parque-y-palacio-de-monserrateplan-monserrate-sintra
Portugal.-Quinta de Monserrate.-Sintra

QUINTA DA MONTSERRATE

El Palacio de Monserrate es un sugestivo palacete romántico mandado a construir como una quinta de veraneo familiar por Francis Cook, I vizconde de Monserrate, un ciudadano inglés que hizo su fortuna en la industria textil.

La obra fue dirigida por el arquitecto James Knowles en 1858 sobre las ruinas de una mansión neo-gótica anterior construida por el comerciante inglés Gerard de Visme.

Uno de los célebres visitantes del palacete original fue el poeta Lord Byron en 1809 quien describe su belleza en Las peregrinaciones de Childe Harold.

Fue clasificado Inmueble de Interés Público en 1978 por el estado portugués y Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995 como parte del conjunto de la Sierra de Sintra.

Se encuentra en el Concejo de Sintra (Distrito de Lisboa) y constituye uno de los más interesantes ejemplos de arte romántico portugués.

Presenta una gran torre circular, cúpulas bulbosas y valores exóticos en la decoración.

En sus alrededores se encuentra el parque de Monserrate, 33  hectáreas de exuberantes árboles centenarios, jardines exóticos y temáticos (mexicano, japonés, rosaleda…), una valle de helechos (con numerosos especímenes del denominado helecho arbóreo), la primera gran pradera de césped plantada en Portugal, una gran cascada, ruinas románticas, estanques y pérgolas.

Al igual que el Palacio de Pena, Monserrate fue construido en el emplazamiento de una antigua capilla que fue devastada por el terremoto de 1755.

quinta-da-montserrate
Portugal Quinta da Montserrate.-

En 1790 Gerard de Visme construyó un palacio neogótico en el sitio en ruinas. Tres años más tarde, William Beckford alquiló el sitio y comenzó a diseñar el extenso jardín.

Pero fue Sir Francis Cook, quien adquirió Monserrate en 1856, que hizo el palacio y los jardines de lo que vemos hoy.

Curiosamente,  tres de los  hombres que dieron forma a Monserrate Palace eran ingleses. De Visme era comerciante, Beckford fue un escritor y Cook era un millonario textil.

Cuando llegamos por primera vez a la puerta del palacio se desciende hacia el sendero de los jardines de Monserrate, el jardín es un bosque salvaje, salpicado de locuras y árboles raros recogidos por Cook. Es el tipo de lugar que puedas imaginar que  trolls y hadas están en casa.

Con los años, los jardines de los alrededores han acogido con satisfacción  especies de plantas de todo el mundo.

quinta-da-montserrate-doryanthes-excelsa-flor
Portugal.-Quinta-da-Montserrate Doryanthes excelsa-flor

Organizado por áreas geográficas (tal vez sobre todo el de México), los jardines reflejan la diversidad de orígenes de las plantas, componiendo diferentes efectos escénicos a lo largo de los caminos que conducen a través de las ruinas y recovecos escondidos, lagos y cascadas del pasado.

Era, por lo tanto, gracias a la intervención del pintor William Stockdale y el jardinero maestro Francis Burt, pero sobre todo el espíritu romántico de Francis Cook, que el Parque de Monserrate creció hasta convertirse en lo que es hoy.

En los diversos jardines, mientras uno camina por senderos y en comunión con las especies que crecen de forma espontánea de la región (como madroños, acebos e imponentes alcornoques), se encuentra un paisaje sorprendente contraste, con la aparición repentina de  araucarias y palmeras, helechos arborescentes de Australia y Nueva Zelanda, así como los agaves y yucas recreando un rincón de México.

Este paseo por las delicias botánicas de los cinco continentes también nos ofrece camelias, azaleas, rododendros y bambúes, evocando recuerdos de un jardín japonés.

quinta-da-montserrate-metrosideros-excelsus-arbol-del-hierro
pORTUGAL.-Quinta da Montserrate.-Metrosideros excelsus.-Arbol del hierro

La finca y el palacio fueron comprados por el Estado portugués en 1949.

El Parque y Palacio de Monserrate se clasificaron como Bien de Interés Público en 1993, y se incluyeron en el paisaje cultural de Sintra, que ha sido clasificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1995.

En 2000, la responsabilidad de la gestión de la finca fue trasladada a Parques de Sintra, que se embarcó en un profundo programa de recuperación y restauración. Esto ha hecho posible la reapertura del Palacio al público, cuando se recuperaron os  jardines históricos del Parque a su antigua gloria.

En 2013, el Parque de Monserrate fue distinguido con el Premio Garden Europea bajo la categoría de “Mejor Desarrollo de un Parque Histórico o del jardín”.

quinta-da-bemposta-cercis-siliquastrum-arbol-del-amor-o-de-judea
Portugal.-Quinta da Bemposta.-Cercis siliquastrum.-Arbol del amor o de Judea

QUINTA DA BEMPOSTA

Entre la carretera y Montserrat Serra de Sintra, Françoise Baudry transformó los terrenos de la Quinta da Bemposta  en un jardín de diferentes ambientes que reflejan su pasión por la cultura francesa y la vida al aire libre.

Es un auténtico llamamiento a los sentidos, este jardín  de una restauradora de pintura y antigüedades. Planeado por la propietaria, hace unos 20 años, cuando adquirió la quinta, reúne una colección vegetal enorme y disfruta de una excelente ubicación y el clima de la montaña mística.

