismas por la Comisión de Patrimonio de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía, administración competente en estas materias.

Con las aprobaciones necesarias se llega a la fase de licitación a empresas constructoras especializadas y clasificadas para la ejecución de estas obras y que generalmente se quedan desiertas por falta de interés o calificación de los contratistas en estos tipos de obra de compleja y difícil ejecución, tanto por los tipos de materiales a utilizar o por piezas especiales dependientes de oficios y artesanales.

PROBLEMAS LEGALES DE COMPETENCIAS ADMINISTRATIVAS

Aunque la Junta de Andalucía es la competente en la supervisión  y control de las actuaciones en los B.I.C. recae sobre la Administración  Local el mantenimiento, conservación y explotación de estos bienes, generalmente con escasos recursos económicos para poder afrontar la magnitud financiera del problema.

Las necesidades de ayudas económicas son evidentes para poder asumir estas necesidades.

O es necesario  esperar oportunidades de cooperación con otras instituciones a veces con largos periodos de tiempo, hasta que las circunstancias políticas y económicas destinen los fondos necesarios.

Plaza de America.-Pabellón Mudejar.-Museo de Arte y Costumbres Populares

PROBLEMAS TECNICOS

En el caso que nos ocupa el Parque de María Luisa, al igual que muchos jardines historicos,es de una gran fragilidad. El envejecimiento general de todo el ecosistema, así como de sus equipamientos escasos en materiales pétreos y que se ha realizado fundamentalmente de materiales cerámicos , ladrillos y azulejos de muy diversa calidad y estilos.

Todos ellos tienen la particularidad común de ser mucho más vulnerables y degradables que la piedra.

Si a ello unimos la progresiva desaparición de las industrias artesanales de ceramica,al menos en la tipología de las piezas que se realizaban en el primer tercio del siglo XX y que forman parte del patrimonio artístico y arquitectónico del Parque de María Luisa.

Obras técnicas al fin y al cabo, pero precisas, documentadas y fuera de los estereotipos de mercado que se realizan con responsabilidad profesional y cuyos mayores beneficios son los que se derivan de la satisfacción de conseguir dejar un legado patrimonial a las generaciones futuras.

Parque de Maria Luisa.-Vandalismo.-Plaza de America.-

Los Jardines de Catalina de Rivera y Jardines de Murillo ,innumerables veces reparados con pequeñas actuaciones fueron objeto de una restauración integral entre los años 1999-2001 en una colaboración entre el Banco Europeo de Inversiones y el Ayuntamiento de Sevilla con una inversión de 948.982 euros, dañados después con actos vandálicos.

El Parque de María Luisa ha sido objeto de innumerables actuaciones traducidas en restauraciones o rehabilitaciones a lo largo de su historia, en menor o mayor cuantia,siendo las más significativas:

Restauración total de las Pérgolas del Jardín de los Leones, nueva construcción de las existentes.

Restauración total de la Fuente de los Leones con renovación de las esculturas de los leones y  toda la azulejería de la fuente con instalación de surtidores.

Restauración total con nueva construcción del Estanque de los Leones, renovación de toda la azulejería en juego de damas blancas y azules, hoy nuevamente sustituidas e instalación de surtidores.

Colocación de jarrones de cerámica sobre las pilastras que decoran los jardines.

Colocación de macetas de cerámica con porta macetas de hierro forjado en las escaleras de bajada al jardín.

Parque de Maria Luisa.-Fuente de las Ranas restaurada totalmente en 1974

Restauración total de la fuente de las ranas con nueva azulejería y colocación de protector de hierro a la fuente y al parterre que la circunda.

Construcción de túneles de hierro en los paseos elevados del jardín de los Leones revestidos de rosales piti-mini.-Rosal banksiae.

Parque de María Luisa.-Túneles de Rosal Banksiae albiflora

Renovación total del estanque rectangular en forma de T con nueva azulejería e instalación de surtidores.

Los estanques estaban decorados con macetas con plantas de flor  que se renovaban según temporada.

Restauración total del Pabellón Alfonso XII en la Isleta de los Patos.

Restauración total de la Glorieta elíptica con rehabilitación de la Casa de los Pájaros y colocación de una fuente estrellada de cerámica en el centro, vandalizada la de mármol que existía desde antiguo..

Nueva construcción de un parterre rectangular de ladrillo y escuadras de azulejo al ser desplazada la escultura original de la Infanta al Jardín de los Lotos.

Renovación total de las pérgolas del Estanque de los Lotos con nuevos pilares de ladrillos especiales y sustituyendo las jácenas de madera por otras de cemento, ampliación de las pérgolas y construcción de nueva taza la estanque por perdida de agua, así mismo construcción de nuevo estanque frente al Monumento de la Infanta-

Parque de Maria Luisa.-Glorieta de Becquer.-Anaquel de marmol donde se guardaban los libros de poesias derribado

En la Glorieta de Bécquer se han llevado a cabo diferentes actuaciones a través de los años, la última en 1995,las características del monumento y los actos vandálicos acontecidos obligaron a la construcción de un cerramiento con cancelas así como un protector de jardines de hierro fundido al arriate que lo circunda.

Los bancos de piedra que conformaban el monumento han desaparecido así como el anaquel donde se depositaban los libros  cuando la glorieta fue biblioteca pública.

Falta la canana con las flechas del Ángel Caído y el arco del Cupido, a uno de los amores le han roto una mano y la nariz a otra de las figuras.

La Glorieta Luca Tena tuvo que ser restaurada con la construcción de nuevas pérgolas  con sustitución de las jásenosla Biblioteca dejo de funcionar y fue cerrada en la misma se leía el ABC todos los días y consultar la colección total de Blanco y Negro.

Parque de Maria Luisa ..-Glorieta Luca de Tena.

Detrás de esta glorieta erigida en 1954 se erigió la nueva glorieta de Luis Montoto obra del arquitecto Luis Gómez Estern,junto con una área  de juegos infantiles. Esto ocurría en el año 1959.

Se instala nuevo alumbrado en todo el recinto del Parque y se procede a la pavimentación de las calles donde en aquel entonces circulaban los coches produciendo grandes polvaredas, el alcantarillado del Parque tuvo que ser renovado, obturado por las raíces de los árboles.

Parque de Maria Luisa .-.-Glorieta de la Concha.-Restaurada en el año 2000

RESTAURACION Y REHABILITACION DE GLORIETAS.-2000

Las diversas glorietas que configuran el Parque de María Luisa, todas ellas de gran belleza y originalidad, claves valiosísimas de este gran Parque de Sevilla, exigían una adecuada conservación para garantizar su supervivencia en este jardín por excelencia de este jardín que ha sido y debe seguir siendo de todos los sevillanos.

Tras décadas de abandono el Ayuntamiento de Sevilla asumió el reto de llevar a cabo una minuciosa restauración devolviéndoles al esplendor que tuvieron en su origen y que nunca debieron carecer.

Llevadas a cabo se encuentran en el libro editado por el Excmo. Ayuntamiento.-Área de Obras Publicas.-Parque de María Luisa. Restauración y Rehabilitación de Glorietas a través  de Tragsa.-Empresa de Transformación Agraria S. A.

Los trabajos fueron coordinados por el arquitecto Francisco González de Canales y el Jefe del Servicio de Parques y Jardines también arquitecto Jesús Irala Pérez.

Intervinieron Juan Manuel Rodríguez Coronilla como Jefe del Área de Tragsa,G, Catedra Cátedra, Cercera Díaz  y L Wic. Herman como arquitectos técnicos.

Como arquitectos colaboradores:  Javier Muñoz Pecero y J.Miguel Salado González.

Parque de Maria Luisa.–Glorieta Ofelia Nieto.- Nuevos pavimentos y pérgola.-Restaurada en el 2001

Desde el año 1999 al año 2002  se restauraron las siguientes glorietas:

Isleta de los Patos

Luis Montoto

Glorieta Azul o de la Música

Doña Sol

Hnos. Álvarez Quintero

Mas y Prat

José María Izquierdo

Infanta María Luisa

Estanque de los Lotos

Paseo de las Pilitas

Ofelia Nieto

Los Toreros

La Concha

Así como el conjunto de glorietas y espacios de la Plaza de América :

Estanques  del Pabellón Real

Águilas Heráldicas

Glorieta de Rodríguez Marín

Glorieta de Cervantes

Estanque Central de la Plaza

Glorietas intermedias

Glorieta del Reloj de Sol

Glorieta del Mapa

Glorieta de las Palomas

Bancadas ,balaustradas y cerrajería de la Plaza de América

Las obras se pudieron realizar gracias a un Convenio de colaboración entre el Banco Europeo de Inversiones y el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla con un importe total de 1.703.373 euros.

Parque de Maria Luisa .-gLORIETA dOÑA sOL.-Cinammomum camphora

Las obras llevaban implícito el reto de actuar en piezas de valor histórico que, aunque bastante deterioradas por el paso del tiempo y el maltrato recibido por esa minoría de ciudadanos irrespetuosos con el medio, eran dignas de recibir el máximo cuidado, esfuerzo y delicadeza en su rehabilitación tanto en los materiales que debían emplearse como en las personas encargadas de realizar los trabajos.

Hay que agradecer a todo el personal que intervino en las obras de restauración la entrega y cariño con que esgrimieron en la realización de las obras.

TRABAJOS REALIZADOS EN LA DECADA DE 2.000 A 2010

Durante esta década el parque aun careciendo de un Proyecto Básico de Restauración se realizaron diversas obras de acuerdo con las disponibilidades económicas de cada Presupuesto consistentes en apeos de grandes eucaliptos en fase de decrepitud y plantación de nuevos ejemplares de árboles.

Plantaciones en la Glorieta de Goya a la entrada del Parque con instalación de riego y plantación de especies vegetales.

Trabajos de acondicionamiento de parterres, setos y molduras en el Parque de María Luisa.

Parque de Maria Luisa ..-Avda.Isabel la Catolica.-Implantación de jardineria en el arcen central para evitar aparcamiento de coches.

En el año 2006 se acomete el proyecto de restauración de parterres del entorno de la Plaza de España recién restaurada en su totalidad y recuperación del Monumento a la Raza que junto con otra actuación en la Avda. Isabel la Católica supone una inversión aproximada a los cuatro millones de euros.

Sin duda la mayor inversión realizada en el Parque de María Luisa.

Otras actuaciones puntuales se están realizando en la Glorieta Virgen de los Reyes .

Parque de Maria Luisa.-Restauración del Monte Gurugu

En el Monte Gurugú se ha realizado una importante restauración consistente en la recuperación del mirador, la cascada y la apertura del túnel donde discurría el tren de la Exposición.

En su obra “Divagando por la Ciudad de la Gracia “ José María Izquierdo nos trae un situación, que a pesar de haber sido escrito en 1903, un siglo más tarde está de plena actualidad.

“Si queréis apreciar el grado de cultura de un pueblo visitad sus jardines.

Y cuando los hayáis contemplado secos, polvorientos, sin aromas, en un triste abandono y en un completo olvido; sembrados de fragmentos de estatuas los paseos, y los árboles deshojados, desenramados…

Cuando hayáis visto a los jóvenes (aún a los instruidos) romper los faroles y los alambrados y los herrajes de un típico balcón sobre el río y a las jóvenes (aun las distinguidas) penetrar en los sembrados para saquearlos .

Cuando hayáis presenciado todo esto, bien podéis exclamar con el corazón angustiado:¡este pueblo no tiene sentimiento, no tiene arte ni amor, carece de cultura”.

Parque de Maria Luisa.-.-Caida de arbol sobre pergola en el Estanque de los Lotos

DAÑOS PRODUCIDOS POR VARIAS CAUSAS

El parque de María Luisa ha sufrido daños importantes desde su cesión por la Infanta María Luisa aparte de la lacra del vandalismo, sufrió la nevada del 1954, la riada de 1961, la proximidad de la celebración de la Feria de Abril en el Prado de San Sebastián ,varios vendavales que afectaron principalmente su estrato arbóreo, la celebración de actividades degradantes  y lo que es peor el no haber sido reconocido por los responsables políticos como Jardín Histórico con un órgano especial de gestión que facilitara  con medios económicos apropiados la restauración total que todavía está pendiente.

CONCLUSIONES

a.-El Parque precisa del reconocimiento de los ciudadanos como monumento.-Jardín Histórico Artístico.

b.-Un sistema de gestión de acorde con sus necesidades.

c.-La dinamización como parque cultural urbano.

d.-Un sistema de financiación adecuado a sus necesidades de mantenimiento.

e.-Una escuela de jardinería y cerámica artesanal para las restauraciones que necesariamente deban ejecutarse.

Parque de Maria Luisa.-Plaza de Espana.- Sevilla

EL AGUA EN EL PARQUE DE MARIA LUISA

Los orígenes de María Luisa como recinto público datan de mayo de 1893, cuando la Infanta que le dio su nombre, cede una parte de los jardines y huertas del Palacio de San Telmo a la ciudad, por estas fechas esos terrenos se regaban mediante el bombeo y encauzamiento a cielo abierto del agua del Guadalquivir con el uso de una máquina de vapor apostada de forma permanente en su orilla a la altura de los actuales Jardines de Las Delicias.

Forestier presenta el proyecto definitivo en el que se contemplan los estanques, glorietas, rosaledas y paseos a construir siempre bajo la premisa del respeto por la arboleda ya establecida

En lo que respecta al riego, es muy claro en sus planteamientos, los estanques deberían estar intercomunicados por una tubería principal, el agua de las fuentes debería tener un uso suplementario al de la simple ornamentación y da  enorme importancia al riego de pie o por inundación.

Con estas directrices básicas en 1912 el Comité Organizador encarga al Sr. Rodríguez Garay la realización de un proyecto de riego para dichos servicios, sin embargo seria finalmente D. Luis Molini quien se ocuparía definitivamente del tema y terminaría con éxito sus obras no exentas de grandes vicisitudes para la apertura publica del Parque el 18 de abril de 1914.

Parque de Maria Luisa.-Proyecto de riero por aspersión.-Colector de entrada

La red construida con tuberías de hierro de fundición en diámetros variables estaba conectada a la red de aguas potables de la ciudad, que con motivo de la futura Exposición comenzaba a extenderse por toda la ciudad…

Además de hierro tenía en los tramos finales, donde no era necesaria la presión vana de cerámica para inundación de los bosques umbríos, los últimos que dejaron de funcionar fueron los del Estanque de los Patos cuyo bosque de alrededor se regaban con este sistema.

Pasada la Exposición el Parque continua con la misma infraestructura y acometida de riego originales, tan solo se realizan pequeños trabajos de mantenimiento, arreglo de roturas, colocación de bocas de riego y unión de tramos que a la larga generan un auténtico jeroglífico de tuberías

Los materiales empleados son el hierro de fundición y más adelante las tuberías de fibrocemento.

A finales de la década de los años sesenta la Empresa Municipal de Aguas de Sevilla (EMASESA).ante un escenario en el que se venían sucediendo ciclos de sequía con importantes restricciones en el consumo de agua decide aislar la red del Parque de la de las aguas potables del resto de la ciudad. Obras financiadas por EMASESA..

Parque de Maria Luisa.-Instalacion de riego.-Valvulas

Aparejada a esta decisión se comienza a utilizar la Ría de la Plaza de España como enorme alberca de lujo de unos 7.500 m3 de capacidad

Esta se nutre de un pozo próximo de alto caudal y se equipa con bombas de impulsión que desde la ría impulsan el agua a la primitiva red del Parque, convirtiéndose desde este momento en el único punto de suministro de agua. Posteriormente se abrió un pozo junto al Estanque de los Patos que alimentaba el mismo y del cual se extraía agua para el riego de parte del bosques de su alrededor.

En la década de los ochenta son varios los proyectos de restauración de la red que se acometen utilizando tubería de fibrocemento y seccionando y taponando e intercomunicando diferentes tramos de red, con lo que el citado puzle de tuberías es aún mayor…

En1997, el pozo que alimenta la Ría comienza a dar problemas y se perfora uno nuevo junto al Monumento a Dante Alighieri que es equipado con una bomba sumergida de 20 CV que impulsa directamente las aguas a la primitiva red, para continuar regando de igual manera a como se venía realizando o sea con mangueras acopladas a las diferentes bocas de riego.

EL PROYECTO DE RESTAURACIÓN Y AUTOMATIZACIÓN DE REDES DE RIEGO EN EL PARQUE DE MARIA LUISA

A las motivaciones anteriormente expuestas que unidas a otras de tipo técnico que a continuación se detallan, obligaron a poner en marcha el Proyecto de Restauración y Automatización de Redes de Riego del Parque de María Luisa que nos ocupa, aprovechando también, el fuerte empujón de restauración de las Glorietas que se había dado ,ya que un riego moderno y eficaz contribuiría a su mejor mantenimiento y embellecimiento general..

A esta idea general de acometer la obra, se unen otras de mayor detalle que viven los empleados y gestores de la conservación del Parque y que podríamos resumir en los siguientes puntos:

  • Altísimo número de averías por rotura de la red antigua formada por un “jeroglífico de tubos” de hierro, cerámica vidriada, PVC, fibrocemento… que trabajaba a una potencia constante de 20 CV por lo que los arranques y paradas dañaban el sistema.
  • Entre los meses de Abril y Octubre, y según el análisis de los partes de control del trabajo de los operarios del Parque, se destinaban entre un 18 y un 44 % de los recursos humanos a la tarea riego, con el consiguiente detrimento del estado del parque por falta de recursos asignables al resto de tareas propias de jardinería.
  • Estado del interior de las primitivas tuberías parcialmente obstruidas por cal y oxidos.

Desperfectos en las tuberías por acumulación de cal y óxidos y posteriores infiltraciones de la red que no se ponen de manifiesto de forma directa, pero que influyen en un incorrecto funcionamiento de la misma.