Tal vez sea así, Françoise Baudry dice que es un jardín de “entorno mediterráneo semi tropical ‘, pero sin duda es el” paraíso “, el” lugar ideal para recuperarse”.

La dificultad está en elegir el ángulo correcto para momentos de ocio.

Un jardín excepcional de cinco hectáreas situado en una colina a las afueras de Sintra protegido, con magníficos  arboles maduros  proporcionan mucha sombra, con la siembra informal inteligente en grandes terrazas unidas por escaleras ocultas o caminos inclinados.

Françoise es una excelente cocinera y disfrutar de un almuerzo en la terraza con vistas al jardín es algo ideal. Aunque solo para los amigos.

portugal-palacio-da-pena-dicksonia-antarctica
Portugal.-Palacio da Pena.- Dicksonia antarctica

PALACIO DA PENA

El Palacio Nacional de la Peña  fue una de las principales residencias de la familia real portuguesa durante el siglo XIX y a la vez constituye una de las máximas expresiones del estilo romántico del siglo XIX en Portugal.

Se encuentra en la freguesia de São Pedro de Penaferrim en la ciudad de Sintra.

El palacio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.

Fue el príncipe Fernando II de Portugal, esposo de la reina María II de Portugal, quien ordenó la construcción del palacio de la Peña en 1836.

El príncipe, católico de origen alemán, se enamoró de la zona de Sintra en una excursión que realizó junto a su esposa.

En esta excursión, la pareja real pudo contemplar las ruinas de un antiguo monasterio devastado a raíz del terremoto de 1755.

El monasterio había sido de los frailes jerónimos y fue construido, originariamente, por el rey Juan II y transformado, de forma substancial, por el rey Manuel I que, cumpliendo una promesa, ordenó la reconstrucción del monasterio en honor de Nossa  Senhora da Pena, la Madre de Dios de la Peña, y lo donó a la orden de San Jerónimo.

Con el terremoto de 1755, la capital portuguesa y toda el área que la rodea quedaron muy malogradas.

Dentro de esta área se encontraba la zona de Sintra y el mencionado monasterio.

Estas ruinas únicamente conservaban intacta la capilla con un magnífico retablo de alabastro atribuido a Nicolás Chanterenne.

Fernando de Sajonia (Fernando II) adquirió el monasterio en 1838 y, junto con este, la enorme propiedad de la montaña de Sintra, dentro de la cual se encontraban diversas villas o el llamado Castillo de los Moros (Castelo dos Mouros).

La reconstrucción fue lenta y costosa, pero finalmente se convirtió en un recinto exuberante en el cual se pueden contemplar diferentes estilos que van desde el neogótico hasta al neo islámico, pasando por el neo renacimiento y una visión pseudomanuelina que convierten el espacio en un ambiente claramente exótico.

Además, en las vertientes de la montaña se construyó un magnífico parque inglés que, junto con el palacio, se convirtió en un icono de la arquitectura portuguesa.

Pronto se adaptó el palacio como residencia de verano de la familia real. Numerosas colecciones reales se trasladaron al palacio y a la vez se crearon ricos ornamentos, que fueron desde los célebres estucados hasta las paredes pintadas al óleo.

portugal-palacio-da-pena

Por todo esto, la Unesco declaró Sintra como Patrimonio de la Humanidad.

El Parque da Pena lo forman las tierras del parque que rodean el hermoso Palacio Nacional da Pena y se extiende  a través de las más altas montañas de la Sierra de Sintra.

El Parque da Pena contiene una abundancia de plantas exóticas no nativas portuguesas  todas bajo la sombra de los árboles de los bosques densos. Dentro del parque hay agradables paseos cortos que conectan a los monumentos y puntos de vista.

portugal-fundacion-gulbenkian-c
Portugal.-Fundacion Gulbenkian

FUNDACION GALOUSTE GULBENKIAN

La Fundación Calouste Gulbenkian («Fundação Calouste Gulbenkian») es una institución privada portuguesa de utilidad pública cuyos estatutos tienen como fin promover el arte, la caridad, la educación y la ciencia.

La Fundación fue creada en 1956 con la herencia de Calouste Gulbenkian, un magnate del petróleo de origen armenio, y su sede principal está en Lisboa.

La Fundación dispone de orquesta, compañía de ballet, salas de espectáculos, bibliotecas, un Museo Calouste Gulbenkian (con cerca de 6.000 piezas) y un Centro Moderno de Arte.

Calouste Gulbenkian era ante todo un coleccionista de objetos que a su muerte (en 1955), legó sus bienes a Portugal en forma de una fundación, localizada en su antigua residencia de Lisboa. Las grandes instalaciones, abiertas en 1969, abarcan la sede misma y el Museo Calouste Gulbenkian, y fueron diseñadas por Ruy Athouguia, Pedro Cid, y Alberto Pessoa.

Además de las áreas ocupadas por los varios departamentos de la Fundación, las instalaciones incluyen un gran auditorio, un espacio para exposiciones temporales, un área de congresos con auditorios y otras dependencias, así como un gran edificio que alberga el Museo de Calouste Gulbenkian y la Biblioteca de arte.

portugal-fundacion-gulbenkian
Portugal.-Fundacion Gulbenkian

El complejo entero está situado en el parque Gulbenkian, diseñado por Ribeiro Telles.