  • Falta de presión de la red de riego para cumplir con su función en el horario habitual de trabajo con la consiguiente necesidad de montar un equipo humano y material de riego de tarde en los meses de estío con la consiguiente reducción del tiempo de uso del Parque por los ciudadanos.

Daños directos e indiscriminados por abrasión y golpeteo de los elementos vegetales, e indirectos por la posterior aparición de hongos y enfermedades en las superficies foliares afectadas de algunas especies sensibles.

Incapacidad de control de los tiempos y caudales de riego asignados, lo que se traduce en una deficiente e insolidaria gestión del agua.

  • Daños mecánicos y desperfectos en caminos alberados, mobiliario y glorietas por la utilización de elementos de riego poco adecuados para nuestros días.
  • Deficiente infraestructura de bocas de riego para la correcta limpieza y baldeo del Parque.

Los objetivos generales planteados, pretendían contribuir a la conservación y mejora de los elementos vegetales del Parque y de manera específica dar solución a todas y cada una de los puntos anteriores de manera que se asegurase el éxito final de la obra.

En marzo del 2000, se comienzan los trabajos de medición y toma de datos de campo que permitiesen la redacción del Proyecto que llevase a buen puerto la construcción de una nueva red de riego en el Parque.

Seis meses después el documento estaba listo.

En el proyecto se contemplaba el transporte del agua de forma automatizada hasta el último parterre, así como dejar prevista una red de bocas de riego para baldeo de paseos y glorietas mayor a la preexistente, el presupuesto ascendía a 1.600.000 €.,.

Por motivos de índole presupuestaria, el proyecto ha sido dividido en cuatro fases.

El hecho de fasear una obra de estas características en un Parque abierto al público y en el que por tanto, las tareas habituales de conservación y los servicios de todo tipo se siguen dando a los usuarios obligo a que se solaparan una convivencia nada fácil entre lo antiguo y lo moderno.

Es de destacar que el beneficio obtenido no es sólo a nivel económico y ecológico por el desarrollo de la obra y los cambios en la conservación futura, sino que a ese beneficio tangible hay que unir una serie de mejoras indirectas que tienen que ver con la calidad laboral y de vida del personal que trabaja en el Parque, la mejora general del estado de la vegetación, la eliminación de daños en glorietas caminos alberados o mobiliario etc….

Beneficios Económicos directos por la implantación del nuevo sistema de riego.

  1. REDUCCION DE LOS COSTES DIRECTOS EMPLEADOS EN LA TAREA DEL RIEGO.

Optimización de las tareas a realizar por los operarios

Entre los meses de abril y septiembre, ambos inclusive, la tarea prioritaria que se realizaba en el Parque era la del riego, y por tanto es a la que mayor número de recursos humanos se dedicaba. En estos meses la media porcentual de jornales asignados a esta tarea es de un 21%, con máximos de un 44% en los meses de Julio y Agosto.

. La traducción de esos porcentajes a número de operarios/día asignados a esta tarea es de 14 personas.

Considerando un número medio de 20 días de trabajo al mes durante esos seis meses, puede afirmarse que una vez finalizada la obra de Restauración y Automatización de redes de riego, más de 1.680 jornales cada año han podido ser dedicados a otras tareas propias del oficio de jardinería elevando con ello el nivel de conservación.

Recursos materiales asignados

El movimiento de las mangas, trípodes y cañones de riego requieren del apoyo de un dumper a doble turno por día en exclusiva para esa tarea.

Pàrque de Maria Luisa.-Instalacion de riego.-Prueba inicial de los aspersores instalados
  1. REDUCCION DE LOS CONSUMOS ENERGETICOS POR OPTIMIZACION DE POTENCIAS DE BOMBEO

Como vimos al principio, en los últimos años, la antigua red de riego se nutría de la Ría de Plaza de España donde había tres bombas de 20 CV cada una y la bomba de 20 CV de la Glorieta de Dante.

En realidad, durante los tres últimos veranos, en la mayoría de las ocasiones se ha regado únicamente el último equipo enumerado, dejando al primero de ellos para situaciones de emergencia o avería de los otros dada la dudosa calidad de las aguas que bombeaba. Pese a todo, este sistema implicaría una potencia de continuo de 20 CV, que se usan la mayor parte del doble turno durante los meses citados en tarifa eléctrica de día.

Con el nuevo equipo de bombeo, y dada la instalación de un variador de velocidad la potencia no será constante, sino que va a depender de la demanda de las estaciones que se abran, previa programación óptima de las mismas que estarán informatizadas y reguladas por las electroválvulas precisas conectadas a los satélites y ordenador de gestión del riego.

A priori, puede estimarse un trabajo medio de 20 CV al tiempo con picos de 30CV y bajadas a menos de 10.

  1. REDUCCION DE LAS AVERIAS EN LA RED

Los costes de reparación de pequeñas averías por cierres mal realizados y golpes de ariete aparejados se verán reducidos por la automatización y el uso del variador de velocidad.

BENEFICIOS ECOLOGICOS DIRECTOS POR LA IMPLANTACION DEL NUEVO SISTEMA DE RIEGO

1º. Descenso del consumo energético

Ya ha sido tratado en punto anterior, pero es obligación general de cualquier organismo que vele por el interés público el evitar costes energéticos innecesarios, con independencia de la cuantía económica a que asciendan.

2º. Optimización de las dosis de riego con el consiguiente ahorro de agua

Aunque se trate de aguas de pozo, en principio no sujetas a posibles restricciones por sequía, el agua es un bien preciado y común en nuestras latitudes, una vez más el lema de “piensa globalmente y actúa localmente” se debe de imponer. Evitar un uso irracional del agua que según los fabricantes del programa de gestión del riego que se ha instalado puede ser economizada en más de un 50 %.

Extracto de la memoria del proyecto de RESTAURACION Y AUTOMATIZACIÓN DE REDES DE RIEGO EN EL PARQUE DE MARIA LUISA SEVILLA  Autor: Javier Isidoro Gómez Garcimartín  Ingeniero Técnico Forestal del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla.  Redactor del Proyecto y Director de las Obras descritas.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Esculturas procedentes del Palacio Arzobispal de Umbrete

Sevilla.-Jardines de las Delicias de Arjona

Los Jardines de las Delicias de Arjona, se encuentran en Sevilla, ubicado junto al Parque de María Luisa, son conocidos popularmente entre los sevillanos como Jardines de las Delicias y fue el primer espacio que se intentó aprovechar como espacio verde y jardines en el siglo XVIII, al tiempo que se expandía la ciudad.

No sería hasta el año 1825 cuando se produciría el cambio más importante en el parque, añadiendo el toque romántico que pervive aún con el paso del tiempo.

También se acondicionó con unos riegos muy novedosos para la época al tratarse de una máquina de vapor bombeando agua.

En 1864 se incorporaron algunas obras escultóricas provenientes del Palacio Arzobispal de Umbrete tras el incendio sufrido en 1762, se trataban de obras de arte de estilo rococó italiano, clasicista y temática pagana, fueron colocadas sobre pedestales en el jardín..

Próximos al año 1929 se acuerda remodelarlo para incorporarlo a la Exposición Iberoamericana que se celebraría en la ciudad.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Citrus mirthyfolia

Declaración de Bien Cultural de Interés como Jardín Histórico

  1. En desarrollo de lo prescrito en el artículo 46 de la Constitución Española, la Ley Orgánica 6/1981, de 30 de diciembre, del Estatuto de Autonomía para Andalucía, en su artículo 12.3 refiriéndose a los objetivo básicos de la Comunidad Autónoma, establece entre ellos, el de afianzar la conciencia de identidad andaluza, a través de la investigación, difusión y conocimiento de los valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda su riqueza y variedad, atribuyendo a la misma, en el artículo 13.27, la competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma en materia de patrimonio histórico, artístico, monumental, arqueológico y científico, y el artículo 6.a) de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, determina que se entenderán como organismos competentes para la ejecución de la ley los que en cada Comunidad Autónoma tengan a su cargo la protección del patrimonio histórico.

Asimismo, el artículo 2 del Reglamento de Organización Administrativo del Patrimonio Histórico de Andalucía, aprobado por Decreto 4/1993, de 26 de enero, atribuye a la Consejería de la Junta de Andalucía la competencia en la formulación, seguimiento y ejecución de la política andaluza de Bienes Culturales, referida a la tutela, enriquecimiento y difusión del patrimonio histórico andaluz, siendo, de acuerdo con el artículo 3.3 del citado Reglamento, la titular de la Consejería de Cultura el órgano encargado de proponer al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía la declaración y competiendo, según el artículo 1.1 del Reglamento anterior, a este último dicha declaración.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Phoenix reclinata.-Palmera de Senegal

En el año 2004 fue declarado Bien de Interés Cultural dentro de la categoría Jardín Histórico.

En el año 2009 fueron restaurados después de años de espolio y abandono.

La restauración discutida y discutible nos los presenta en la actualidad.

Los Jardines de las Delicias tienen una estrecha relación medioambiental y paisajística con el vecino Parque de María Luisa, con el que comparte numerosas especies botánicas americanas.

Ocupa el lugar donde se podía encontrar la finca conocida como “Bellaflor” de 33.000 metros, donde se alojaría Felipe II en su visita a la ciudad.

El camino de Bellaflor pasó a ser un paseo iniciado por don Pablo de Olavide, en la segunda mitad del siglo XVIII, y continuado por Ávalos. Don José Manuel de Arjona completaría la obra de Ávalos, prolongando el paseo que tendría sus comienzos junto al antiguo Colegio de San Telmo.

Trazados bajo la dirección de Claudio Boutelou, recibieron el nombre de Jardines de las Delicias con el apelativo popular de las “Delicias de Arjona” en referencia al Asistente, iniciándose en 1826 y terminándose las obras en 1829.

Jardines de las Delicias.-Bustos procedentes del Palacio Arzobispal de Umbrete.

Para leer más …..

Jardines de las Delicias (Sevilla)

Los Jardines de las Delicias son una zona verde de Sevilla (Andalucía, España), ubicada junto al Parque de María Luisa y colindante con el Muelle de las Delicias.

La primera urbanización de esa zona como espacio de recreo data del siglo XVIII, con el asistente Pablo de Olavide y con la labor del asistente José Ávalos.1 En un primer momento eran conocidos como Jardines de la Bella Flor, porque en esa zona había un camino ajardinado que conducía a un molino llamado así.2

A comienzos siglo XIX el asistente José Manuel Arjona diseñó los jardines de esta forma y los renombró como Jardines de las Delicias. El director de su construcción fue Claudio Boutelou.

El año 1825 se produjo el cambio más importante en el parque, añadiéndosele el toque romántico que aún pervive. También se acondicionó con unos riegos muy novedosos para la época al tratarse de una máquina de vapor bombeando agua. Quedó finalizado en 1830.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Crinum x powelli

En 1873 el Establecimiento de Arboricultura de F. Robillard de Valencia ofreció al Ayuntamiento cambiar los naranjos de la zona por árboles ornamentales.2

De este a oeste, los Jardines de las Delicias se ordenan con la siguiente secuencia: una franja extendida de forma paralela a la avenida de la Palmera, donde se encuentra la trama de mayor carácter romántico, efecto conseguido mediante la ordenación de los circuitos en torno a glorietas de planta circular comunicadas por senderos de recorrido recto o curvo.

En ellas se conservan fuentes o pedestales con esculturas que dan al conjunto un buscado carácter escénico. La primera de ellas, dedicada a Venus, presenta una escultura central sobre alto pedestal; la segunda, a Urania, también se compone de escultura central sobre pedestal; y en la tercera, se encuentra una fuente central con escultura de un niño jugando con una caracola. Pasado el paseo del Líbano hay tres glorietas más en el flanco cercano a la Avenida de la Palmera, mientras que en el contrario hay solamente dos. De aquellas, una se dedica una al pintor Joaquín Sorolla (colocada en 1824 por el Ateneo sevillano) y otra al dios Pan. De las segundas, la primera es de planta cuadrada, en la que existe una grada decorada con pedestales y esculturas en las esquinas, uniéndose a otra de planta circular. Por último encontramos un espacio ordenado en torno a un estanque central de planta rectangular.

La zona situada en el sector trasero al descrito, extendida hasta el límite oeste del jardín, presenta amplias praderas de césped en la que se encuentran tres glorietas y una ordenación muy clara compuesta por senderos de tierra. Esta área pertenecía al espacio en el que se encontraba el antiguo macetero, razón por la cual presenta una ordenación muy diferenciada al resto del jardín, al ser la más reciente en el proceso de incorporación en las remodelaciones de todas las áreas ajardinadas que lo componen y por no haberse planteado una ordenación de carácter simétrico.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Zona que ocupaba el antiguo macetero..

Como zonas reformadas por la implantación de algunos de los pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929, quedan por describir los extremos sur y norte del propio jardín. En el primero se ubicaron los de Marruecos y Colombia, conservando, en torno a ellos, el carácter de zona ajardinada en la que se plantearon construcciones dispersas y exentas. En el sector contrario, la principal alteración del jardín se llevó a cabo como consecuencia de la construcción del  pabellón de Argentina. Esta edificación de gran desarrollo en planta, alteró el espacio que se encuentra a su alrededor principalmente en la parte anterior a la fachada principal, ante la cual se diseña un acceso para el tráfico rodado a modo de apeadero que deriva desde la avenida de la Palmera, similar al planteado en la acera frontera, coincidiendo con una de las entradas del parque de María Luisa. Más próximo al vértice del jardín por el extremo norte se encuentra el pabellón de Guatemala, y seguidamente, una pequeña glorieta.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Hibiscus arnottianus var. inmaculatus

En la actualidad, y abarcando la totalidad de la planta de lo considerado como jardín de carácter histórico, los Jardines de las Delicias representan para el sector de la ciudad en la que se ubica, una importante área ajardinada que cuenta con interesantes especies botánicas y otros elementos de mobiliario urbano original del momento de su diseño. Aunque separado del extenso parque de María Luisa por la avenida de la Palmera, conecta con este sector de gran densidad de zonas verdes de interés patrimonial de la ciudad, con el cual y a pesar de las diferentes razones que los crearon, se ejerció una unión en la que la implantación de algunos de los pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929 otorgó un cierto carácter unitario.

Al oeste de los jardines, en una parte de césped, está la estatua de la Dama Ibérica y dos hombres recostados. Son parte de una fuente de la Exposición Iberoamericana de 1929, obra de Manuel Sánchez Cid, que fue colocada en la Plaza de los Conquistadores de la muestra. Los dos hombres son una alegoría del río Guadalquivir de Andalucía y del río Magdalena de Colombia respectivamente, que estaban colocados sobre dos fuentes donde caía agua hacia una gran pila, alegoría del océano Atlántico, con la Dama Ibérica presidiendo todo el conjunto

Próximo a los jardines puede verse el edificio El Cano, de los años 50, que es un bloque residencial de ladrillo visto con cuatro torreones en sus esquinas.

Jardines de las Delicias .-Neptuno niño

ESTUDIO DEL EMPLAZAMIENTO.

Los Jardines de las Delicias de Arjona, se encuentran en Sevilla, ubicado junto al Parque de María Luisa. Este espacio verde es conocido popularmente entre los sevillanos como Jardines de las Delicias y fue el primer espacio que se intentó aprovechar como espacio verde y jardines en el siglo XVIII, al tiempo que se expandía la ciudad. Se encuentra entre el paseo de las Delicias y la avenida de Santiago Montoto en el Distrito Sur.

Su extensión es de 54.252 m², que debido a acontecimientos como la Corta de Tablada, la celebración de la Exposición Iberoamericana (que propició la construcción de algunos pabellones) o la ampliación del Paseo de las Delicias, han reducido su superficie ajardinada.

ORIGEN HISTÓRICO.

Estos románticos jardines fueron construidos por iniciativa del asistente José Manuel Arjona bajo la dirección de Claudio Boutelou, en un principio se conocían con el nombre de Jardín de la bella Flor, ya que existía un camino ajardinado que conducía a un molino y una finca del mismo nombre, donde al parecer se hospedaba Felipe II en sus visitas a esta ciudad. Fue Arjona el que los bautizó como Jardines de las Delicias.

En 1825 se crearon las principales trazas del jardín romántico tal como hoy lo conocemos, dotándose al recinto de unos dispositivos de riego que fueron calificados en la época de muy novedosos y de gran interés tecnológico por incorporar una máquina de vapor para el bombeo del agua.

Jardines de las Delicias.-.Esculturas de Apolo,Juno y Mercurio en el Salon Alto

Otro período a destacar en la creación de estos jardines se produjo con la incorporación de los bienes muebles procedentes del Palacio Arzobispal de Umbrete que, desmontados tras el incendio que asoló este inmueble en 1762, fueron utilizados primero para ornamentar la Plaza del Museo de Sevilla. En 1864 su incorporación a este jardín supone la presencia del arte rococó italiano, de tradición clasicista y temática pagana. Las esculturas se situaron sobre pedestales realizados por Cayetano de Acosta, también de estilo rococó.

La zona que está próxima al paseo de las Delicias es la más romántica, con jardines circulares entorno a las glorietas y que se hallan comunicados por senderos rectos y curvos. En cada glorieta encontramos pedestales con esculturas, fuentes o un árbol como protagonista.

Jardines de las Delicias.-.Esculturas de Apolo,Juno y Mercurio en el Salon Alto sustituidas por jarrones seriados en la ultima restauracion

Como fase definitiva en la ordenación espacial del jardín es preciso destacar el momento en el que se incorporó el total de su planta al recinto de la Exposición Iberoamericana de 1929. La vinculación con este evento fue también la causa por la que se produce un incremento patrimonial en el recinto, en el que se levantaron inmuebles pertenecientes al marco del regionalismo y el historicismo de tradición colonial, consiguiendo unas características de unidad estilística e histórica en su arquitectura que homogeneiza el sector a ambos lados de la Avenida de la Palmera. (María Rosa, 2003; José Alfonso Muriel, 2014).