En 1983 se abrió en uno de los extremos del parque el Centro Moderno de Arte José de Azeredo Perdigão (CAMJAP) (en homenaje al primer Presidente de la Fundación), que consiste en un museo y en un centro educativo.

El Instituto Gulbenkian de Ciência está situado en un multi-edificio situado en Oeiras (cercanías de Lisboa), próximo al Palacio del marqués de Pombal.

La Fundación de Calouste Gulbenkian también tiene una delegación en el Reino Unido y un centro en París (el Centro Cultural de Calouste Gulbenkian).

En el Museo pueden verse piezas de vajilla, joyas, útiles de escritura, de orígenes diversos, reunidos sin una aparente coherencia.

El criterio pronto se presenta no como una cuestión de homogeneidad o de predilección, sino como una voluntad de convertir lo parcial, lo precario desde el punto de vista de la extenuación de un orden o de un género, en el centro mismo de la colección.

Los ejemplares de las joyas de René Lalique, en los que la belleza terrible es hecho afiligranado y no evocación, son una buena metáfora de la precariedad ínsita en la que se fortalece el mayor de los órdenes.

portugal-fundacion-gubelkian
Portugal.-Fundacion Gulbenkian

El parque Gulbenkian , anteriormente el parque de Santa Gertrudis, fue adquirido de los Condes de Vilalva en 1957, y ahora cubre aproximadamente 7,5 hectáreas.

Este fue el espacio donde la Fundación Calouste Gulbenkian construyó su sede social y el museo, después de añadir el de Centro de Arte José Azeredo Perdigão Moderno.

El proyecto para el Parque, jardines interiores y terrazas con jardines fue redactado por los arquitectos paisajistas Gonçalo Ribeiro Telles y António Viana Barreiro, que trabajó en estrecha colaboración con Alberto Pessoa, Pedro Cid y Ruy Athouguia, los arquitectos que diseñaron el complejo de la Fundación de los edificios.

Las modificaciones tuvieron que ser adaptadas al terreno ,ya que el proyecto incluye la creación de un lago y un anfiteatro al aire libre, así como la instalación de losas de hormigón en el suelo para permitir un fácil movimiento alrededor del parque. El diseño del jardín, para la selección cuidadosa de los árboles, arbustos y flores.

El anfiteatro al aire libre, con una capacidad para unas 1.000 personas, se establece magníficamente en los jardines en el parque, utilizando el paisaje alrededor del lago como telón de fondo.

portugal-fundacion-gulbenkian-b
Portugal.-Fundacion Gulbenkian

Durante el día, muchos visitantes lo convierten en un lugar especial para el descanso, la lectura y la meditación.

Los jardines, construido en la década de 1950, en homenaje a su fundador, Calouste Gulbenkian, son amplias e ideales para todo tipo de actividades de ocio y cultura.

Cuidados y ajardinados,  es el hogar de una amplia variedad de flora.

El jardín de la Fundación Calouste Gulbekian es un espacio que envuelve la valiosa colección del museo y desprende un gusto “retro” y artístico muy peculiar por cada rincón.

Como curiosidad, el museo fue reformado en el año 2001, y muchas de sus obras se fueron de manera temporal al Museo Metropolitano de Nueva York

A simple vista se ve que es un espacio de líneas modernistas y que podríamos datar del siglo XX. Pero el origen de este jardín se remonta a la finca o quinta de un palacio a las afueras de la ciudad de Lisboa del siglo XVIII, que tenían la típica distribución de las quintas de entonces, con su construcción, jardín, huerto, viñedos y huerta de maíz.

Las obras se llevaron a cabo entre los años 1.866 y 1.870 y el proyecto del jardín se encargó al jardinero suizo Jacob Weiss, formado en la escuela francesa de diseño de jardines. Una parte central del terreno se convierte en lago y la vegetación es ahora un bosque denso y exuberante con vegetación autóctona y exótica. Se dan fiestas y conciertos y hay una gran relación entre el palacio y el lago.

En el año 1.957 el parque es adquirido por el Museo Calouste Gulbekian, y comienzan los trabajos de reforma y renovación del jardín a las órdenes de los paisajistas Antonio Viana Barreto y Gonçalo Ribeiro Telles.

El carácter de este parque fue decisivo en el diseño y la construcción de la sede del proyecto del Museo de la Fundación. El propósito de este programa es mencionado en la sede de Instalaciones y Museo: “El Parque de Santa Gertrudis, debidamente restaurado el vigor de la vegetación, constituyen uno de los mayores espacios públicos de interés de Lisboa, junto con la ubicación privilegiada, que sin duda atraerá a la población y proporcionará posibilidades a la Fundación para una mayor difusión de sus actividades culturales.”

Las obras del edificio comenzaron en 1963 y se terminaron en 1969 y ponen de relieve las innovadoras soluciones constructivas que se aplicaron, sobre todo en los sistemas de drenaje y uso del agua, como el sistema estructural del lago, atravesado por una canalización subterránea, y la creación artificial el ecosistema de humedales de sus bancos, las técnicas de siembra y establecimiento de árboles sobre losa, entre otros.

En el año 2.000 fue invitado Gonçalo Ribeiro Telles para llevar a cabo un nuevo proyecto para la rehabilitación del Jardín.

Hasta ahora se ha hecho una gran operación de limpieza y aclareo de la vegetación, así como la apertura de nuevas rutas y zonas de diversión en áreas previamente inaccesibles.

Este tipo de diseño, basado en la sutil geometría que nos ofrecen espacios y ambientes en lugar de ejes, caminos y parterres, se puede encontrar en otros parques, como los americanos o los daneses de la época, o en la tradición del paisaje japonés, el uso de la vegetación está aquí pionera a nivel internacional.

La reproducción de los códigos de la ecología del paisaje patente portuguesa en la elección, cultivos intercalados y la ubicación de las especies de plantas, crean situaciones, “micropaisajes”, que nos son familiares, no sólo a nosotros, los seres humanos, sino también a la fauna que lo habita.

Esta forma de trabajo a partir de las reglas del paisaje es un elemento importante de la escuela de arquitectura del paisaje raíces portuguesas junto con la escuela alemana, y alcanza, en este jardín, el pináculo de su expresión.

El jardín que nos encontramos hoy en día, un área verde y lleno de lugares increíbles, es el resultado de un intenso diálogo entre el hombre y la naturaleza.

En este caso, se trata de una situación única, ya que serán los autores del proyecto original de intervenir, con el tiempo, aprovechando el crecimiento de la vegetación y el jardín satisfaciendo las nuevas exigencias de los tiempos.

portugal-palacio-nacional-de-queluz-a
Portugal.-Palacio Nacional de Queluz.-a

PALACIO DE QUELUZ

Casa del Infantado de Castelo Rodrigo

En el origen del Palacio es la antigua Villa de Queluz, ordenador erigir D. Christopher de Moura, primer Marqués de Castelo Rodrigo, que contribuyó a la suma de Portugal y sus territorios de ultramar a la Corona española. D. Manuel de Moura (1592-1652), su hijo y segundo Marqués de Castelo Rodrigo, convierte a la mansión en una amplia zona de juegos de granja, confiscadas después de la restauración de la independencia en 1640 y donado al Príncipe Pedro, el primer Señor de la Casa del Infantado y futuro rey Pedro II (1648-1706).

Cerca de Sintra y Lisboa, Palacio Nacional de Queluz y sus jardines históricos son uno de los ejemplos más notables de conexión armoniosa entre el paisaje y la arquitectura palaciega en Portugal. Ilustrar los entornos y experiencias de la familia real y la corte portuguesa en la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, al tiempo que presenta la evolución del gusto en este periodo marcado por el barroco, el rococó y el neoclasicismo, en referencia a los momentos de gran relevancia histórica en la transición del Antiguo Régimen al Liberalismo.

La creación en 1654 del título de la Casa del Infantado por el rey Juan IV (1604-1656) tiene como objetivo proporcionar a sus propios activos y los ingresos de los segundos hijos de los reyes de Portugal, príncipes que no estaban destinados a ser herederos de la Corona.

Infante D. Francisco (1691-1742), de acuerdo a la casa del Señor del Infantado, se debió a la expansión y la captación de agua, incluyendo la construcción del acueducto que aún existe.

portugal-palacio-nacional-de-quelux-fuente-de-neptuno
Portugal.-Palacio Nacional de Quelux.-Fuente de Neptuno

Es, sin embargo, Prince Peter (1717-1786), señor de la tercera Infantado casa y futuro rey consorte D. Peter III (por matrimonio con la sobrina María I) que, entre 1747 y 1786, promueve una campaña concertada obras, ampliando el llamado “Palacio Viejo” y que le dan una envergadura de Palacio Real.

Ajeno a la política y las intrigas cortesanas, poseídos de una fortuna considerable y gustos y  hábitos elegantes , D. Peter dedica  a Queluz una atención directa y constante, que sólo termina con su muerte.

Inicialmente concebida como residencia de verano, se convierte en un espacio privilegiado para la recreación y el entretenimiento de la familia real, que vive en la residencia 1794 hasta su partida a Brasil, en 1807, durante la invasión francesa.

Los diferentes espacios verdes forman una unidad con el edificio, cuya fachada, frente a los jardines superiores se extiende a través de los parterres broderie delicados esbozados por setos de boj.

Las estatuas, inspiradas en la mitología clásica, adornan y marcan los ejes principales y la animación de estos  jardines. La notable colección de esculturas de piedra y plomo proviene de Italia e Inglaterra, las ultimas  diseñadas por el artista londinense John Cheere.

Estos jardines están separados de los jardines adyacentes, así como las áreas forestales y agrícolas que están  rodeadas con balaustradas de piedra con jarrones y estatuas.

portugal-palacio-nacional-de-queluz-c
Portugal.-Palacio Nacional de Queluz.

Irradia un pórtico avenidas de montaje conectados, a su vez, formando un camino otra celosía geométrica compleja cuya travesía característica lagos y provista de fuentes de juegos de agua.

En los jardines del Palacio Nacional de Queluz se creó la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre , fundada en 1979 con el propósito de promover la enseñanza, la práctica y difusión de la tradicional portuguesa Arte Ecuestre.

Recupera la tradición de Picaria real, academia ecuestre corte portuguesa del siglo XVIII, y utiliza sólo los caballos lusitanos.

Actualmente los visitantes al palacio y los jardines , pueden ver todos los miércoles y sábados a las 11 horas, una presentación con caballos y jinetes de la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre.