Los jardines fueron declarados el 18 de mayo de 2004 Bien de Interés Cultural dentro de la categoría de Jardín Histórico.

Otra obra civil es el estanque central, de planta rectangular, que se encuentra delante de La casa del estanque, al cual le da nombre.

 

En cuanto a esculturas, el Parque posee numerosos pedestales y bustos de mármol.

1-.Iberia: cuyo autor es Francisco Marco Díaz Pintado. La imagen aparece como una diosa, en una mano lleva un racimo de la abundancia.

 

2.-Río Magdalena: cuyo autor es José Laffita Díaz. La escultura está inspirada en una alegoría del río Magdalena en Colombia. Vemos un joven recostado sobre frutas y un caimán. De estilo clásico.

Jardines de las Delicias.de Arjona.-Escultura recuprerada de la P`laza de los Conquistadores de la Expòsicion Iberoamericana.-Rio Magdalena

3.-Río Guadalquivir: cuyo autor es Agustín Sánchez Cid. Vuelve a representar a un joven, pero esta vez junto a la cabeza de un toro y un ramo de la abundancia, igual que Iberia. De estilo clásico.

4.-Dios Pan. Con cuerpo de hombre, patas de macho cabrío y un vellón que cubre parte de su torso. Presenta las manos amputadas y el rostro bastante deteriorado.

5.-Neptuno. Esta escultura se sitúa sobre una fuente. Representa un tritón niño que sopla una caracola. A sus piernas se enrolla un extraño pez. La fuente es de mármol blanco. La base es de piedra formando un mosaico geométrico.

Jardines de las Delicias.de Arjona.-Busto a Sorolla

6.-Sorolla. En este caso observamos un busto del pintor valenciano. Se encuentra rodeado por un parterre circular con vegetación. En los laterales se puede leer:“A Sorolla, Sevilla, 26-10-1924”.“La sección de bellas artes del Ateneo”.

7-Urania. Cuyo autor es José Capúz. Esta escultura representa     la musa de la Astronomía. Sostiene una bola que representa el globo terrestre, además de unas cartas de navegación. Está rodeada de un jazmín.

8.Venus con cúpido niño. También se encuentra sobre un pedestal. La diosa Venus acaricia la cabeza de Cupido niño, quien le abraza la pierna. Debido a los actos vandálicos se encuentra decapitada.

9.Bustos Romanos. Se encuentran sobre unos pedestales a izquierda y a derecha al entrar por la puerta que da a la Avenida del Líbano.

10.-Salón Alto. Este salón es de planta cuadrada, presenta gradas y pedestales. En un principio lucían las figuras mitológicas de Mercurio, Marte, Apolo y Juno, en cambio, ahora debido a actos vandálicos presenta jarrones.

11.-Glorieta. Glorieta de gran tamaño, circular, en el centro una fuente octogonal, rodeada por un seto de Mirto, a su alrededor, cuatro bancos circulares forman la glorieta. Posee también pedestales con bustos romanos en mármol de Carraca. Algunos bustos están decapitados por actos vandálicos.

Jardines de las Delicias.Durante años se celebraron-botellonas,sin que nadie lo impidiera.

Descripción:

Dos asistentes (cargos equivalentes al de alcalde en la actualidad), llamados Don José de Ávalos y Don José Manuel de Arjona, sintieron especial predilección por estos lugares embelleciéndolos con cuidados jardines. Al primero de ellos se debe ya un cierto ajardinamiento de estos parajes, junto al Guadalquivir, rodeados de huertos y casas de placer. Por aquí se encontraba la finca conocida como la de “Bellaflor”, donde se alojaría Felipe II en su visita a la ciudad.

El camino de Bellaflor (o de Bella Flor) pasó a ser en la segunda mitad del XVIII un agradable paseo iniciado por otro asistente: Don Pablo de Olavide y continuado precisamente por Ávalos. Don José Manuel de Arjona completaría la obra de Ávalos, prolongando el paseo que tendría sus comienzos junto al antiguo Colegio de San Telmo (hoy sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía) para terminar en los alrededores de la venta de Eritaña, aproximadamente donde hoy se encuentra la Glorieta de México. Estas operaciones llevarían consigo, también, el trazado del denominado Salón de Cristina, en el otro extremo del nuevo paseo, jardines conocidos hoy como los Jardines de Cristina.

Trazados bajo la dirección de Claudio Boutelou, recibieron el nombre de Jardines de las Delicias con el apelativo popular de las “Delicias de Arjona” en referencia al Asistente, iniciándose en 1826 para estar totalmente terminadas las obras en 1829. Los primitivos ajardinamientos anteriores a Arjona se conocerían como las “Delicias viejas”. Las crónicas de la época hacen cumplida referencia a numerosas plantas de origen americano traídas para su plantación en estos nuevos jardines.

Jardines de las Delicias.-Dios Pan

Desde su inauguración ha experimentado diversas reformas que en la mayoría de los casos han supuesto una reducción de la superficie inicial. Así, con motivo de las obras efectuadas para le ejecución de la Corta de Tablada, perdió terreno en su parte Sur. También con  la Exposición Iberoamericana de 1929, pues en torno a él se construirían los pabellones de Colombia, Guatemala, Argentina, Marruecos y Guinea, sirviendo de paseo natural de acceso a dichos edificios.

De carácter romántico, el jardín combina de forma natural las áreas paisajistas -fruto de la ampliación hacia la antigua avenida Santiago Montoto, al desaparecer el macetero y la vieja estufa que se había trasladado desde San Telmo- con espacios tranquilos que discurren a través de glorietas invitando al paseo, la lectura o el descanso. Estas glorietas poseen esculturas con alusiones mitológicas, alguna de las cuales estuvo en la plaza del Museo, o fuentes. Debe destacarse el conjunto de pedestales y bustos que rodea el entorno del Kiosco de El Líbano y que, procedentes del palacio de verano de los arzobispos hispalenses en Umbrete, fueron trasladados hasta aquí en 1864. También el busto del pintor Sorolla, que a instancias del ateneo fue colocado aquí en 1924. Todo el conjunto queda enmarcado por un entorno vegetal en el que se dan cita más de un centenar de diferentes especies.

Jardines de las Delicias.- Avenida del  Líbano

Junto al que fuera pabellón de Colombia en la exposición universal de 1929 encontramos mirto, una gran acacia (Gleditsia triacanthos), un limero (Citrus limetta) de origen asiático, helechos bastos (Homalocladium platycadum) y un buen número de árboles de Júpiter (Lagerstroemia indica). Siguiendo el camino llegamos a una zona más escondida ordenada mediante una de las glorietas en la que destacan sobre los demás un chopo canadiense (Populus x canadiensis)  y un sapindo (Sapindus mukorossi)  de origen asiático y que llega a los 20 metros de altura. Toda la zona se cubre de hiedra que se adhieren incluso a los tallos de los árboles, creando así un agradable recubrimiento vegetal.

Pasando a través de bambúes llegamos a la parte trasera del jardín, donde comienza a vislumbrarse una intención paisajista en la disposición del arbolado sobre caminos de albero. Aquí encontramos laureolas, eucaliptos, brachichitos (Brachychiton populneum), adelfas (Nerium oleander), un arce, un abutilón (Abutilon arboreum) de origen peruano, y una maba (Maba sp). Atravesando este primer sector de la zona paisajista nos encontraremos con un árbol del fuego (Grevillea robusta), acacias, palmeras washingtonias, sauzgatillos, aloes (Aloe saponaria), palmeras (Phoenix reclinata), jacarandas, acocanteras… todo ello a escasos pasos del edificio que alberga el Servicio Municipal de Parques y Jardines, antiguo pabellón de Marruecos durante la Muestra de 1929 en el que podemos encontrar entre otras especies: fotinias, ciruelos de Japón, un árbol de lianas, un palo rosa (Tipuana tipu), un apestoso (Cestrum fasciculatum) de origen mejicano y flores moradas, una pita (Agave americana) también de origen mejicano, etc.. Un poco más allá y ya junto al que fuera pabellón de Guatemala, en una zona que ha perdido su ordenación compositiva inicial, encontramos grandes ejemplares de plátanos de sombra y un enorme pino canario (Pinus canariensis).

Jardines de las Delicias de Argona.-Citrus mirthyfolia.-Naranjo moruno

Junto al  que fue pabellón de Argentina se abre un estrecho paseo de naranjos amargos, uno de los accesos más agradables de entre los posibles para adentrarse en la espesura del jardín, que nos conduce hacia el interior del mismo. En un recorrido marcado por el intenso aroma del azahar en Primavera, podemos vislumbrar pacíficos, granados, espireas, lantanas, celindas, laureles, asclepias (Aslepias curassavica) de origen americano y flores de color rojo y amarillo, jazmines, viburnos, etc.

Pasando por la glorieta en la que se encuentra el monumento a Sorolla, se alcanza un  paseo delimitado por melias o paraísos (Melia azedarach), lantanas y un margaritero entre otras especies. Aquí hay también un hermoso grupo de cañas de Indias (Canna  x hybrida) junto a  cocos plumosos (Syagrus romanzoffiana).

Casi finalizando el recorrido que nos llevará de nuevo al punto de partida pasamos por dos tranquilas glorietas en las que podemos encontrar latanias (Livistona chinensis), una acacia australiana y belladonas  (Amaryllis belladonna) en la primera y  una pequeña pero recogida rotonda con un buen grupo de naranjos morunos  (Citrus myrtifolia) en la segunda.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Glorieta de Haiti

El intenso tráfico que discurre por el Paseo de las Delicias que toma su nombre del Jardín, continuación del Paseo de la Palmera (descrito en otro lugar), no ha podido acabar con el ambiente recogido y tranquilo que todavía se puede respirar en estos jardines, bien sea perdidos entre la espesura de su vegetación, o absortos en la contemplación de su reducida pero escogida estatuaria, evocadores de un  tiempo irremediablemente pasado.

Estoy en los Jardines de las Delicias de Arjona, conocidos como “Jardines de las Delicias”. Es éste un lugar romántico de la ciudad que ha sido por fin rehabilitado y adecentado de su lamentable estado. Desde el verano de 2007 cuenta con un cerramiento en todo su perímetro. Las rotondas, los jardincillos, las fuentes, los estanques, los árboles, las esculturas, todo ha sido restaurado y devuelto a su antigua dignidad. Ahora podemos contemplarlo en su máximo esplendor. Esperemos que permanezca así por siempre este rincón mágico y que no sea de nuevo castigado por la ignorancia y el vandalismo de personas irrespetuosas.

La primera traza de los jardines, más o menos como hoy los conocemos,  data de 1.825. En 1.864 se incorporaron a éste varias esculturas procedentes del Palacio Arzobispal de Umbrete. Lo que más me interesa ahora es destacar de estos jardines no sólo su belleza paisajística y su importancia ecológica sino también la cantidad de esculturas y elementos relativos a la mitología grecorromana que se encuentran allí.

Jardines de las Delicias.- Paseo de naranjos unos de los mas antiguos de Sevilla

Si entramos por la puerta norte, la que se abre por el lado del antiguo Pabellón de Argentina de la Exposición Iberoamericana de 1.929, después Instituto Murillo y  hoy Conservatorio Superior de Danza, descubrimos enseguida, a la izquierda de un paseo de naranjos, la escultura de Venus con Cupido niño. Alzada sobre pedestal, la diosa Venus, cubierta en parte por una delicada tela que se recoge ella misma con la mano izquierda, acaricia la cabeza de Cupido niño, que se le abraza a la pierna, como si buscara su protección. Por desgracia, la diosa fue decapitada. Yo la conocí con su cabeza, así que el acto vandálico debió producirse sobre mediados de los años 80 del s. XX.

Si seguimos hacia adelante, muy pronto encontramos la Glorieta de Urania, que, como su propio nombre indica, debe su denominación a la imagen que representa a la musa de la Astronomía. Mirando hacia su derecha y cubierta con un manto de cintura para abajo, la imagen de Urania se nos presenta sosteniendo en su mano izquierda una bola que representa al globo terráqueo y en su mano derecha unos rollos de documentos, posiblemente cartas astronómicas o de navegación. Por fortuna, esta efigie se ha librado del ataque de los vándalos. Muy posiblemente, esto se debe a la protección que durante tantos años le han prestado el alto pedestal sobre el que se erige la figura y el frondoso jazmín que tiene su casa alrededor de dicho pedestal.

Jardines de las Delicias de Arjona.-Neptuno Niño

Algo más adelante nos encontramos con la “Fuente del niño de la caracola” conocida popularmente como “Fuente de Neptuno”. La escultura representa a un tritón niño con una caracola en su mano derecha sobre la boca, soplando para atraer a las criaturas marinas con su sonido. Arremolinado en torno a él se encuentra un extraño pez cuya boca sirve de surtidor a la fuente. Parecieran como hermanos estos dos seres así unidos pero independientes. Tanto el cuerpo como el pedestal de la fuente son de mármol blanco. El basamento de la misma es de piedra formando un mosaico de motivos geométricos.

Siguiendo en la misma dirección hacia adelante, llegamos al Paseo del Líbano. Sobre el “Salón Alto” de dicho paseo, y sobre las esculturas de dioses que allí se encontraban puede leerse  aquí la debida información.

Desde este lugar, un tanto escondida por la frondosidad de los jardines y la generosidad de la naturaleza a la que siempre perteneció este personaje, descubrimos la estatua del dios Pan. Pelo y barba erizados, cuerpo de hombre, patas de macho cabrío y un vellón que cubre parte de su torso. Así se nos muestra el dios agreste, tal vez sus manos hoy perdidas portaran una flauta o caramillo.

Jardines de Catalina de Ribera sin el cerramiento actual

Sevilla.-Jardines de Catalina de Ribera y Murillo

DECLARACION DE BIEN DE INTERES CULTURAL

DECRETO 103/2002, de 12 de marzo, por el que se declara bien de interés cultural, con la categoría de jardín histórico, los jardines de Murillo y el paseo de Catalina de Ribera, de Sevilla.

Los jardines son declarados bien de interés cultural B.I.C por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía formando parte del Patrimonio Histórico Andaluz

1º.- El paseo de Catalina de Ribera y los jardines de Murillo conforman una de las zonas ajardinadas de mayor interés histórico, artístico, paisajístico y medioambiental de las existentes en la ciudad de Sevilla. Participando plenamente en la vida de la urbe, conservan interesantes especies botánicas así como muestras arquitectónicas, escultóricas y de elementos de mobiliario urbano originales del momento de su formalización en el primer cuarto del siglo XX.

Jardines de Catalina de Ribera.-Monumento a Catalina de Ribera

2º La Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, por Resolución de 23 de noviembre de 1982 (publicada en el «Boletín Oficial del Estado» de 11 de enero de 1983) incoó expediente de declaración de jardín artístico a favor de los jardines de Murillo en paseo de Catalina de Ribera en Sevilla, según la Ley de 13 de mayo de 1933, sobre defensa, conservación y acrecentamiento del patrimonio histórico-artístico nacional, siguiendo su tramitación según lo previsto en dicha Ley, en el Decreto de 16 de abril de 1936 por el que se aprueba el Reglamento para la aplicación de la Ley del Tesoro Artístico Nacional, así como en el Decreto de 22 de julio de 1958 por el que se crea la categoría de monumentos provinciales y locales, en función de lo preceptuado en la disposición transitoria sexta apartado primero de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español. Emitieron informe favorable a la declaración la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, cumpliendo así con lo previsto en el artículo 14 de la Ley de 13 de mayo de 1933, sobre defensa, conservación y acrecentamiento del patrimonio histórico-artístico nacional, así como en el artículo84 de la Ley de Procedimiento Administrativo de 17 de julio de 1958.

3º.- Terminada la instrucción del expediente, según lo previsto en el artículo14.2 de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, procede la declaración de bien de interés cultural de dichos jardines, con la categoría de jardín histórico, así como y, de conformidad con lo prevenido en la disposición adicional primera de la Ley 16/1985, de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español, en relación con el artículo 8 del Reglamento de Protección y Fomento del Patrimonio Histórico de Andalucía, aprobado mediante Decreto 19/1995, de 7 de febrero, la inclusión del mismo en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

Jardines de Catalina de Ribera. con cerramiento.-

4º.- Delimitación del bien

El jardín histórico queda dentro de la línea que parte, en el vértice noreste, en el encuentro de la calle paseo de Catalina de Ribera y la avenida de Menéndez Pelayo y continúa, por el este, siguiendo dicha avenida y, por el sur, dibujando una curva frente a la plaza de Don Juan de Austria. Por el oeste, prosigue en el límite con la parcela que conforma la esquina de la calle San Fernando, continuando junto al muro de cerramiento delos Reales Alcázares. La línea se inflexión hacia el noroeste hasta la plaza de Francisco de Alfaro y, desde ella, sigue el andén perimetral de los jardines de Murillo por el límite de las parcelas colindantes pertenecientes al caserío del barrio de Santa Cruz, bordea la plaza de Refinadores por su flanco este y va a quebrar en el ángulo que forman dicha plaza y Lacalle paseo de Catalina de Ribera. La última vía citada define la delimitación por el norte.

Quedan excluidas de la declaración las parcelas 01 de las manzanas 55162, 55178, 56181 y 56182, correspondientes a cuatro edificaciones iones situadas entre la hilera externa de arbolado del paseo de Catalina de Ribera y la acera de la Avenida de Menéndez Pelayo.

Jardines de Catalina de Ribera.-Paseo junto a la muralla del Alcazar

ANTECEDENTES HISTORICOS

De las Huertas de Sevilla de Santiago Montoto.-1951

“La huerta más conocida de las generaciones actuales fue la del Retiro”.

Muchos sevillanos la recordamos sembrada de hortalizas con su gran noria y extensa alberca, baño de la chiquillería del Barrio se Santa Cruz, con árboles frutales gallineros, vaquería y un pudridero, que por cierto nos hacia las delicias de los vecinos.