El Palacio Nacional de Queluz fue clasificado como Monumento Nacional en 1910 y es parte de la Red de Residencias Reales Europeas desde 2013.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-

QUINTA DA REGALEIRA

Como representación del cosmos, el jardín se revela aquí a través de la sucesión de lugares impregnados de magia y misterio. La demanda del paraíso se materializa coexistiendo con un mundus inferus- un dantesco mundo subterráneo-al que el neófito seria conducido por el hilo de Ariadna de la iniciación. Se concreta entre los diferentes escenarios la representación de un viaje iniciático ,cual vera  “peregrinatio mundi,” por un jardín simbólico en el que podemos sentir la Armonía de las Esferas y escrutar la alineación de una ascesis de consciencia en la analogía del Ser que destaca de las grandes epopeyas.

El Palacio da Regaleira es el edificio principal y el nombre más común de la Quinta da Regaleira. También llamado Palácio do Monteiro dos Milhões (Palacio de Monteiro el de los Millones) por el apellido y el apodo de su primer propietario, António Augusto Carvalho Monteiro.

El palacio está situado en pleno Centro Histórico de Sintra y está clasificado como Patrimonio Mundial por la Unesco.

Carvalho Monteiro, ayudado por el arquitecto italiano Luigi Manini, construye en la quinta de cuatro hectáreas un palacio, jardines lujuriantes, lagos, grutas y edificios enigmáticos, lugares que esconden significados relacionados con la alquimia, la masonería, los templarios y la rosacruz.

Modela la quinta con construcciones que evocan las arquitecturas románica, gótica, renacentista y manuelina.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra-a
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-

La documentación histórica relativa a la Quinta da Regaleira, anterior a los tiempos de su compra por Carvalho Monteiro, es escasa.

Se sabe que, en 1697, José Leite fue el propietario de una vasta propiedad, en los alrededores de la villa de Sintra, que hoy integra la quinta.

Francisco Alberto Guimarães de Castro compró la propiedad (conocida como Quinta da Torre o Quinta do Castro en 1715), en subasta pública y canalizó el agua de la sierra con el fin de alimentar una fuente.

En 1830 la quinta pasó a Manual Bernardo y tomó el nombre que posee actualmente.

En 1840, la Quinta da Regaleira fue adquirida por la hija de una comerciante de Oporto, Allen, que más tarde recibió el título de baronesa da Regaleira. De este periodo data la construcción de una casa de campo, visible en algunas representaciones iconográficas de finales del siglo XIX.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra-e
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-

La historia de la Regaleira actual comienza en 1892, año en el que los barones da Regaleira venden la propiedad al Dr. António Augusto Carvalho Monteiro por veinticinco contos de réis. La mayor parte de las construcciones actuales de la quinta fueron terminadas en 1910.

La quinta fue vendida a Waldemar Jara d’Orey en 1942, quien, sin desvirtuar la concepción original del lugar, realizó pequeñas obras para acoger a su gran familia.

En 1987 la Quinta da Regaleira fue adquirida por la empresa japonesa Aoki Corporation y dejó de servir como alojamiento; fue entregada al cuidado de guardeses y permaneció cerrada.

En 1997, el Ayuntamiento de Sintra adquirió este valioso patrimonio; poco después inició un exhaustivo trabajo de recuperación del patrimonio edificado y de los jardines. Desde entonces, la Quinta da Regaleira está abierta al público y alberga diversas actividades culturales.

Parece evidente que la concepción religiosa del mundo que preside la Regaleira se asienta en el cristianismo, pero en un cristianismo escatológico, relacionado con el fin de los tiempos. Quiere recordarnos la lección de la escatología cósmica, que anuncia el fin del universo y de la humanidad, asentándose en la creencia de la supervivencia del alma después de la muerte.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra-portal-de-los-guardianes
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-Portal de los Guardianes

Se trata también de un cristianismo gnóstico, apoyado en discursos míticos y en conocimientos sagrados que prometen la salvación de los fieles y el retorno de los espíritus. Es, en fin, un cristianismo imbuido de ideales neotemplarios, asociados al culto al Espíritu Santo, que encontramos en la tradición mítica portuguesa.

La cruz templaría en el fondo del pozo iniciático, la Cruz de la Orden de Cristo en el pavimento de la capilla, así como todas las otras cruces dispuestas en la misma, testimonian la influencia del templarismo en el ideario sincrético de Carvalho Monteiro.

Carvalho Monteiro tenía el deseo de construir un espacio grandioso, en el que vivir rodeado de todos los símbolos que reflejaran sus intereses e ideologías. Conservador, monárquico y cristiano gnóstico, Carvalho Monteiro quiso resucitar el pasado más glorioso de Portugal, de ahí el predominio del estilo neomanuelino —especialmente en el palacio, la capilla, así como en determinados elementos decorativos del jardín—, relacionado con la época de los grandes descubrimientos geográficos.

Esta evocación del pasado incluyó también el gótico y algunos elementos neoclásicos.

. Carvalho y Manini crearon un conjunto sorprendente, producto directo del espíritu del s. XIX, tiempo en el que se ensalzaron las fuerzas de la naturaleza y se evidenció la fragilidad del hombre.

La quinta es consecuencia del romanticismo—movimiento iniciado en Portugal tras la revolución de 1820—, compartiendo con él el gusto por lo sublime, lo exótico y lo misterioso.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra-pozo-iniciatico
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-Pozo iniciatico

El Poço Iniciatico

Uno de los misterios de la Quinta da Regaleira es su “Poço Iniciático”.

Recibe este nombre porque se cree que era utilizado en rituales de iniciación a la masonería. Dicen que se puede encontrar relación entre sus nueve “pisos” en la obra “Conceito Rosacruz do Cosmos”.

Es una galería subterránea con una escalera en espiral que tiene columnas que bajan hasta el fondo del pozo. Cada “piso” de la escalera tiene 15 escalones y cada uno refiere a una parte de la Divina Comedia de Dante, los 9 círculos del inferno, paraíso, o purgatorio.

En el fondo del pozo está la rosa de los vientos en mármol, sobre una cruz Templária que es el símbolo heráldico de Carvalho Monteiro (el dueño de la Regaleira) y al mismo tiempo el indicativo de la Orden de Rosa Cruz.

La parte del jardín es la más espectacular de la finca, pues el laberinto de caminos está salpicado por distintas torres, fuentes y lugares muy especiales. Uno de los más curiosos es el Pozo Iniciático, en lo alto del jardín, que tenía funciones masonas.

Símbolos como la Luna, la Tierra y el Sol se encuentran repartidos por toda la finca junto a la cruz de la Orden de Cristo que fundó el rey Don Dinis en el siglo XIV.

Basta fijarnos en la enorme cruz templaria que decora el fondo del pozo iniciático y en la anteriormente citada cruz de la Orden de Cristo en el suelo de la capilla para darnos cuenta de que toda la construcción de la quinta está conceptuada como un gigantesco templo masónico-templario.

Es muy curioso que toda la Quinta esta interconectada por una serie de pozos y cavernas, que constituyen un misterioso entramado de grutas que conectan capilla, casa, pozos y diversas grutas repartidas por todo el bosque anexo al Palacio.

Los lugareños relatan escabrosas historias heredadas de generación en generación sobre cultos masónicos, rituales satánicos y cristianismo gnóstico-escatológico, la mayoría de vecinos de Sintra a los que preguntamos nos dijeron que a veces por las noches cuando estaba ya cerrada la quinta al público se escuchaban cánticos extraños y se veían luces a lo largo del bosque o se encendían luces en los pisos superiores de la casa.

portugal-quinta-da-regaleira-sintra-banco
Portugal.-Quinta da Regaleira.-Sintra.-Banco

No sabemos que puede haber de verdad en ello porque no hemos encontrado testimonio escrito de ninguna de estas prácticas pero sí cabe destacar la densa atmósfera que se respira dentro de la Quinta, cargada de magnetismo y misterio.

Un jardín con historia en una quinta mística de concepción especial, digna de ser visitada.

LAS ESTUFAS FRIAS DE LISBOA

Las Estufas Frías son un complejo de invernaderos y umbráculos de 1,5 hectáreas de extensión que se encuentra en el Parque Eduardo VII de Lisboa.

En el emplazamiento de las Estufas Frías existía en el siglo XIX una cantera de basalto, que acabó cerrando por culpa de una vena de agua que dificultaba los trabajos.

La cueva de la cantera la aprovechó un jardinero para recoger especies vegetales de todo el mundo. Tenían la intención de repoblar con ellas la Avenida de la Libertad, al llegar la Primera Guerra Mundial  aplaza estos planes.

Las plantas siguen creciendo allí, hasta que en 1926, el arquitecto y pintor Raul Carapinha se encuentra con este espacio verde y proyecta la Estufa, concluida en 1930 e inaugurada en 1933.

En los años 40, se modificó el Parque Eduardo VII hasta darle su aspecto actual. Las Estufas también fueron afectadas.

portugal-estufas-frias-parque-fernando-vii-lisboa-a
Portugal.-Estufas Frias.-Parque Fernando VII.-Lisboa.

La entrada se remodeló construyendo un lago y una gran sala, bajo la alameda del parque, local utilizado durante años como teatro y donde aún se desarrollan actos culturales.

En 1975 se inauguraron la Estufa Caliente y la Estufa Dulce, obra del ingeniero Pulido García, y destinadas a la exhibición de plantas tropicales y plantas crasas respectivamente.

Las plantas se exhiben en tres espacios,

«  Estufa Fría » Estufa Fría, propiamente dicha, ocupa 8.100 m².

En un principio destinada a refugio de plantas, el nombre de estufa fría  resulta del hecho de no usar ningún sistema de climatización, sino un entramado de madera fijo cuyas rejillas tamizan la luz y protegen de las temperaturas frías de invierno y del excesivo calor en el verano, proporcionando una temperatura adecuada para el cultivo de especies de diferentes regiones: China, Corea, Australia, Perú, México, Brasil, Antillas, Península de Corea. Son de referencia obligada los helechos arborescentes de Tasmania (Dicksonia antarctica), las azaleas (Rhododendron spp.)y las camelias (Camellia japonica). . .

portugal-estufas-frias-parque-fernando-vii-lisboa-b
Portugal.-Estufas Frias.-Parque Fernando VII.-Lisboa.

« Estufa Quente » (Estufa Caliente), en un área de 3.000 m², con cobertura de vidrio y por lo tanto una temperatura más elevada, denominándose estufas calientes conviven plantas tropicales, de las cuales destacan el cafeto (Coffea arabica), Mango (Mangifera indica), Plataneras (Musa spp.).