Estaba esta huerta entre las Murallas del Alcázar, las de la ciudad y el muro de la Judería y llegaba hasta lo que es hoy la calle Menéndez y Pelayo.

La generosa reina Isabel II  dio parte de la huerta  en 1860 para ensanche del campo de la Feria de Abril, formándose entonces  una alameda que se llamó Paseo del Pino, por uno corpulento que aún se conserva  ( esta año el pino centenario ha muerto ) y luego denominado Catalina de Ribera.

Jardines de Murillo junto a las Murallas del Alcázar, con esos rectos JARDINES DE CATALINA DE RIBERA por acá delante y el Monumento a Colón 1921

Ese nuevo espacio público, que venía a atenuar la estrechez de la trama urbana de los barrios colindantes, no contaba aún con una ordenación especial.  A fines del siglo XIX se acometió un primer proyecto de ajardinamiento y amueblamiento del denominado en esos momentos «Paseo de los Lutos» y, en 1920, con motivo de las intervenciones realizadas con vistas a la Exposición Iberoamericana, el arquitecto Juan Talavera y Heredia, formaliza as trazas conservadas en la actualidad. Este mismo arquitecto, notorio representante del historicismo regionalista, había diseñado pocos años antes los contiguos jardines de Murillo, fruto también de una cesión (1911) de otra porción, situada al noroeste, de la Huerta del Retiro del Alcázar.

El trazado en planta del paseo de Catalina de Ribera presenta una clara disposición longitudinal, concebida para el tránsito, mientras que el de los jardines de Murillo responde, por su ubicación y diseño, a un recinto más recoleto.

Jardines de Catalina de Ribera.-Fuente desaparecida con motivo de la ordenacion de la Plaza Juan de Austria.-Pasarela

En 1860, por concesión del Real Patrimonio y para ensanche del campo de la Feria en el antiguo Prado de San Sebastián, quedó unida a los terrenos del municipio una ancha faja de la huerta del Retiro, desde la que fue Puerta de San Fernando hasta la Puerta de la Carne, para lo cual se derribó la tapia que cercaba dicha huerta unida al Alcázar Real, y se levantó otra almenada en el lugar en que hoy la vemos limitando los nuevos jardines del Alcázar.

Se derribó el muro que la separaba del exterior, construyéndose uno nuevo con almenas que es el hoy visible a lo largo del Paseo y que lo separa de los Jardines del Alcázar.

Aunque para el ciudadano de hoy es probable que decir Jardines de Catalina de Ribera o Jardines de Murillo, resulte indiferente, son partes bien diferenciadas, no solo cronológicamente, sino también estilísticamente, como más adelante aclaramos.

Sevilla.-Jardines.Paseo de Catalina de Ribera

PASEO DE CATALINA DE RIBERA

Conocidos originariamente como Paseo del Pino, no será hasta 1898 cuando reciban su actual denominación, en honor de la fundadora del Hospital de las Cinco Llagas, ilustre dama descendiente del adelantado mayor de Andalucía Per Afán de Ribera, organizándose entonces unos jardines a modo de paseo con alineaciones de árboles.

Se le conocía popularmente como Paseo de los Lutos, pues por su sencilla ornamentación y su situación a espaldas del Alcázar, retirada de los lugares que concentraban junto al río el animado paseo y la vida social al aire libre de entonces, dio lugar a que fuera frecuentado por las familias dolientes.

La costumbre se terminó cuando se plantó en estos jardines la jardinería amena y decorativa, constituyendo una prolongación o un antecedente, según se venga del Sur o el Norte, del Parque de María Luisa.

En 1860, por concesión del Real Patrimonio y para ensanche del campo de la Feria en el antiguo Prado de San Sebastián, quedó unida a los terrenos del municipio una ancha faja de la huerta del Retiro, desde la que fue Puerta de San Fernando hasta la Puerta de la Carne, para lo cual se derribó la tapia que cercaba dicha huerta unida al Alcázar Real, y se levantó otra almenada en el lugar en que hoy la vemos limitando los nuevos jardines del Alcázar.

Paseo de Catalina de Ribera.-1915

La obra de jardinería se acometió inmediatamente, según el proyecto del ingeniero Sr. Doblado, aunque las obras se desarrollaron con gran lentitud por falta de dinero. Pronto se trazaron una serie de paseos que atendían más a la comodidad del público que a planteamientos estéticos, y varias glorietas; se plantaron acacias blancas, palmeras, plátanos, adelfas, plantas coníferas y, como revestimiento de la muralla que limitaba uno de los lados del jardín, yedras,  y otras trepadoras.

Hay que tener en cuenta que por estas fechas estaba inmersa en los preparativos de la Exposición Hispano Americana que debía celebrase en el 1914, que si bien no se celebró hasta 1929 como Exposición Ibero Americana , se fraguó con mucha anterioridad.

Entre 1917 y 1923 el mismo arquitecto, modificando el proyecto del también arquitecto, Antonio Gómez Millán, fue el encargado de acondicionar el nuevo Paseo de Catalina de Ribera para la exposición iberoamericana de 1929 conservando su diseño hasta hoy. El espacio de los jardines comenzará a ordenarse tal y como hoy lo conocemos, fruto de las reformas realizadas entre los años 1917 y 1921, previo a la exposición Iberoamericana de 1929, por un proyecto, en principio de Antonio Gómez Millán, aunque fue finalizado por Juan Talavera  y Heredia.

Paseo de Catalina de Ribera.-Bar España

Tras esto, se le hicieron notables reformas , mejorando sus macizos de jardín, canastillos de plantas y de flores, asientos alicatas, y en las hileras de los elevados árboles que separan los jardines de los paseos laterales, grandes arriates de mampostería fileteados de azulejos con pilastras en los pasos; y resultaron unos jardines pintorescos y geométricos, con atractivas perspectivas longitudinales en su calle central, enarenada como todas, según se va paseando por ella, a partir de la glorieta de entrada, y rodeada de palmeras en mayor extensión

De marcada longitudinalidad los jardines se distribuyen en bandas paralelas con la fuente central como elemento de referencia sobre el que pasa la calle central, a la que son paralelas las dos externas, al final del Paseo de Catalina de Ribera, se encontraba el pabellón de estilo sevillano y atrio alicatado, que se hizo en 1921 para estafeta de Correos y Telégrafos, después convertido en escuela y más tarde derribado…

A estas largas avenidas longitudinales se van oponiendo vías transversales de menor entidad que van organizando glorietas de forma rítmica, sin que en ningún momento se pierda la perspectiva de las primeras.

Paseo de Catalina de Ribera.-eje central

Escoltados por acacias y palmeras entramos en los jardines desde la calle San Fernando a través de una gran rotonda que ahora, una vez dotados los jardines de cerramiento, se encuentra rodeada de vistosas trepadoras. Transportados los pedestales y vasos de un semicírculo que existía junto al Salón de Cristina y frente a San Telmo, fueron adornados con ellos los asientos circulares y la pila con escalinata inferior al nivel del piso y surtidor en el centro de gran ruedo de estilo sevillano, que más adelante detallamos

El paseo de Catalina de Ribera se compone de 3 corredores.

El primero de ellos el adosado a la muralla del Alcázar que es utilizado principalmente para en tránsito de peatones, es el único con solería y parterres de ladrillo y cerámica, habiendo desaparecido los elementos decorativos originales, las volutas rematadas con unas copas de cerámica, testimonio de las mismas se conservan en la calle Antonio el Bailarín, ,las plantas trepadoras cubren los muros, hiedras.-Hederá hélix y parra virgen o viña virgen.-Partenocissus quinquefolia, hoy en día  absorbidas por la planta invasora ,la  enredadera del mosquito.-Anredera cordifolia, que puede hacerlas desaparecer, en el arriate al pie de las trepadoras los acantos.-Acanthus mollis con  algunos arbustos dispersos, muchos han desaparecido.

Paseo de Catalina de Ribera..-Junto a la Muralla del Alcazar

Restaurado entre el año 2001 y 2002 fue recuperada la pavimentación con enchinado y losas de Tarifa, sustituyendo las imitaciones anteriores, todavía queda una parte del paseo en la zona norte, con losas de cemento, imitación a losas de tarifa y enchinado.

El corredor central ofrece la mejor perspectiva de la fuente monumento a Colón y es muy utilizado cómo lugar de juego para niños. La mitad norte de este corredor dispone de un área con elementos de juego para los niños y la mitad sur queda vacía y es utilizada cómo lugar de recreo, más tranquila que la anterior, tiene bancos con respaldo de hierro y otros de cerámica, no precisamente sevillana, sino de origen castellonense .

Al final del paseo existía en tiempo un pabellón estilo sevillano con atrio alicatado que se construyó en 1921 Para Estafeta de Correos y Telégrafos, después utilizado como escuela y derruido en una de las reformas del paseo.

Paseo de Catalina de Ribera..-Monumento a Cristóbal Colón

El eje central es interrumpido en su punto medio por un amplio espacio circular centrado por una fuente, también circular, sobre la que se alzan, encima de un pedestal con bustos de Colón y los Reyes Católicos, dos columnas que soportan un entablamento coronado por la figura de un león y, a medio fuste, las proas de las carabelas.

El monumento, que aporta el elemento vertical de compensación compositiva al paseo, fue diseñado por el arquitecto Talavera y ejecutado por el escultor Lorenzo Coullaut-Varela, y está dedicado a Cristóbal Colón, en consonancia con los eventos de la Exposición Iberoamericana de 1929, momento en que se realizó.

El tercer corredor es el que ofrece mayor intimidad del paseo, queda alejado y aislado por la vegetación de la principal zona de tránsito y del espacio de juego de los niños y mascotas.

Queda aislado del exterior por una pantalla de vegetación que pretende aislar el jardín del ruido y el ajetreo de la avenida Menéndez y Pelayo,  incluye jazmines, sauzgatillos, durillos de flor, viburno elegantísimo, etc… que proporcionan olor y color, existe una puerta de acceso siempre cerrada, al desaparecer el quiosco Bar que la utilizaba para poner veladores en el jardín.

Sevilla.-Paseo de Catalina de Ribera.-Pino desaparecido al secarse en el año 2016

Este corredor es el menos visitado por los usuarios del parque y es frecuentado por personas sin hogar.

Por la tarde es cuando comienza a verse un uso más diverso y se pueden encontrar niños y mascotas por toda la extensión del paseo.

Por la noche el paseo cae en desuso salvo cómo vía de paso y son los jardines de murillo los que ganan protagonismo. En los jardines de Murillo la densidad de vegetación es mayor está compuesto por pasillos más estrechos y sinuosos bajo la sombra de los ficus que proporcionan un ambiente más umbrío y fresco.

Los caminos confluyen en pequeñas glorietas con fuentes en el centro aisladas visualmente del resto de los jardines por barreras vegetales y arquitectónicas cómo una barrera de cipreses podados en forma rectangular o bancos y muretes de azulejo, cómo los que podemos encontrar en la glorieta José García Ramos.

Sevilla.-Jardines de Catalina de Ribera.-Paseo longitudinal

Sorprendentemente la afluencia de turistas dentro de estos jardines era muy esporádica y si acaso podemos encontrar a parejas o lectores en busca de un lugar silencioso y aislado pero a pocos metros del paso de la gente,ahora es a la inversa una multitud de turistas invade diariamente los jardines a su paso al barrio de Santa Cruz.. Es una pena que ninguna de las fuentes de los jardines de Murillo funcione y estén vandalizadas ya que el sonido del agua podría embellecer más el lugar, especialmente por la noche antes del cierre del parque cuando la luz de las farolas junto al olor de la dama de noche (Cestrum nocturnum Linn.) crea un ambiente adecuado para la relajación o la lectura. En una de las glorietas se reúne regularmente un pequeño grupo de lectura de estudiantes extranjeros que aprovechan cualquier momento para desenvolverse mejor con en español.

La puerta por calle San Fernando (antiguo Bar España y actual Oriza)  siendo donde se contempla una de las mejores perspectivas del paseo,ha  estádo permanentemente cerrada hasta hace poco..

El trazado en planta del paseo de Catalina de Ribera presenta una clara disposición longitudinal, concebida para el tránsito, mientras que el de los jardines de Murillo responde, por su ubicación y diseño, a un recinto más recoleto.

El paseo se estructura mediante un eje central y dos ejes secundarios, paralelos a aquél y dispuestos a ambos lados, que se configuran por parterres delimitados por pretiles de fábrica y azulejería.

Sevilla.-Jardines de Catalina de Ribera.–Monumento a Cristóbal Colón.-Balustrada perimetral

EL MONUMENTO A  CRISTOBAL COLON

En 1921 se levanta en el centro del Paseo el monumento a Cristóbal Colón. Fue idea de don José Laguillo, que inició una suscripción popular para financiarlo.

El monumento, que aporta el elemento vertical de compensación compositiva al paseo, fue diseñado por el arquitecto Talavera y ejecutado por el escultor Lorenzo Coullaut-Varela gratuitamente,, y está dedicado a Cristóbal Colón, en consonancia con los eventos de la Exposición Iberoamericana de 1929, momento en que se realizó.

El eje central es interrumpido en su punto medio por un amplio espacio circular centrado por una fuente, también circular, sobre la que se alzan, encima de un pedestal con bustos de Colón y los Reyes Católicos, dos columnas que soportan un entablamento coronado por la figura de un león y, a medio fuste, las proas de las carabelas

Estaba rodeada la fuente por balustradas circulares.

Sobre el basamento con los medallones que contienen el busto de Cristobal Colon y el escudo de los Reyes Católicos se elevan las dos columnas de piedra artificial con imágenes en bronce de las carabelas y los nombres de Isabel y Fernando y sobre el entablado a veintitrés metros de altura, un león de mármol, esculpido por D. Lorenzo Coullat Varela.

En reformas posteriores desaparecieron las balustradas que cerraban la glorieta, así como los bancos incorporados.

Sevilla.-Jardines de Catalina de Ribera.-Monumento a Catalina de Ribera

MONUMENTO A CATALINA DE RIBERA

Muy cercana a la fuente monumental está la fuente parietal, adosada al muro de cerramiento de los jardines del Alcázar, dedicada a Catalina de Ribera, benefactora de la ciudad con la fundación del Hospital de las Cinco Llagas. Cuenta con una estructura arquitectónica de estilo neomanierista diseñada por el mismo Talavera y Heredia con pinturas alusivas a la dama, más los restos de otra fuente.

Esta fuente se realiza aprovechando elementos de la fuente renacentista de don Pedro en compuesta de brocal labrado y un frontón con figuras en bajo relieve, la fuente del siglo XVI, estuvo en la Plaza del  Pumarejo donde se instaló en el Asilo de los Toribios desde 1802 a 1837., . Talavera realiza una fuente de corte clásico,  inspirada probablemente en la que se encuentra en la casa de los Pinelos, atribuida a Juan de Oviedo.

Talavera recurre a Manuel de la Cuesta y Ramos para el azulejo central y la pinturas originales, que se perdieron en los años sesenta, siendo las actuales obra de Francisco Maireles, en el centro preside la obra el escudo de la ciudad de Sevilla. La fuente incluye algún elemento neobarroco, como el frutero que remata la fuente. El Cardo se encuentra con el Decúmano, en una gran plaza circular, con un monumento de Coullaut Valera, cargado de simbolismo.

Paseo de Catalina de Ribera,.-Monumento.-

Catalina de Ribera (c.1450-13 de enero de 1505) fue una noble andaluza, de la casa de Ribera. Fundó el Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, y también se le debe la construcción de la Casa de Pilatos y una amplia reforma del Palacio de las Dueñas, considerados las dos principales residencias nobiliarias de dicha ciudad.

Entre 1917 y 1923 el mismo arquitecto, modificando el proyecto del también arquitecto, Antonio Gómez Millán, fue el encargado de acondicionar el nuevo Paseo de Catalina de Ribera para la exposición iberoamericana de 1929 conservando su diseño hasta hoy. Salvo una fuente situada en el extremo sur del paseo que actualmente está enterrada debajo de un Drago.-Dracaena drago que planto el Presidente del Cabildo de Canarias.

El paseo Catalina de Ribera, dada su ubicación en el límite que separa el casco antiguo con San Bernardo es el espacio verde más transitado del casco antiguo. Para los habitantes de la zona centro es el espacio verde más cercano y de mayor superficie que sirve como zona de transición  entre el centro peatonal y el barrio de San Bernardo abiertas al tráfico. La avenida Méndez Pelayo se usa cómo ronda de circunvalación del casco antiguo.

El acceso al Paseo de Catalina de Ribera desde la calle San Fernando suele hacerse por uno de los laterales, estando la entrada principal muchas veces cerrada.

Paseo de Catalina de Ribera,.-Rotonda donde estuvo instalada una antigua fuente

Jardines de España Justo delante existe esta pequeña glorieta con un drago.-Dracaena drago en su centro rodeada de césped y flores de temporada. Una composición contemporánea que esconde una bella fuente desaparecida hace décadas., salvo una fuente situada en el extremo sur del paseo que actualmente está enterrada debajo de un Drago.-Dracaena drago que planto el Presidente del Cabildo de Canarias.

Como se puede comprobar en las postales de la época, la fuente toma como modelo la del Hospital de los Venerables o la del convento de Los Terceros, con varios escalones hacia abajo, un surtidor central y un pequeño estanque. Alrededor se colocan pedestales de ladrillo con jarrones cerámicos con figuras de león, todo ello completado con macetas y geranios. La imagen fotográfica de unos años después muestra ya una primera remodelación, un seto alrededor del perímetro de la fuente que evitara el acceso o las caídas.

La superficie que ocupaba la fuente, conocida en el argot jardinero como el “reñidero de gallos “desapareció con motivo de las obras de ampliación y remodelación de la Plaza Juan de Austria  (la comúnmente llamada La Pasarela), cuando se sacrificaron por la presión del automóvil, ídolo de oro de la época, las ocupaciones de veladores del tradicional Bar España que tantas veces habían acompañado a la fuente desaparecida.