« Estufa Doce » (Estufa Dulce), la más pequeña de todas con apenas 400 m², es el hogar de las cactáceas.

Plantas crasas, así llamadas por sus hojas gruesas y de consistencia gelatinosa. Aquí podemos encontrar sus miembros más conocidos, los cactus, Asiento de suegra (Echinocactus grusonii), Cleistocactus straussii,  Aloe vera . . .

Son de destacar la cantidad de piedras que se encuentran en la Estufa formando parte de las rocallas, escalinatas, cascadas y estanques, originarias de la cantera de basalto que aquí existía anteriormente.

portugal-estufas-frias-parque-fernando-vii-lisboa-dicksonia-antarctica
Portugal.-Estufas Frias.-Parque Fernando VII.-Lisboa.-Dicksonia antarctica

ESTUFAS FRIAS DESPUES DE LA RESTAURACION

Las estufas frías han recibido en los últimos tiempos grandes trabajos de restauración .

La sustitución y elevación de los techos de duelas de madera ha sido una de las más importantes ya que algunas plantas atravesaban el techo antiguo.

En esta visita a Portugal  en febrero de 2014 nos hemos encontrado con estas mejoras.

CONVENTO DE SAO PAULO

En medio de los interminables paisajes alentejanos de la Serra d’Ossa, enclavado en una finca de 600 hectáreas entre Estremoz y Redondo, se encuentra el Convento de São Paulo, erguido en 1182 por eremitas que salvaguardaban la tranquilidad, el bienestar y la oración.

Actualmente convertido en un hotel de turismo rural, el Convento de São Paulo perpetúa esta atmósfera de una historia casi milenaria con la comodidad de nuestros días, lo que lo convirtió en un destino único.

Su rica colección de azulejos portugueses, los bajorrelieves de terracota, los frescos, una fuente florentina y la Iglesia Vieja, justificaron su clasificación como inmueble de interés público y monumento nacional; y merecerán, sin duda alguna, su visita..

Algunas de las habitaciones están instaladas en las antiguas celdas monacales en la zona museológica del convento, eso sí, con todos los detalles de la vida moderna. El restaurante, antigua cantina donde los eremitas tomaban sus refrigerios, sirve platos regionales alentejanos cocinados con los productos de la finca, siempre bañados por vinos de su bodega.

Se pasa con el mayor de los entusiasmos por el descubrimiento de la riqueza natural y del vasto patrimonio de vestigios de civilizaciones antiguas, desde monumentos prehistóricos a construcciones góticas, que atraviesa calles y templos romanos, esparcidos por la sierra y por toda la región portuguesa de Alentejo.

La noche se ve envuelta por una tranquilidad sin igual, en que el encanto y el sosiego del Convento de São Paulo, acompañada por los sonidos de la naturaleza, nos convidan al más que merecido descanso.

Un lugar de paz y tranquilidad.

portugal-elvas-quinta-da-espanhola-hardenbergia-violacea-y-cycas
Portugal.—Elvas.-Quinta da Espanhola. -Hardenbergia violacea y Cycas

QUINTA DA ESPANHOLA

Elvas es una ciudad muy turística, por lo que es Patrimonio de la Humanidad , visitado anualmente por miles de personas.

Por la Oficina de Turismo de Elvas, situada en Plaza de la República, pasan  muchos miles de turistas anualmente.

Lleno de lugares de interés, ya sean monumental, museo, histórico, religioso e incluso económico, Elvas es la capital del turismo en Alto Alentejo (sub-región y claramente una de las ciudades más importantes del Alentejo .

Elvas tiene una amplia y rica oferta en términos de restaurantes y hoteles.

En Elvas visitamos la Quinta da Espanhola propiedad privada de D. Antonio y Ana Mariñas.

Nos sorprendió el jardín antiguo plantado en 1830 en estilo romántico paisajístico..

portugal-elvas-quinta-da-espanhola
Portugal.—Elvas.-Quinta da Espanhola. -Pistacho de la India.-Botanicamente desconocido

Grandes y desarrollados arboles nos dan testimonio de su antigüedad.

Entre ellos destacan las Araucarias en sus especies A.bidwilli y A. heterophylla,un magnifico y esplendoroso Cedrus atlantica glauca detrás de la casa se convierte en el protagonista del jardín, junto con otro árbol enorme de hoja caduca sin identificar que los propietarios conocen como Pistacho de la India.

En resumen un magnifico jardín, bien concebido y con escaso mantenimiento.

portugal-quinta-da-bacalhoa-en-primavera
Portugal.-Quinta da Bacalhoa.-En primavera

QUINTA DA BACALHOA

La finca Quinta da Bacalhôa, anteriormente perteneciente a la familia real portuguesa, se remonta a la primera mitad del siglo XV, y es considerada como la más hermosa finca portuguesa de esta época todavía en existencia hoy.

Situada en Azeitão, la finca y el famoso Palacio Bacalhôa juntos constituyen un monumento artístico de la mayor relevancia para el país.

En el siglo XIV, la propiedad, que se utiliza después como una casa de campo del ocio, pertenecía a João, Príncipe de Portugal que era el hijo del rey Juan I.

Fue heredada por su hija, Lady Brites, que estaba casada con el segundo duque de Viseu y que también era la madre del rey Manuel I.