Por ultimo destacar la portada de la Huerta de la Alcoba, del real Alcázar, obra de José Gómez Millán, encargada por la Casa Real y finalizada en 1921.Entrada a los jardines de los Reales Alcázares y a la antigua Huerta del Retiro.

Jardines de Murillo.-

JARDINES DE MURILLO

Otro monarca al que Sevilla le debe singular gratitud, don Alfonso XIII, cedió a la ciudad otra gran parte de la huerta, en la que se formaron los Jardines de Murillo, derribándose entonces un extenso lienzo del Muro del Agua y poniéndose en comunicación el barrio de Santa Cruz con tan ameno paraje.

La Huerta del Retiro no se llamó en lo antiguo con este nombre, en el curioso “Inventario  de los Bienes del Alcázar “, impreso en 1754, al hablar de este lugar se dice “La finca situada en la torrecilla que está en el callejón que va de la plaza de las Banderas a la Huerta del Parque, que comúnmente llaman Huerta del Retiro.”

En tiempos del último rey de España, lo poco que quedaba de esta huerta se transformó en jardines, no muy conformes con el estilo del palacio y los huertos sevillanos, poniéndose en el límite de ellos la hermosa portada del Palacio de los Duques de Arcos de Marchena “

Jardines de Murillo.-.-Fuentes de Marmol

La descripción nos habla de la Huerta del Retiro con los actuales Jardines de Vega Inclán en los Reales Alcázares, de la Escuela maternal y de los Jardines de Murillo actuales, que formaban la huerta.

Hasta 1860 esta zona era parte de los terrenos del Alcázar de Sevilla, la llamada “huerta del Retiro”. En esta fecha el Patrimonio Real cedió esta parcela a la ciudad.

A partir del siglo XIX las ciudades españolas decidieron sortear los muros de las ciudades o derribarlos para mejorar las comunicaciones viales. Esta mejora de las comunicaciones de los barrios se conocía como “ensanche”. El camino que bordeaba a la antigua ciudad amurallada era una sucesión de avenidas conocida como Ronda Histórica.

Desde comienzos del siglo XX hubo varios proyectos para intentar unir urbanísticamente el barrio Santa Cruz (intramuros) con la Ronda.

Jardines de Murillo.-.-Jardin con distintas glorietas con fuente central

En 1904 Pedro de León y Mangón hizo un plano con una vía que iba desde el inicio de la calle Mateos Gago al paseo Catalina de Ribera. En 1909 el arquitecto Juan Talavera y Heredia aludió a la oportunidad de realizar un camino que uniera la plaza de Santa Cruz y la plaza de Refinadores.

A comienzos del siglo XX el monarca Alfonso XIII cedió los terrenos, al Ayuntamiento de Sevilla como antes se ha referido, donde en la actualidad están los jardines de Murillo. En la zona había trozos de muralla y la tapia de la huerta del Retiro. En 1911 algunos de estos trozos y la tapia fueron derribados para crear una zona verde que comunicase el sureste del barrio Santa Cruz con la Ronda Histórica. El nombre de Jardines de  Murillo fue propuesto por el director del periódico El Liberal, José Laguillo y Bonilla, en honor del pintor homónimo.

“Todas estas propuestas e intentos dieron lugar a la realización de una petición formal al Rey D. Alfonso XIII de los terrenos necesarios de la Huerta del Alcázar. No obstante, no apareció nada oficial hasta 1910 en que se hizo un proyecto de escritura. El Intendente Coronel de Ingenieros Salomón Jiménez envió en mayo de dicho año al Marqués de Borja, Intendente General de la Real Casa y Patrimonio, bases y plano “para la cesión de parte de la Huerta del Retiro perteneciente al Real Patrimonio, apertura de nuevas entradas al barrio de Santa Cruz y trazado de carreteras y jardines en la parte cedida”

Jardines de Murillo.-

Una vez entregados los terrenos al Municipio, Juan Talavera y Heredia se encargó de realizar la memoria y planos de los proyectos de apertura de calles y del muro de cerramiento de ese lado de la Huerta. En su plano, y a diferencia del de Salomón Jiménez, las dos vías planteadas no convergen en el Paseo adyacente, sino que transcurren paralelas.

Estos jardines se encuentran situados entre la calle Maternal (muralla del Alcázar) y las plazas de Refinadores y de Alfaro en el barrio de Santa Cruz, cerca de la Puerta de la Carne .tienen 8.500 metros cuadrados.

En 1915 el arquitecto Juan Talavera y Heredia diseña el nuevo jardín que sería bautizado como el Jardín de Talavera hasta 1918 cuándo pasó a llamarse el Jardín de Murillo en honor al pintor que vivió en sus cercanías durante el siglo XVII.

Esta distribución longitudinal contrasta con la que anteriormente el arquitecto aplica a los Jardines de Catalina de Ribera, en forma de glorietas. Los jardines se conocieron al principio como jardines del Retiro, ya que formaba parte de la Huerta del Retiro del Alcázar donado a la ciudad en 1911, la construcción finalizo en 1921.

Jardines de Murillo.-Ficus macrophylla

En aquel espacio se hicieron jardines llamados de Murillo, jardines pequeños y bellos, pintorescos y apaisados, de marcado sabor sevillano, que comienzan en las espaldas de las casas desde Alfaro a Refinadores, cubiertas de jazmines y rosales de arriates hechos al pie de ellas, y un paseíto de terraplén con tres pérgolas de columnas cubiertas de trepadoras, sobre escalinatas para bajar a la planta de los jardines.

Las calles de los jardines van delimitando cinco glorietas.

La planta está formada con tres calles, que parten de las escalinatas y llegan a Catalina de Ribera, y tres paseítos transversales, que forman con las calles cuadros y macizos rodeados de evónimos y llenos de plantas y flores, de árboles y palmeras-.

Jardines de Murillo .-Calle Antonio el Bailarin

– La primera calle, en la Plaza de Alfaro, bordea la tapia del ángulo del huerto nuevo del Alcázar, cubriéndose el paramento con enredaderas y trepadoras y tres bancos de respaldos de azulejos fronteros a los paseítos transversales. Hoy calle Antonio el Bailarín.

– La segunda calle con tres glorietas, fuentes de mármol y de azulejos, y asientos con respaldos alicatados también, de diferentes dibujos y escudos heráldicos. En la primera glorieta, junto a los bancos, que tienen la particularidad de huecos en sus extremos alicatados llenos de tierra y con pita real sembrada, hay unos pilares bajos con capiteles árabes expuestos y macetas sobre ellos, también adornan las travesías dos arcos formados por cipreses. Las plantas han desaparecido en los huecos que nos  describe la historia. Producto de continuos actos vandálicos y robos, las fuentes han sido modificadas, los capiteles árabes originales fueron trasladados al Museo Arqueológico Municipal de la Torre Don Fadrique y sustituidos por copias.

– En la glorieta del centro, hay en los cruces cuatro pórticos de verdura, sobre pilares de mampostería y remates de azulejos se elevan arcos de hierro labrado cubiertos de trepadoras, y entre los pilares y detrás de los bancos hay columnas encadenadas. Las cadenas que junto con las columnas de mármol cerraban el perímetro de las glorietas, en parte han desaparecido restándole atractivo a estas.

Jardines de Murillo,.-Capìteles.

En la tercera glorieta, adornada como la primera con dos arcos de cipreses y fuente, también hay pilarillos bajos adornados con macetas (desaparecidas) y capiteles visigodos.

Estos jardines están divididos en dos partes por la calle Nicolás Antonio, que enlaza los Jardines de Catalina de Ribera con la Plaza de Santa Cruz.

En los jardines de Murillo, con un estilo más romántico que el paseo, podemos observar las fuentes y los bancos de azulejo de estilo neomudéjar.

Se juega con el contraste entre el blanco y el azul en los azulejos cuadrados de los bancos, en las fuentes de mármol y en los azulejos rectangulares en el borde del arriate del paseo Catalina de Ribera. En el paseo, con espacios más abiertos cómo los jardines de estilo francés, gracias a la simetría de su distribución, a los azulejos en los arriates, la muralla y las baldosas orientadas diagonalmente se consiguen potenciar una sensación de profundidad que incita a avanzar.

Los jardines de Murillo, como evoca Romero Murube, están dentro del “canon sevillano, es decir, del jardín pequeño o del jardín grande formado por la suma de nuestros pequeños jardines”. Con fuentes y asientos de ladrillo y azulejo, con sus pequeñas glorietas entrelazadas, representa un ejemplo purísimo de jardín andaluz, guardando el recogimiento y misterio de los rincones musulmanes andaluces, y poseyendo ese carácter recoleto de muchas plazas sevillanas, algunas de las cuales corresponden al propio Juan Talavera.

Sevilla.-Jardines_de_Murillo_-_Banco de ceramica

Por su fragmentación, su silencio, su sombraje y fuentes bajas, responde a la estética sevillana de jardín, a la que se añadió una nota funcional y moderna en la disposición cómoda de los paseos trazados por el ingeniero. Pero hubo, además, una evocación clásica en sus elementos arquitectónicos: la fuente de tres tazas escalonadas en mármol, trasladada a una de las glorietas desde las Casas Consistoriales por el Sr. Doblado; fuente hoy desaparecida, tras su destrozo, por el auténtico vandalismo que se está imponiendo en nuestras ciudades y la falta de respeto por objetos y lugares públicos, que están padeciendo de un modo alarmante los jardines y el mobiliario urbano sevillano.

El conjunto del jardín fue transformando su estructura con la variación y crecimiento de los árboles. Entre éstos, destacaría los cinco Ficus macrophylla.-Higuera de Bahía de Moretón que llaman la atención por su corpulencia y sus agresivas raíces, las mahonias, Mahonia japónica, los Clerodendron fragans y las  Nandina domestica o las Abelia floribunda y Viburnum odoratisimum ya convertidos en árboles, muchos de ellos han desaparecido por el abandono que han sufrido desde hace tiempo estos jardines.

Jardines de Murillo..-A pesar del Centenario

La situación de los jardines hoy es absolutamente deplorable. capiteles arrancados, rotos y saqueados, bancos y azulejos deteriorados, pobres huellas de haber existido fuentes y surtidores. Y, a pesar de ello, el jardín aún se hace silencio, sosiego, umbría; mientras los grandes y viejos troncos de los ficus siguen alargando sus raíces, bajo el pavimento, sobre la tierra, pletóricos de vida, testigos mudos de una destrucción vandálica.

Sevilla.-Jardines de Murillo..-Falta de reespuesta al vandalismo

En 1976 se pavimentaron los caminos con  losas de ladrillo y enchinado, en juego de damas y escuadras de cerámica en los bordes. Los paseos fueron alberados en la restauración posterior realizada con Fondos Europeos.

En 1976 se pavimentaron los caminos con  losas de ladrillo y enchinado, en juego de damas y escuadras de cerámica en los bordes. Los paseos fueron alberados en la restauración posterior realizada con Fondos Europeos.

En el año 2001 se llevó a cabo una importante restauración de todos los elementos decorativos que habían desaparecido. Fuentes, bancos, respaldos de hierro, pérgolas etc…así como el Monumento a Catalina de Ribera, las diversas glorietas de los paseos y jardines de Murillo y el propio Monumento a Colon.

Sevilla.-Jardines de Murillo.-Glorieta Garcia Ramos

GLORIETA DE GARCIA RAMOS

El jardín se conformó a base de glorietas. La más destacada, por su estructura y significado, fue la dedicada a otro pintor sevillano, José García Ramos. Esta glorieta fue solicitada por una serie de artistas de Sevilla al Ayuntamiento el14 de febrero de 1917. Los propios artistas sufragaron las distintas obras, de cerámica, arquitectura, escultura o cerrajería.

La glorieta no se finalizó hasta mayo de 1923

Tiene en su centro una fuente baja de azulejos, de recuerdo hispanomusulmán, y está rodeada por bancos de cerámica pintada que reproducen cuadros pictóricos de García Ramos, en los cuales intervinieron Miguel Ángel del Pino, Alfonso Grosso, Santiago Martínez, M. Vigil Escalera, Diego López, Francisco Palomino. Uno de los accesos está enmarcado por una puerta adintelada con frontón y de estilo barroquizante sevillano, en ladrillo entallado, con un retrato de García Ramos ejecutado por Manuel de la Cuesta. Los otros accesos se forman a través de cipreses recortados en arco. En ella colaboraron también Agustín Sánchez Cid y José del Pando, siendo trazada por el arquitecto Juan Talavera y Heredia. Fue él precisamente quien, el día de la inauguración, ensalzó y justificó la obra con estas palabras: “No se quiso hacer el frío monumento de piedra y bronce, sino una pequeña e íntima glorieta de ladrillos y azulejos pintados, en los que con veneración y cariño los discípulos han demostrado que conservan en sus almas las enseñanzas recibidas. No podía tener el monumento lugar más apropiado

Sevilla.-Jardines de Murillo.Glorieta Garcia Ramos.-Ceramica vandalizada

En el friso del pórtico se puede leer: “A la grata memoria del insigne pintor D. José García Ramos por quien el espíritu de la Sevilla de su tiempo alentará siempre sus cuadros en que sus pinceles aprisionaron chispas del sol de la ciudad de sus amores sus discípulos para gloria del inmortal artista le dedican este monumento”. En la cerámica se representan distintos cuadros de este pintor. La distribución de la glorieta no cambia con respectos a las glorietas sencillas repartidas por estos jardines, bancos de cerámica trianera y surtidor central bancos y copas de cerámica,, lo que si aparece es una portada neobarroca en ladrillo tallado, con la inscripción que  más arriba se ha detallado, continuamente vandalizada los cuadros originales, fueros sustituidos y se guardan en las Oficinas del Servicio de Parques y Jardines los que pudieron salvarse de las agresiones que sufrieron por robos intencionados y algunos estallados al hacer fuego junto a los mismos.

La pequeña casa del Guarda habitada durante muchos años por el Inspector del Servicio de Parques y Jardines D. Fernando Real Balbuena, también es un elemento a destacar, construida en 1916, y modificada parcialmente, Talavera diseña una casa con influencias regionalista. Que recuerda a otras casas del autor como la casa de los Hijos de Vicente Aceña (1913), donde los miradores se funden con la fachada de la casa.

Sevilla.-Jardines de Murillo.-Glorieta de Garcia Ramos

Con relación al estilo del jardín, podríamos encuadrarlos en el prototipo del jardín sevillano, que se caracteriza porque en él conviven de forma armónica los azulejos trianeros, las fuentes y el agua; la creación de estos espacios reducidos e intimistas que invitan a la meditación solitaria o al sentimiento romántico tal vez provenga de reminiscencias andalusíes.

Así mismo en el lado norte del parque, es decir aproximándonos a la Puerta de la Carne, el paseo de Catalina de Ribera conecta con un acceso, pegado a las casa del barrio Santa Cruz, donde se deja ver una torre y algunos trozos de la vieja muralla de la ciudad, y se quedan al descubierto algunas canalizaciones que trasportaban el agua desde los Caños de Carmona hasta el Alcázar.

En el 2005 todo esto se estructuró en una corta y tranquila calle que se dedicó al ilustre sevillano Antonio el bailarín.

En la calle Antonio el Bailarín, perpendicular al paseo de Catalina de Ribera podemos encontrar la Escuela Maternal  María Inmaculada es un edificio de la Junta de Andalucía de una sola planta, adosado al muro cerramiento que separa los jardines del Alcázar de los de Murillo y dos  horribles puestos  orientados al turismo con bebidas, aperitivos y recuerdos.

Plaza Alfaro: Esta entrada la podríamos calificar cómo la más turística ya que es usada mayoritariamente por grupos de turistas que viene de ver las juderías del barrio de Santa Cruz recorriendo la parte exterior de la antigua muralla paralela al callejón del  Agua.

Sevilla.-Jardines de Murillo..-Cerrados

CERRAMIENTO Y ACCESOS

Para paliar los actos de vandalismo y llevar a cabo un control de uso de los jardines el Ayuntamiento  en 1996 construyo un cerramiento para los jardines, estos se enjaularon, divididos sobre todo los de Murillo, complicado por las distintas circulaciones peatonales que los atraviesan, la decisión no fue acertada, las Asociaciones de Vecinos reclamaban mayor presencia policial los fines de semana ,días de concentración por la noche de cantidad de jóvenes  dedicados al consumo de alcohol, que tomaban los jardines como lugar de divertirse hasta altas horas de la madrugada, dejando un rastro de suciedad, malos olores y ruidos que nada tenían que ver con el romanticismo de los jardines.

Los que conocimos los jardines sin cerramiento alguno, añoramos la atmosfera del jardín, que se disfrutaba antes de que se tomara esta decisión.

Los vecinos consideraban el cerramiento de los jardines como la última instancia.

Sevilla.-Jardines de Murillo.

La ineficacia de la obra que  además de haber  alterado el paisaje y la historia de los jardines ha dado como resultado a todas luces, una inversión infructuosa ya que los actos vandálico han seguido produciéndose después del cerramiento de los mismos, solo con dar un vistazo a las hemerotecas de observan que las continuas quejas de actos vandálicos no han dejado de existir…

La Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla ha puesto de manifiesto en varias ocasiones  y desde hace años, los actos de vandalismo que han sufrido y están sufriendo estos jardines tanto en sus elementos decorativos, bancos fuentes y glorietas, como en las plantaciones existentes.

A modo de recordatorio los daños ocasionados en las fuentes que han sido restauradas sin reproducir su estado original, bancos y   reproducción de capiteles rotos (los originales fueron depositados en el Museo Arqueológico Municipal ante la sustracción de alguno de ellos). Las columnas de mármol que conforman las glorietas sucias de óxido de hierro producido por el riego con las aguas freáticas que se utilizan para el riego de los jardines. La pequeña pérgola y las cadenas que cierran las glorietas desaparecidas, la vegetación falta de reposición, todas estas denuncias quedan recogidas en distintas informaciones denuncias remitidas al Ayuntamiento.

Sevilla.-Jardines de Catalina de Ribera y Murillo.

Separados por el cerramiento  y el carril bici instalado con fachada a la Avenida, desde hace años aparecen los kioscos bares arruinados y los de chucherías cerrados, que junto al pino secado ofrecen un paisaje urbano desolador para el que entra por primera vez a Sevilla, los autóctonos nos hemos habituado a estas imágenes a pesar que nos desagradan, el Ayuntamiento debe hacer algo para evitar estas desagradables vistas del paisaje urbano de la ciudad.

Calle Paseo Catalina de Ribera: Es la calle que da acceso por la cara norte al paseo del mismo nombre, de fácil acceso ya que a diferencia de los dos accesos anteriores no cuenta con desnivel, es usado principalmente como entrada o salida de los que usan el paseo cómo atajo y para acceder al parque infantil.

Avenida Méndez Pelayo: Es la entrada que sirve de acceso a los transeúntes procedentes de la cara oeste del recinto, la puerta principal se encuentra en la mitad del paseo Catalina de Ribera y desemboca delante de la fuente monumento a Colón.

Calle Nicolás Antonio: Es una calle abierta sólo al tráfico de los residentes que sirve de aparcamiento y atraviesa tanto los jardines de Murillo cómo el paseo de Catalina de Ribera desde la avenida Méndez Pelayo hasta la Plaza de Santa Cruz. Su uso prácticamente se reduce a los residentes que buscan aparcamiento o a los transeúntes que la cruzan atravesando el parque.

Sevilla.-paseo donde desfilan procesionalmente la Hermandad de L a Candelaria en Semana Santa.

Calle San Fernando: Parece que este acceso es la principal vía de entrada para los transeúntes que usan el parque cómo vía de paso y es dónde se sitúan los voluntarios de distintas asociaciones y encuestadores.

Además de las mencionadas, el paseo de Catalina de Ribera cuenta con otra entrada por la que se podría acceder al Alcázar pero está cerrada y diversas entradas que dan a la avenida Méndez Pelayo que están cerradas con cerrojo.

El recinto se encuentra vallado totalmente, el vallado se levantó a finales de 1998 debido al vandalismo que sufrían los jardines y a que era usado para hacer “botellónas” hasta que el 7 de noviembre de 1998 murió un hombre apuñalado, y en  el Domingo, 1 de agosto de 1976 escribía la prensa local, ayer hizo explosión una bomba en los jardines de Murillo, en Sevilla, cerca del monumento a Colón y junto a las murallas del Alcázar. Dos hombres resultaron muertos, uno de ellos en el acto, materialmente despedazado, y el otro a los pocos minutos.

. Es una pena que no los cuiden con más detalle, como profesional sé de las dificultades que supone en Sevilla el cuidado de las zonas verdes, me imagino lo difícil que es mantener las plantas en perfecto estado con 45º y más de temperatura, y una presión humana de miles de visitantes que pateamos todo sin piedad, pero que importa eso, Sevilla es un ciudad divina, con millones de visitantes y turistas, con recursos, el punto estético de la ciudad tendría que ser el principal interés de sus gobernantes, la belleza de los rincones, de los jardines, y de sus zonas verdes deberían ser primordiales.

Plaza de Alfaro.-Sevilla

PLAZA DE ALFARO

Formando parte del conjunto de los Jardines de Murillo se encuentra la Plaza Alfaro

Esta plaza se encuentra en un lugar privilegiado de Sevilla, limitando con el callejón del Agua y los jardines de Murillo, y siendo una de los accesos directos al Barrio de Santa Cruz.

Desde finales del siglo XVI era conocida como Plazuela del Obispo Esquilache, en honor a Don Alonso Fajardo, Canónigo de Sevilla que vivió en esta plaza.

A finales del siglo XVIII se rotuló con su actual nombre en honor a Francisco de Alfaro, ilustre jurista de Indias, que nació allí hacia 1551.Este jurista publicó las Ordenanzas de Alfaro, donde señaló los abusos a los que eran sometidos los indios.

Plaza de Refinadores

PLAZA DE REFINADORES

Otra Plaza que se incorpora al conjunto de los Jardines de Murillo, es la Plaza de Refinadores contigua a dichos jardines y como la Plaza de Alfaro antesala de acceso al Barrio de Santa Cruz…

Se trata de una plaza de planta sensiblemente rectangular, que se presenta bordeada de casas y edificios residenciales de poca altura.

Plaza de Refinadores

Adosada a los Jardines de Murillo, la plaza está dotada de los buenos espacios de sombra que le proporciona su arbolado de porte medio y alto existente a su alrededor.- Styphnolobium japonicum.-sófora del Japón. En el centro aparecen alcorques circulares y elevados a modo de bancos, de donde parten  dos esbeltas palmeras Phoenix canarienses salvadas momentáneamente del agresivo ataque del Rynchophorus ferrugineus.-picudo rojo.-que hadado muerte a tres en la plaza y a otras muchas palmeras de esta especie en la ciudad  ,estas ayudan a componer una agradable imagen de conjunto.

En el centro de la plaza se encuentra el monumento a Don Juan Tenorio, del año 1975. Se representa en una figura de pie con el atuendo clásico del siglo XVII, obra del escultor Nicomedes Díaz Piquero. En el pedestal figuran la descripción del personaje, según los versos de Zorrilla, y el inicio de la famosa escena del sofá.

Casa de Pilatos.-Bouganvillea glabra var.sanderiana

Sevilla.- Casa de Pilatos

Situada en Sevilla en el barrio de San Bartolomé junto a la Plaza de Pilatos.

Casa edificada mezclando el estilo renacentista italiano  con el mudéjar español. Construido en el siglo XV por Pedro Enríquez y Catalina de Ribera, finalizado por su hijo Fabrique Enríquez de Ribera ( primer Marques de Tarifa )

Mezcla de estilos renacentistas y mudéjares. Patio andaluz con fuente central y Diosa Palas. Bustos de Emperadores procedentes de las ruinas de Itálica.

Es de destacar la Buganvilla que nos recibe a la entrada a palacio.

Jardín grande y jardín chico de estilo tradicional andaluz.  En su recinto se han filmado varias películas.

Palacio adornado con preciosos azulejos mudéjares y bellos jardines en sus patios interiores.

Se inició en el siglo XV por iniciativa de  D.Pedro Enriquez y su esposa Catalina de Ribera, finalizada por su hijo Fadrique Enriquez de Ribera ( primer Marques de Tarifa ).

Está considerado como el mejor edificio nobiliario andaluz, constituyendo un ejemplo de la arquitectura sevillana del siglo XVI. En la actualidad es residencia permanente de los Duques de Medinaceli.

Sevilla.-Casa de Pilatos.-Patio principal

PATIO PRINCIPAL

Es producto de sucesivas actuaciones. Construido a fines del siglo XV por Pedro Enríquez y Catalina de Ribera. Su hijo Fadrique inicio su transformación haciéndolo cuadriforme. Sustituyo pilares de ladrillo por columnas genovesas y coloca en el centro la fuente. Su sobrino Per Afán enriqueció sus esquinas con cuatro esculturas de su colección. En el siglo XIX se sustituye el suelo de barro por el actual de mármol.

Casa de pilatos.-Joven Baco de Mariano Benlliure

JARDIN CHICO

El Jardín Chico, también llamado “Pretorio”, está dividido en cuatro espacios con diferentes niveles y alberga un gran estanque rectangular

El estanque  está adornado con un joven Baco broncíneo de Mariano Benlliure recuerda el derecho que tenía este jardín de disponer de “agua de pie “de los Caños de Carmona.

Buganvillas en las paredes soleadas,el  rosal Cecil B. de Bruner, violetas, macetas alrededor del estanque plantadas con rosales  y elegantes macetones cerámicos rematando los muretes.

Un sencillo jardín con aires suntuosos donde se respira la atmosfera de  un jardín histórico.

Casa de Pilatos -Jardin chico

Cuando disponer de un jardín en Sevilla era el símbolo más claro de distinción social. Solo había veinte privilegiados a los que la Corona les había concedido este disfrute entre conventos y particulares

Casa de Pilatos.-Última restauración

JARDIN GRANDE.–El Jardín Grande, reformado en el siglo XIX y ahora en el XXI, tiene dos galerías o logias con triple arcada sobre columnas y hornacinas para bustos. Tienen también una fuente  central y caminos bordeados por setos de boj.

Destaca en una de sus paredes un magnifico Streptosolen jamesonii que buscando la luz llega a los tejados, naranjos, clivias, rosales banksiae, junto a una gran Erythrina crista galli.-Árbol del coral. Trachycarpus fortunei.-Palmera de la suerte etc….

Casa de Pilatos.-Ultima restauración.-Abril 2016

Espacio usado como huerta en el antiguo palacio mudéjar. Fue transformado en 1568 por Benvenutto Tortello arquitecto encargado por el Duque de Alcalá de reformar el Palacio.

Abre galerías hacia un jardín cerrado, proyecta columnas y arcos en los muros de las logias mediante pilastras y arcos ciegos.

Una gruta completa la “ italinizacion “ de este espacio .Las reformas del jardín son constantes para recuperarlos a su antiguo esplendor.

Entrada-al-Palacio-de-las-Dueñas-de-Sevilla

Sevilla.- Palacio de las Dueñas

El palacio de las Dueñas es un edificio situado en Sevilla,  Andalucía, que pertenece en propiedad a la Casa de Alba. Fue levantado entre los siglos XV y XVI, de estilos gótico-mudéjar al renacentista y es uno de los principales inmuebles de la ciudad, por su valor histórico, arquitectónico, artístico y por la importancia de sus bienes muebles.

En él nació el poeta Antonio Machado, en 1875. Allí también pasó sus últimos momentos en compañía de los suyos Cayetana Fitz-James Stuart, la XVIII duquesa de Alba de Tormes, falleciendo el 20 de noviembre de 2014, y dejando viudo a Alfonso Díez Carabantes, con el que había contraído matrimonio en terceras nupcias, el 5 de octubre de 2011.

Palacio de las Dueñas..-Patio principal.

El palacio de Las Dueñas fue fundado por la familia Pineda, quienes lo tuvieron que vender en el año 1484 a Catalina de Ribera por necesidades acuciantes de dinero: debían pagar un rescate por don Juan de Pineda, hecho prisionero por los moros.

El inmueble pasó a ser propiedad de la Casa de Alba tras el matrimonio de la IV marquesa de Villanueva del Río, Antonia Enríquez de Ribera Portocarrero, quien fue la primera esposa del IV duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Mendoza.

Su nombre se debe al monasterio de Santa María de las Dueñas, que en 1248 se conocía como Compañía de Dueñas y cuyas monjas se encargaban de dar servicio a reinas y esposas de los reyes de Castilla San Fernando y Alfonso X el Sabio. Este edificio se encontraba en la periferia (de la Sevilla romana, pero dentro de la ampliación amurallada hecha por Ibn Yusuf en el siglo XI-XII) y fue destruido en 1868.

Aquí nació Carlos Falcó, marqués de Griñón y marqués de Castelmoncayo, Grande de España.

Palacio de las Dueñas..-Patio de entrada

Patio, jardines y abrevadero.

El palacio de las Dueñas se compone de un conjunto de patios y edificios

Su estilo abarca desde el gótico-mudéjar hasta el renacentista, conteniendo muestras y detalles con toques sevillanos en sus ladrillos, tejas, azulejos, encalados y cerámicas. Posee el típico patio andaluz, al igual que la Casa Pilatos, y predominando los grandes espacios, mostrando así lo majestuoso de su conjunto.

En la entrada al palacio se puede observar el escudo del ducado de Alba en azulejo de fabricación trianera del siglo XVII o XVIII, en el arco principal.

Detrás del jardín que se encuentra a continuación entramos en un patio rodeado de arcos con columnas de mármol blanco, sujetan pilastras con adornos platerescos que presentan un friso plateresco también. Encima de esta galería se construyó otra con arcos de estilo mudéjar.

El arco situado al oeste del patio en las galerías bajas da acceso al edificio que se utilizó como capilla del palacio, también es de estilo plateresco. El altar mayor de la capilla contiene varios azulejos con reflejos metálicos, típicos de la cerámica sevillana del siglo XVI.

Subiendo a la planta alta del palacio predomina un salón cuyo techo es de forma octogonal de alfarje dorado, se asienta sobre un arrocabe con pintura al estilo renacentista.

Ha sido reformado durante los siglos XVIII y XIX.

Sevilla.-Palacio de las Dueñas.-Escudo

LOS PATIOS DEL PALACIO DE LAS DUEÑAS .-

Artículo escrito el año pasado sobre los patios y el palacio.

Ha sido noticia la apertura a las visitas turísticas del  Palacio de las Dueñas, que nunca se ha podido visitar a pesar de estar catalogado Bien de Interés Cultural (BIC) lo que obliga a los propietarios a abrir sus puertas al público unos días al mes para que los ciudadanos puedan admirarlo.

Ahora, el nuevo duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo anuncia que su apertura es inminente: “Espero poder hacerlo a finales de otoño. Yo me he reservado una planta para mí y el resto se podrá visitar”. La fecha parece que coincidirá con el primer aniversario de la muerte de la duquesa de Alba que falleció precisamente en este palacio.

Edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1931, denominación que también recibió hace pocos años todo el mobiliario que alberga. El Palacio de las Dueñas se encuentra en Sevilla y pertenece a la Casa se Alba. Se construyó en los siglos XV y XVI con un estilo gótico-mudéjar y está considerado uno de los principales inmuebles de gran valor histórico, arquitectónico y artístico.

Sevilla.-Palacio de las Dueñas.-Jaccobinia carnea

El  lugar donde nació y se crio el poeta Antonio Machado y que hizo las delicias de otro escritor, el italiano Ítalo Calvino. Antonio Machado se refería de esta manera a Las Dueñas en uno de sus  poemas más famosos: “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero”. Y es que, el padre del poeta era el administrador de la Casa de Alba a finales del siglo XIX.

Las Dueñas se pintan y se recompone cada año. Es como una renovación anual: los jardines se rastrillan y se revisten de amarillo albero. Los setos de boj y arrayán se recortan cuando el primer calor se hace presente en la ciudad de los naranjos. Sus patios se engalanan con sus mejores floraciones, geranios, clivias y plantas de flor. Las paredes, cubiertas de buganvillas, se cubren de flores. Es el anuncio de la primavera de Sevilla con las calles inundadas del aroma de azahar de sus naranjos, que en Dueñas están muy bien representados.

Los patios del palacio son los que introducen la naturaleza cada uno con sus peculiaridades por la ubicación del mismo en el conjunto palaciego.

Palacio de las Dueñas .-Umbellularia californica o Cassine orientalis habria que comprobar la floracion,las dos dan frutos similares

Destacamos en el patio central junto a otras plantas de interés la Umbelluraria califórnica (Laurel de California), un ejemplar único en la ciudad, perteneciente a la familia de las Lauráceas originaria de Norteamérica. Árbol perenne de gran desarrollo  de madera muy apreciada para la fabricación de muebles con frutos parecidos a la aceituna. Sería interesante conocer la procedencia de este árbol introducido en el jardín.Posiblemente  Cassine orientalis habria que comprobar la floracion.

Otra especie introducida en los jardines en Sevilla y presente en el palacio es la Xanthoceras sorbifolia (Cuerno amarillo), perteneciente a la familia de las Sapindáceas y natural de China que nos la encontramos en otro de los patios, así como también la Jacobinia carnea, ahora Justicia carnea, de la familia de las Acantáceas y nativa e Sudamérica con  flores de color rosa y que encontramos en muchos jardines históricos. Todas ellas  junto a una variada colección de plantas distribuidas adornan cada uno de los patios según su orientación. Un gran Ficus macrophylla junto a la alberca es uno de los ejemplares más desarrollados del jardín.

Palacio de las Dueñas.-Jardiin

Seguro que la apertura del Palacio va a ser un atractivo más que se va a unir a los existentes para los amigos de los jardines, ya que, se podrá conocer este nuevo enclave que abarca desde el gótico-mudéjar hasta el renacentista, conteniendo muestras y detalles con toques sevillanos en sus ladrillos, tejas, azulejos, encalados y cerámicas. Posee el típico patio andaluz, al igual que la Casa Pilatos, y predominando los grandes espacios de los patios, mostrando así lo majestuoso de su conjunto.

El arquitecto, Rafael Manzano, uno de los grandes conocedores del recinto, describe en su libro Casas de Cayetana, duquesa de Alba, que “Para que un edificio de alto valor patrimonial se mantenga hay que darle vida. Sería conveniente que el nuevo duque de Alba no perdiera el contacto con Sevilla y que se planteara abrirlo a visitas externas para que conozcan su importancia. Así se garantiza su conservación. Cerrado y sin uso conllevaría al deterioro”.

Que el anuncio de su apertura  se haga realidad lo más pronto posible es lo que deseamos todos. Y se hizo realidad, después del fallecimiento de la duquesa, hoy se pueden visitar el palacio y los jardines.

Jardines de Castilleja de Guzman.-

 Sevilla.- Jardines de Castilleja de Guzmán

El jardín de Castilleja de Guzmán, una de las últimas creaciones del urbanista francés Jean Claude Nicolas Forestier (1861-1930), empieza a salir de su letargo. Los parterres, el laberinto, las fuentes y los arriates que Forestier diseñó en 1927, en pleno Aljarafe sevillano, por encargo del tercer conde de Castilleja de Guzmán, han permanecido semiabandonados durante medio siglo. La obra de Forestier, uno de los cuatro jardines que diseñó en Andalucía, se ha incorporado al Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

La fama de Forestier como jardinero, tras su trabajo en el Parque de María Luisa, hizo que el conde de Castilleja de Guzmán le llamara para que dotase a su hacienda del siglo XVII de unos jardines amenos y de hechura francesa.

Jardines de Castilleja de Guzman.–Obelisco

Quería el conde tener un mirador acorde con la vista que se dominara desde él: la ciudad de Sevilla.

Para salvar las copas de los olivos que circundaban la finca, Forestier elevó el terreno.

Dispuso un plano inclinado de dos hectáreas y media donde plantó mirtos y arrayanes formando estructuras geométricas de gusto renacentista.

Puso un bosquete simulador de encinares y un paseo de jacarandas, escalinatas de mármol, setos, naranjos y pérgolas.

Hizo construir una gran fuente junto al mirador, levantó kioscos perimetrales y colocó una fuente adosada a la pared lateral del palacio, con un mascarón monstruoso a la que se ha llamado «fuente de la vieja».

Se trata, pues, de un jardín histórico en cuyos 26.000 metros cuadrados crecen 61 especies de árboles, arbustos y plantas trepadoras, muchos de ellos norteafricanos.

Jardines de Castilleja de Guzman.-

Poco después de esta reordenación, de inusitada belleza, el conde vendió sus posesiones a los hermanos Lissen, que en 1937 lo cedieron al Ayuntamiento de Sevilla.

Éste, a su vez, lo traspasó al Ministerio de Educación Nacional en 1943. Cinco años más tarde, coincidiendo con el centenario de la Reconquista de Sevilla y de la Marina española, Franco inauguró en el edificio el colegio mayor Santa María del Buen Aire, destinado a acoger a profesores y alumnos iberoamericanos en sus estancias hispalenses.

Desde entonces es un centro adscrito a la Universidad de Sevilla y dirigido por la Institución Teresiana.

Tras unos años de decadencia, en los que la maleza ha ido avanzando hasta convertir el jardín en una selva, la Universidad decidió restaurarlo, tal vez espoleada por la petición del Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán, que pretendía agregar los jardines a un parque anejo.

Jardines de Castilleja de Guzman.-Fuente de la vieja

Hasta el momento, y desde el mes de noviembre, se ha procedido a limpiar y podar, aunque algún que otro árbol ha tenido que ser talado por la amenaza que representaba.

Una empresa especializada, bajo la dirección del catedrático de Botánica Benito Valdés, le devolvió su viejo y perdido esplendor a este jardín culto que iba pareciéndose cada vez más a una romántica ruina.

Se sustituyó el oxidado sistema de riego, y en cuanto el invierno decline serán sembrados los setos para restituir el trazado de macizos que se han perdido

La idea que alumbra al Rectorado es que para dentro de un año el jardín haya recobrado su carácter paisajístico, aunque ya no este rodeado de olivares sino de urbanizaciones y carreteras avasalladoras.

Jardines de Castilleja de Guzman.-Paseo de Jacarandas

Esto ocurría a finales del 2004

El jardín histórico de Castilleja de Guzmán (Sevilla), uno de los cuatro que diseñó en Andalucía el urbanista francés Jean Claude Nicolas Forestier, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) la pasada semana por la Consejería de Cultura.

Una vez logrado este primer objetivo, la plataforma ciudadana creada para salvaguardar el jardín, alerto sobre el peligro que se cernía sobre su entorno: la cornisa norte del Aljarafe.

“Existen amenazas gravísimas, como el proyecto de una carretera y la especulación inmobiliaria“.

“La cornisa norte del Aljarafe es uno de los tres espacios de gran valor ambiental que se conservan en el área metropolitana de Sevilla. Los otros dos son la isla de La Cartuja y Tablada.

El paisaje, que Forestier integró en el diseño de su jardín como una parte importante, está amenazado por un proyecto de carretera que uniría a Castilleja de Guzmán y Camas; además de por la iniciativa privada que pretende construir masivamente en la zona.

Jardines de Castilleja de Guzman.-Jardin de los Condes de Castilleja

“El valor del jardín no es solo arquitectónico e histórico; sino que depende del emplazamiento que ocupa: el lugar primitivo de poblamiento de Sevilla.

“La declaración de BIC con categoría de jardín histórico, publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA)  supone que el jardín deberá abrirse al público determinados días y que se rehabilitará no sólo la parte botánica, sino también la arquitectónica.

Pero lo que es más importante es que el Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán contará con un instrumento legal para proteger el entorno del jardín y declararlo zona no urbanizable”,

Forestier (1861-1930) diseñó este jardín en 1927 por encargo del tercer conde de Castilleja de Guzmán.

La propiedad pasó al Ministerio de Educación en 1948 y desde mediados de los sesenta se convirtió en un colegio femenino, el Colegio Mayor de Santa María del Buen Aire.

Jardines de Castilleja de Guzman.-Mirador

En esta obra Forestier, que entonces era un urbanista reputado en todo el mundo, sintetizó sus conocimientos del paisajismo del barroco francés, con el jardín romántico inglés del siglo XIX y las claves del jardín hispano-musulmán”

“El jardín no son sólo dos hectáreas de plantas, pérgolas, fuentes y balcones; en él tiene casi más interés la integración del paisaje“.

Las otros tres jardines de Forestier en Andalucía son la remodelación del jardín privado de los Montpensier para convertirlo en el actual parque de María Luisa (Sevilla), la finca de Moratalla en Hornachuelos (Córdoba) y el del Palacio del Rey Moro en Ronda (Málaga).

El jardín de Castilleja de Guzmán es una de las últimas creaciones del ingeniero forestal francés Forestier situado en pleno Aljarafe sevillano, por encargo del IV Conde de Castilleja de Guzmán, (Joaquín Rodríguez de Rivas y de la Gándara).

Fue reformado con extraordinaria sensibilidad entre 1920-1928. Forestier hizo un jardín único en su género, como mirador que permitía prolongar la mirada, la emoción y contemplación sin interferencias  hasta Sierra Morena y Grazalema.

A través de los paisajes más atractivos de Sevilla. Los parterres, el laberinto, las fuentes y los arriates que han permanecido semi-abandonados durante medio siglo.

Hoy en día estos jardines ya han sido incorporados al Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento.

Jardines de Castilleja de Guzman.–Setos de Mirthus communis.-Arrayan

El jardín conserva su trazado primitivo manteniendo, notorias y visibles sus esencias foresterianas.

Importante es la declaración como Bien de Interés Cultural, pero más importante sería la restauración del jardín después de muchos años de abandono y que las visitas que se realizan a los mismos sean para alabar su esmerado mantenimiento y no su  dilatado abandono.

Sevilla.-Jardines de Cristina.

Sevilla.-Jardines de Cristina

Recopilación de textos sobre los Jardines de Cristina que a través de su historia han escrito insignes escritores e historiadores de Arte de estos jardines desde su inauguración por el Asistente Arjona el 24 de julio de 1830 hasta nuestros días.

Del  libro D. José Manuel de Arjona.-Asistente de Sevilla  1825-1833  Premio “Ciudad de Sevilla 1974 “de Alfonso Braojos Garrido, extraemos los siguientes párrafos relacionados con el jardín desde sus inicios como el Salón de Cristina.

“El tercer jardín que vio a la luz gracias a la infatigable actividad de Arjona se ubicó también en los extramuros sevillanos, el primero fue la Plaza del Duque y el segundo los Jardines de las Delicias, y en tercero los Jardines de Cristina, llamados así en honor a la esposa de Fernando VII.”

Sevilla.-Jardines de Cristina..-Salón de Crstina

Afirmaba la Gaceta de Madrid el 8 de agosto de 1828 que el “ Asistente Arjona ya tenía levantado el plano por el Arquitecto Mayor y de la Extraordinaria don Melchor Cano, para otro gran paseo en la gran llanura que se extiende entre la Torre del Oro y el edificio de San Telmo a orillas del Guadalquivir. Su localidad y disposición lo harán uno de los más lindos de España “

“Este paseo ocupa un área, abandonada anteriormente, entre el que viene, orillas del rio desde la Torre del Oro y el que sigue por su margen de Bella Flor. Acomodándose el espacio que ocupa forma un trapecio, terminado al S. parte por el Edificio de San Telmo parte por la Fábrica de Tabacos a más distancia, al O. POR EL Guadalquivir y de los otros lados por el arroyo Tagarete, que antes de torcer a su embocadura, lame los muros de la ciudad. Atraviesa a lo largo del paso una calle de árboles que tomando en el centro una anchura de 20 varas de lado, se prolonga por 130, haciendo a los dos tercios un cuadro de 35 varas de lado, cerrado al frente por un semicírculo. A la entrada a esta larga sala se colocaran dos estatuas sobre pedestales; cuatro en los ángulos del cuadro y una de Apolo de Belvedere en la fuente que tendrá en medio. La ciñen en todo su largo 28 bancos de piedra, puestos debajo de los árboles.

Sevilla.-Jardines de Cristina.

Otra calle que cruza por medio del Salón y terminara en un bello casino con habitación para el guarda, divide el paseo en cuatro compartimientos, cortados por calles  menores de árboles e intermediados de plateas con asientos. Los dos mayores tienen en el centro de estas una fuente con pila cuadrilonga y su estatua y un grande estanque circular para el riego, uno de ellos está rodeado en su interior de veredas sinuosas; y los cuadros que forma en todos la foresta son de figuras desiguales, imitando el natural por el gusto inglés, y conformándose al exterior con la irregularidad del trapecio. Este paseo, cuya descripción hemos formado sobre el plano que publico el Diario de Sevilla ha sido trazado y dispuesto por el arquitecto de aquella ciudad don Melchor Cano, de la plantación que ya está hecha, solo sabemos que ha sido dirigida por el célebre profesor de  agricultura y botánica don Claudio Boutelou y esto basta para acreditarla. A fines de Julio iban ya sentadas  en el pavimento del Salón  1,230  varas cuadradas de losas que cubren algo más de un tercera parte; estaba concluido el gran estanque de 63 pies de diámetro y 9 de profundidad, que recibe las aguas y riega un lado del paseo y las comunica con las fuentes y pila cuadrilonga de 36 de largo, 12 de ancho y 9 de profundidad para el riego del otro lado “,

Sevilla.-Jardines de Cristina.

Casi ultimado en 1829,tras la colocación de una máquina de vapor para riego, de 5.ooo es. de costo, alimentada por “ las astillas y madera inútil del  puente de barcas “,en el 30 de julio de 1830 se hallaba baldosado y rodado de asientos con respaldo de hierro y tal vez por eso Arjona lo inauguro el 24 de julio, onomástica de la reina Cristina.”

Se cita también la existencia de un espacioso café, construido con bello y oportuno  gusto de estilo chinesco.

“A juicio de Chaves, el Salón de Cristina como así se denominaba fue el plantel que con más cariño emprendió Arjona y tanta elegancia albergo que “se puso de moda “y “durante mucho tiempo fue el punto de cita de la buena sociedad sevillana “

El  conocido grabado que hizo de él  Richard Ford ciertamente lo atestigua.

Sevilla.-Jardines de Cristina.-Restaurados

Sonsoles Nieto Caldeiro.-Doctora en Historia del Arte con sus esplendidas definiciones nos introduce a la historia de este jardín

“El Cristina surgió dentro de un programa urbanístico que pretendía abrir la ciudad más allá de sus murallas con la creación en la zona sur de un entorno burgués, similar al que existía en Madrid y que tan bien conocía el Sr. Arjona. Así, se dispuso una amplia zona de paseo, ajardinada, que incluía también el jardín de Las Delicias, con la que se intentaba acercar a la ciudad un campo cultivado según una idea “ilustrada” y romántica a la vez, cuyo germen se produjo en el siglo XVIII y se desarrolló fundamentalmente a lo largo del XIX. De este modo, hablar de Arjona es hablar de los jardines sevillanos de entonces, para cuya ejecución contó con el arquitecto municipal Melchor Cano y el botánico y profesor de agricultura Claudio Boutelou.”

Sevilla.-Jardines de Cristina.-Restaurados

El jardín en el siglo XIX

“El Paseo o Salón de Cristina ocupó un espacio trapecial limitado por el edificio del Colegio de Mareantes de San Telmo, el río Guadalquivir y el arroyo Tagarete, en un área abandonada anteriormente entre los paseos de las márgenes del río, junto a la Torre del Oro, y el de Bellaflor. Tenía una avenida elevada en su centro o “Salón”, pavimentado con anchas losas y rodeado de un inmenso canapé con respaldo de mármol blanco; una fuente con la escultura del Apolo de Belvedere; un pabellón de carácter romántico  y toda clase de plantaciones (plátanos, fresnos, álamos, sauces, etc.); con una combinación de elementos del jardín francés e inglés muy del gusto de la jardinería del XIX. Su extensión era de 8.652 metros cuadrados y fue inaugurado el 24 de julio de 1830, día de la onomástica de Mª Cristina, esposa de Fernando VII, y en cuyo honor se le puso ese nombre, aunque en un principio se conoció como el Jardín de Apolo, por la estatua de la fuente.

El jardín fue descrito por el periódico La Gaceta de Madrid de 29 de agosto de 1829, cuando aún no se había rematado, y a él se ha aludido en numerosas publicaciones que sobre Sevilla han aparecido en los últimos años, haciéndose eco igualmente viajeros y escritores que en el siglo XIX visitaron o vivieron un tiempo en la ciudad, como H. D. Inglis, Richard Ford, T. Gauthier y Pierre Louys. Éste último, en Le femme et le pantin, se refiere a esa zona de paseos ajardinados junto al río como “Campos Elíseos de árboles sombrosos a lo largo del inmenso Guadalquivir”

Sevilla.-Jardines de Cristina.-Hemerocallys

De esas descripciones quiero resaltar la impresión recogida por Richard Ford que, acompañada también de una visión gráfica y no sólo literaria, plasma cómo se había conseguido ese ambiente burgués y romántico que el Sr. Arjona había pretendido. Señalaba Ford que “no se puede imaginar nada más español ni pintoresco que una tarde en este paseo, donde se reúne la flor y nata de la ciudad, sin descontar, por supuesto, al pueblo llano en sus trajes andaluces, que le dan el aspecto de un baile de máscaras…”. La imagen no puede ser más romántica con sus conceptos de nacionalismo, pintoresquismo, folklore popular; y, a la vez, ofrece el detalle aristocrático de las reuniones de la “flor y nata” sevillana.

A pesar del éxito -o tal vez por ello- el jardín, inaugurado en 1830, no se dio por definitivo y continuó renovándose y reformándose en años sucesivos. Valga la comparación entre el plano de Álvarez Benavides de 1868 y el de Juan Talavera de 1890 para apreciar las modificaciones acaecidas en poco más de veinte años. El siglo se cerró con otra reforma, quizá la más importante, llevada a cabo por el ingeniero Arturo Arnim en 1894, de la que no se han hallado planos pero sin una certificación de D. Manuel Sánchez Pizjuán corroborando la obra.”

Sevilla.-Jardines de Cristina..-Restauración

El jardín en el siglo XX

“Al comenzar la nueva centuria, el jardín se encontraba, como otros de la ciudad, en un total abandono, habiendo desaparecido prácticamente el trazado primitivo. Por ello, se convertiría en protagonista de múltiples proyectos que intentaban buscar el hermoseamiento y utilidad de ese espacio con o sin ajardinamiento. El primero fue a raíz de un concurso arquitectónico para la edificación de un pabellón permanente de Bellas Artes que habría de asentarse en la parte norte, lindando con la calle Almirante Lobo, y cuyo anteproyecto premiado –no realizado– correspondió a Aníbal González. El siguiente intento de salvaguardar el lugar corrió a cargo del ingeniero municipal Ramón Manjarrés que, en 1906, propuso mantener el estilo inglés que el jardín poseía, acentuado  por caminos abiertos por el tránsito del público que destacaban sobre los del trazado originario y que el ingeniero quiso conservar.

En 1916, por iniciativa de D. Luis Molina, Conde de Aguiar, se decidió sanear y limpiar los jardines y realizar un proyecto de reforma de dicho Salón, en cuyo entramado interior y exorno intervinieron el mismo Sr. Molina y el arquitecto Aníbal González. El boceto mostraba una variación en el recorrido de los caminos, mientras el Salón central se adaptaba a escenario de espectáculos: el lado del arrecife de San Telmo dedicado a la música y la zona hacia el río, a teatro. Poco después, se presentaron otras modificaciones consistentes en un mayor ajardinamiento de los parterres que incluía la parte semicircular del salón, transformándose también los arriates junto a la calle Almirante Lobo. Sobre esta reforma existen muchas lagunas a causa de la insuficiente documentación que alude fundamentalmente a facturas de jornales pagados para su arreglo y cuidado en los años 1917 y 1922.”

Jardines de Cristina.-Incorporación de peégola.

“Sin embargo, la desidia continuó maltratando estos jardines por los que un siglo antes paseaba la “flor y nata” sevillana. En su defensa, el periódico El Liberal publicó en 1924 un artículo testimonial considerándolo el único jardín urbano próximo al vecindario de Sevilla, como una plaza del interior, y además el acceso desde la Puerta de Jerez a la Exposición Iberoamericana que se estaba montando. Pero no parecía atraer ese “Salón” o no se consideró procedente o ventajoso su arreglo, puesto que a los dos años de esa llamada de El Liberal, se ofreció el paseo “a la iniciativa de entidades y particulares que quieran coadyuvar al problema del alojamiento, destinando parte del solar de dicho paseo a la construcción de hoteles y viviendas”.

Esta decisión iba ligada a las obras de reforma y ensanche que se realizaban en Sevilla de cara a la Exposición Iberoamericana y, más concretamente, a la alineación que unía las Casas Consistoriales y la Puerta de Jerez, pretendida hacía tiempo y confirmada el 19 de noviembre de 1926. El terreno del jardín se ofrecía, pues, como una posibilidad de prolongar dicha avenida hasta el nuevo puente de San Telmo.

Jardines de Cristina.-Restaurados

Así, se trazó una nueva vía que dividió el antiguo espacio ajardinado en dos mitades. En la parte limitada por la nueva calle y la de Almirante Lobo se levantó el Hotel Cristina y unas viviendas anexas; en la otra zona, se pensó en un momento construir el edificio de Capitanía General que, por una serie de dificultades, no pudo llevarse a efecto, con lo cual quedó un solar libre sobre el que surgió años más tarde el actual jardín, aproximadamente en la mitad de la extensión originaria de lo que había sido el Paseo de Cristina.

El encargado de llevar a la práctica la transformación y ajardinamiento de esos terrenos fue el ingeniero de montes Juan José Villagrán nombrado por la Alcaldía para dirigir todo lo referente a viveros, arbolado y jardines municipales, desde febrero de 1925. Se contaba con un espacio triangular que en nada recordaba, sobre todo por su extensión, al anterior. En el lado de mayor longitud, frente al hotel Alfonso XIII y el Palacio de San Telmo, Villagrán distribuyó una serie de parterres que circundan dos fuentes oblongas y bajas de estructura de ladrillo; el resto está formado por tres espacios triangulares que con el tiempo han ido variando su fisonomía. El jardín se ordenó, por tanto, de una manera simple, con detalles ornamentales y materiales propios de los jardines de Sevilla, como el ladrillo de las fuentes o la pequeña pérgola que, aparte de crear un rincón íntimo, se convierte en elemento transparente que separa espacios diferentes del jardín; del mismo modo, se hizo con un concepto funcional, de pequeño parque inserto en la población, con una finalidad de ocio para todos, más de medio siglo después resaltado por la instalación de  juegos infantiles.

Jardines de Cristina.- Monumento a Castelar

Cuando se inauguró la Exposición Ibero-Americana, estaba inacabado, no concluyéndose hasta 1930, con la colocación del monumento a Castelar y la instalación del alumbrado con farolas tipo “Sevilla” de soporte clásico y de bancos y motivos ornamentales, algunos de ellos procedentes del antiguo jardín de Cristina. La iluminación fue ampliada y mejorada poco después, con la intención de crear un alumbrado más artístico que incluyera reflectores también en las fuentes. El proyecto corrió a cargo del ingeniero Armando Tirite .

El monumento a Castelar

La idea de erigir un monumento o una estatua al insigne republicano comenzó a barajarse en 1903 con la intención, incluso, de abrir una suscripción popular para sufragar los gastos que trajera consigo la obra. Sin embargo, no volvió a hablarse sobre esta cuestión hasta que en enero de 1927 el redactor de El Liberal D. Luis Rojas clamó en un artículo del periódico “¡Castelar no tiene un monumento en Sevilla!”. Pero habría que esperar aún otro año para que el entusiasmo por el político y su escultura resurgiera. El propio periódico sevillano abrió una suscripción pública y comenzó a engarzar la cadena que culminaría en la construcción de dicho monumento.

En 1929, contándose ya con algunos donativos, el escultor Manuel Echegoyán, entonces alumno de la Escuela de Artes y Oficios y Bellas Artes sevillana, realizó un proyecto apoyado por El Liberal que publicó la fotografía y una detallada descripción del mismo. Aún no se había pensado en ubicación alguna ).

Jardines de Cristina.-Monumento a Castelar

Los materiales empleados eran piedra de Monóvar, bronce para el busto del político y mármol para las escalinatas de la base. El conjunto lo formaba un bloque pétreo, de estructura tripartita, cuya parte central, más baja y rematada por el busto de Castelar, llevaba una leyenda alusiva a la abolición de la esclavitud. Los dos bloques laterales servían de soporte a sendas figuras alegóricas, la Justicia y la Elocuencia. La estructura arquitectónica muy simple, de volúmenes puros, y las esculturas se sitúan en una línea clásica en la que se mezclan el funcionalismo arquitectónico y una tendencia humanista frecuente en la plástica de muchos artistas hispanos de entonces. El conjunto recuerda, en su planteamiento, al realizado por Vitorio Macho como homenaje a Ramón y Cajal en el Parque del Retiro madrileño, inaugurado en 1926. La distribución tripartita, la pureza y simplicidad de líneas y la limpieza de volúmenes es la misma, aunque la parte central se resuelve de diferente manera.

El monumento a Castelar se hizo realidad cuando, en 1930, se decidió su emplazamiento en el jardín, aún sin concluir, de Cristina, en el ángulo que da a la Puerta de Jerez. Las obras de modelado y vaciado se llevaron a cabo en el mismo taller de Echegoyán, a pesar de haberse ofrecido anteriormente a realizarlo, sin interés alguno, el escultor Joaquín Martín Ruiz. Al fin, el 15 de julio de ese año, quedó terminada dicha construcción. Se habían recaudado a través de la suscripción pública 11.485’05 pesetas. Una vez instalado, se dispuso ante él un parterre confeccionado por el arboricultor y floricultor J. P. Martín, proveedor de la Casa Real, a modo de “obra exquisita de orfebrería jardinesca” . Posteriormente este pequeño parterre que rodea el monumento tuvo que someterse a continuos arreglos, como el resto del jardín, por los destrozos ocasionados por determinado público que muestra una absoluta falta de respeto hacia todo y hacia todos.

Jardines de Cristina.- Fuente de la Generación del 27

Tras la remodelación, los Jardines de Cristina se han convertido en un jardín poético, un jardín que homenajea a la Generación del 27. Las calles del espacio ajardinado reciben los nombres de los poetas de esta generación y repartidas por todos los parterres aparecen grandes rocas inscritas con los poemas de Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Jorge Guillén, Miguel Hernández y Joaquín Romero Murube.

Aquel año de 1927, mientras la ciudad se transformaba día a día organizando la Exposición Iberoamericana, un acontecimiento festivo, al que los protagonistas no otorgaban más transcendencia, quedaría grabado en la historia de nuestra ciudad. El 16 de diciembre de aquel año se cumplía el tricentenario de la muerte del olvidado poeta cordobés Luis de Góngora. Por tal motivo, el Ateneo de Sevilla, con los recursos económicos del torero Ignacio Sánchez Mejías, invita a una serie de jóvenes poetas para que lean sus versos y, de este modo, recuerden a Góngora. Acuden Gerardo Diego, Jorge Guillén, Salinas, Dámaso Alonso, Lorca y Alberti, entre otros.

Jardines de Cristina.-Cercis canadiensis.-Marzo

Los poetas han venido a recitar sus versos, y a vivir la ciudad en un aire de libertad. El acto organizado por el Ateneo fue todo un éxito. Lorca, Federico, desencadenó desbordadas pasiones al recitar algunos de sus inéditos romances. Sobre él llovían pañuelos y chaquetas. El triunfo, la apoteosis.

Hoy los jardines rinden homenaje a aquella Generación.

Remodelación de los Jardines, homenaje a la generación del 27

En Jardines de Sevilla

En 2010, con proyecto y dirección del arquitecto Antonio Barrionuevo, se acomete la necesaria remodelación de los Jardines de Cristina: instalación de un nuevo alcantarillado, reconstrucción de los parterres con el ladrillo original de Guadalcanal, restauración de los elementos ornamentales y del monumento a Castelar, y restauración de los jardines con ejecución de nuevas plantaciones. Además las zonas peatonales del entorno se amplían hasta conectarlas con los jardines, que habían quedado completamente aislados durante décadas por las vías de circulación que los rodeaban.

Jardines de Cristina.- Fuente de la Generación del 27

En la  fuente dedicada a la generación del 27,, hecha con sillares de mármol de Macael e interior de pizarra verde, tiene esculpidas poesías en sus laterales. En lo alto  la escultura de bronce de la musa de la poesía leyendo un libro, una obra de Sergio Portela.

Los jardines, hoy, parecen extenderse de forma natural con las zonas monumentales próximas, se procedió a realizar una poda selectiva de las especies más importantes del jardín procediendo a la eliminación de las ramas secas o enfermas y la ordenación de sus copas en el estado natural de los árboles, a continuación se subsoló el terreno y se llevó a cabo la aportación de tierra mezclada con abono orgánico, ya que el jardín se elevó de rasante al colocar los nuevos bordillos que enmarcan los parterres.

Una de las finalidades de las plantaciones en la restauración de estos jardines fue  darles formalidad y huir del desorden que existía. Se trazaron parterres formales en todo el jardín salvando los arboles existentes formando los parterres con plantas tradicionales de la época que se construyó el jardín.

Jardines de Cristina.-Plantaciones en la restauración

Se sustituyeron la diversidad de setos que existían con una sola especie.-Mirthus communis.-Arrayan o Mirto unificando los parterres. Como setos altos para aislar las glorietas se utilizó el laurel.-Laurus nobilis en distintas alturas, lamentablemente los setos de laureles altos 2. 00 metros fueron reducidos en la primera intervención de los jardineros municipales con un cambio de criterio o sin ningún criterio, los setos debían aislar al paseante del bullicio de la circulación de vehículos y por el contrario la decisión municipal es que desde las glorietas se observara todo el jardín e incluso la circulación de vehículos que lo entorna.

Clivias, cintas ,agapantos, hemerocallys, durillos de flor etc…más adelante se especifican las especies vegetales existentes en esta fecha en el jardín

La hiedra.-Hedera hélix se utilizó como cubresuelos en todos los parterres.

Jardines de Cristina.-Agapanthus y Hemerocallys

La inclusión de árboles de flor fue una de las premisas con el fin de dotar de floraciones en las distintas estaciones del año .

Se instaló una nueva red  de riego localizado con goteros autocompensantes y aspersores para la conservación del jardín y las jardineras de la pérgola, todo  funcionando automáticamente.

Tras la remodelación, los Jardines de Cristina se han convertido en un jardín poético, un jardín que homenajea a la Generación del 27.

Las calles del espacio ajardinado reciben los nombres de los poetas de esta generación y repartidas por todos los parterres aparecen grandes rocas inscritas con los poemas de Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Jorge Guillén, Miguel Hernández y Joaquín Romero Murube.

Jardines de Cristina.- Paseo de Gerardo Diego

Llama la atención la presencia de Miguel Hernández y Romero Murube.

Miguel Hernández, más joven y componente de la llamada generación del 36, estuvo más cerca de la generación anterior.

Sin embargo Joaquín Romero Murube, , no parece pertenecer a esta generación. Aun estando representado.

De hecho Dámaso Alonso lo consideró como “genial epígono de la generación del 27”.

De todos ellos hay versos en piedra en los Jardines de Cristina.

Excepto de Jorge Guillén, quien en su Clamor escribe:

Los árboles centenarios

De este bosque me descubren

El gran enmarañamiento

De sus raíces ilustres

Como si fuesen visibles

Hipérboles del empuje

Con que en la tierra se ahíncan

Para erguir tal pesadumbre.

Raíces al sol, qué alarde.

Retórico ya, me aturde.

Jardines de Cristina.-Fuente

En la zona peatonalizada que unen los jardines con la Puerta de Jerez se ha construido una fuente en mármol blanco de Macael con la siguiente inscripción:

La ciudad de Sevilla a los poetas de la Generación del 27.

La fuente, hecha con sillares de mármol de Macael e interior de pizarra verde, tiene esculpidas poesías en sus laterales. En lo alto irá la escultura de bronce de la musa de la poesía leyendo un libro, una obra de Sergio Portela.

En la fuente, de gran tamaño, prismática, con inscripciones poéticas poco visibles, brota una cascada de agua simbolizando el nacimiento de un río.

Al lado se ha colocado parte de la calzada romana que se encontró en la zona cuando se construyeron los aparcamientos subterráneos.

Jardines de Cristina.-Pérgola jardineras con Russelia equisetiformis.-Coralitos

Además, en el Paseo de Cristina se ha construido una gran pérgola que -poblada por glicinias, jazmines y lágrimas de amor- generará un ambiente más fresco a lo largo de la avenida, esperando la instalación de dos quioscos bar previstos en la estructura de la pérgola.

Por otra parte, en los jardines, en la Glorieta de Jorge Guillén, se ha inaugurado en 2011 el monumento a la Duquesa de Alba donado por la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Obra del escultor Sebastián Santos Calero, la obra en bronce muestra a Cayetana de Alba con mantón de Manila y flor en el pelo.

En 1995 se erige el busto al poeta sevillano Adriano del Valle, y a sus versos:

Cuando la luna sus redes

Tiende al ruiseñor y al grillo

y hundidos en fango rosa

buscan peces los olivos,

desde Córdoba a Sevilla

el agua sueña entre lirios,

recostando en dos Giraldas

la pereza de su arribo:

una de piedra, en el aire;

otra de sombra, en el río …

Vicente Aleixandre está representado con la dedicación de  una placa de cerámica con uno de sus versos.

“¿Para quién escribo?, me preguntaba el cronista, el periodista o simplemente el curioso.

No escribo para el señor de la estirada chaqueta, ni para su bigote enfadado, ni siquiera para su alzado índice admonitorio entre las tristes ondas de música.

Tampoco para el carruaje, ni para su ocultada señora (entre vidrios, como un rayo frío, el brillo de los impertinentes).

Escribo acaso para los que no me leen. Esa mujer que corre por la calle como si fuera a abrir las puertas a la aurora.

O ese viejo que se aduerme en el banco de esa plaza chiquitita, mientras el sol poniente con amor le toma, le rodea y le deslíe suavemente en sus luces.

Par todos los que no me lean, los que no se cuidan de mí, pero de mí se cuidan (aunque me ignoren).

Esa niña que al pasar me mira, compañera de mi aventura, viviendo en el mundo.

Y esa vieja que sentada a su puerta ha visto vida, paridora de muchas vidas, y manos cansadas.

Escribo para el enamorado; para el que pasó con su angustia en los ojos; para el que le oyó; para el que al pasar no miró; para el que finalmente cayó cuando preguntó y no le oyeron.

Para todos escribo. Para los que no me leen sobre todo escribo. Uno a uno, y la muchedumbre. Y para los pechos y para las bocas y para los oídos donde, sin oírme, está mi palabra.”

Vicente Aleixandre

Jardines de Cristina.-Nuevas plantaciones

GENEROS Y ESPECIES DE PLANTAS QUE PODEMOS ENCONTRA EN EL JARDIN

ARBOLES Y PALMACEAS

Género y especie                                                Nombre común

Platanus x hibrida                                              Plátano de las indias

Jacaranda mimosaefolia                                   Jacaranda

Lagunaria pattersonii                                        Lagunaria o Pica

Pinus pinea                                                          Pino piñonero

Casuarina stricta                                                 Casuarina

Ceiba speciosa                                                     Palo borracho

Firmiana simplex                                                 Parasol de China

Cercis canadensis                                               Nueva introducción

Lagerstroemia indica                                         Jupiter

Phytolacca dioica                                                          Ombú

Cupressus sempervirens                                              Ciprés

Magnolia grandiflora Gallisonensis                            Magnolio

Washingtonia filifera                                                     Pitchardia

Brachychiton populneus                                               Brachychiton

ARBUSTOS , SARMENTOSAS Y PLANTAS VIVACES

Géneros y especies                                                 Nombre común

Laurus nobilis.-Seto                                                       Laurel

Mirthus communis                                                        Arrayan

Viburnum tinus “ Eve Price “                                       Durillo de flor

Viburnum odoratissimum                                            Viburnum

Viburnum rythidophyllum                                           Viburnum

Viburnum suspensum                                                  Viburnum

Cyca revoluta                                                                 Palma de Sagu

Raphis flabelliformis                                                     Rapis

Clivia miniata                                                                  Clivia

Agapanthus africanus                                                   Agapanto

Hemerocallys  fulva e hibridos                                    Lirio de dia

Pennisetum alopecuroides                                        Graminea

Tulbhagia violácea                                                Tulbagia

Hedera hélix                                                           Hiedra

Clorophytum elatum                                             Cintas

Wisteria chinensis                                                  Glicina

Trachelospermum jasminoides                            Trachelospermo

Cestrum nocturnum                                               Dama de noche

Jasminum officinalis                                                Jazmin

Russelia equisetiformis                                            Lagrimas de amor

Rosal La Sevillana                                                       Rosal

Gaura lindheimerii                                                      Gaura

 

Jardines de Cristina.-Ptatanus xHispanica.-Popularmente conocido como el Platano abuelo

ARBOLES SINGULARES A DESTACAR

Entre toda la vegetación que alberga el jardín cabe destacar por su singularidad los viejos Platanus x hibrida.-Plátanos de India que posiblemente sean originales de la plantación que se realizó en 1830.

Aparecen en el jardín   unas de las primeras Jacaranda mimosaefolia.-Jacarandas plantadas en Sevilla en un espacio urbano, así como una Lagunaria.-Lagunaria patersoni  en la glorieta del banco circular .

Un enorme Pinus pinea.-Pino piñonero   junto a unas altas casuarinas.-Casuarina stricta enmarcan otra de las glorietas.

En la última restauración llevada a cabo en el año 2010  se introdujo por primera vez en la jardinería urbana sevillana el Árbol del amor de Canadá.-Cercis canadiensis.

Jardines de Cristina.-Plantaciones desaparecidas

ESTADO ACTUAL

La obra civil llevada a cabo en la última restauración se ha respetado, se ha observado sin embargo actos vandálicos en las piedras en las que están inscritos los poemas de los poetas representados, en la fuente de beber y en los alrededores de los dos estanques que deben ser reparados.

En cuanto a la jardinería se hace necesaria la replantación de la hiedra como cubresuelos,el arranque y abonado de las clivias para su reproducción y nueva plantación así como los Hemerocallys.Las plantas liliáceas precisan cada tres o cuatro años ser subdivididas y plantadas de nuevo en terreno previamente abonado.

En la pérgola la poda anual de las glicinas.-Wisteria chinensis,los Trachelospermum y los jazmines es una asignatura pendiente, así como no podar las Russelias que cubren las jardineras.

Una revisión de la red de riego localizado sería de agradecer.

Textos y fotografías propias y bajadas de Internet