Los edificios están todavía en existencia hoy en día, al igual que los muros con torres en forma de cúpula y la alberca grande de la irrigación, construidos por orden de Lady Brites.

portugal-quinta-da-bacalhoa-banco
Portugal.-Quinta da Bacalhoa.-Banco

Quinta da Bacalhôa vendría a ser vendida en 1528 a Dom Brás de Albuquerque, el hijo mayor de Don Alfonso de Albuquerque.

El nuevo propietario no sólo enriquece los edificios con hermosos azulejos sino que lo ennoblece con una armoniosa  construcción en el de jardín construido junto al lago, además de dos pabellones fuertes a lo largo de las paredes laterales.

Hacia el final del siglo XVI, esta finca forma parte de la herencia que pertenece a Dom Jerónimo Teles Barreto, descendiente de Alfonso de Albuquerque. Todo esto fue eventualmente heredado por su hermana, Lady Maria Mendonça de Albuquerque, que estaba casada con Don Jerónimo Manuel, apodado “Bacalhau” (Bacalao).

Es muy probable que “Bacalhôa”, por el cual la antigua finca de Vila Fresca de Azeitão se hizo conocida, se originó en el hecho de que la esposa de Dom Jerónimo Manuel fue conocida por este nombre, la forma femenina de “Bacalao”.

portugal-quinta-da-bacalhoa
Portugal.-Quinta da Bacalhoa.

En 1936, el Palacio Bacalhôa fue comprado y restaurado por Orlena Scoville, un norteamericano. En el 1970 de su nieto se dedicó a transformar la propiedad en uno de los mayores productores de vino en Portugal.

Actualmente, la finca Bacalhôa pertenece a la Fundación Berardo, dirigido por la familia Berardo, el jefe de los cuales es el “Comendador” José Berardo.

La Finca de Bacalhoa, situada entre Setúbal y Azeitão, fue construida en el siglo XVI. Sus jardines y el ingenioso sistema hidráulico que los alimentaba son de los más notables de Portugal. En el plano estético representan un compromiso entre el gusto renacentista y la tradición portuguesa. Destaca un panel representando “El Rapto de Europa” en un banco del jardín.

En 1936, el Palacio Bacalhôa fue comprado y restaurado por Orlena Scoville, un norteamericano. En el 1970 de su nieto se dedicó a transformar la propiedad en uno de los mayores productores de vino en Portugal.

Actualmente, la finca Bacalhôa pertenece a la Fundación Berardo, dirigido por la familia Berardo, el jefe de los cuales es el “Comendador” José Berardo.

La Finca de Bacalhoa, situada entre Setúbal y Azeitão, fue construida en el siglo XVI. Sus jardines y el ingenioso sistema hidráulico que los alimentaba son de los más notables de Portugal. En el plano estético representan un compromiso entre el gusto renacentista y la tradición portuguesa. Destaca un panel representando “El Rapto de Europa” en un banco del jardín.

casa-de-cha-de-bonanova-03
Portugal.-Casa de Cha de Bonanova.Playa de Matosinhos

CASA DE CHA DA BOANOVA

La Casa de Té de Boa Nova fue diseñada después de un concurso realizado en 1956 por el Ayuntamiento y ganado por el arquitecto portugués Fernando Távora.

Después de elegir un sitio en los acantilados de la playa de Matosinhos, Távora volvió el proyecto a su colaborador, Álvaro Siza.

Uno de los primeros proyectos de construcción de Siza, es significativo que el restaurante no está lejos de la ciudad de Matosinhos, donde el arquitecto se crio, y en un paisaje que estaba íntimamente familiarizado.

Todavía era posible en Portugal de la década de 1960 para hacer arquitectura, trabajando en estrecho contacto con el sitio, y este trabajo, al igual que el Leça Piscinas de 1966, se trata de “la construcción del paisaje” de esta zona marginal en el Atlántico – a través de un análisis cuidadoso de las condiciones meteorológicas y las mareas, la vida de las instalaciones existentes y formaciones rocosas, y la relación de la avenida y la ciudad detrás.

Eliminado de la carretera principal de unos 300 metros, el edificio se accede desde un aparcamiento cercano a través de un sistema de plataformas y escaleras, llevando eventualmente a una entrada protegida por un techo muy bajo y los cantos rodados enormes características al sitio.

Este paseo arquitectónico, un camino sinuoso revestido en piedra blanca y flanqueada por muros de hormigón pintado, presenta varios puntos de vista dramáticos del paisaje, ya que como alternativa se esconde y revela el mar y la línea del horizonte.

Cuenta la leyenda que hace unos años, durante una fuerte tormenta, el mar se vino a través de las dos habitaciones de la casa de té, llevándose consigo los muebles y destruyendo la mayor parte del interior. La Boa Nova fue restaurado completamente en 1991, con todas sus características originales que se conservan.

quinta-villar-dallen-8
Portugal.-Quinta Villar d´Allen

QUINTA VILLAR D´ALLEN

Jardín histórico del siglo XIX propiedad privada de Isaura y José Alberto Allen.

Jardín de Camelias, uno de los más importantes de Portugal de donde salen dos camelias únicas, la camelia “Villar Allen” y”  la camelia “Augusto de Gouveia Pinto”.

5 Generaciones de la familia han vivido en la Finca.

El jardín fue plantado en 1820-1830.

Dispone de una buena colección de camelias.

Destacan buenos ejemplares de Jubaea chilensis en el jardín y los vetustos árboles.

oporto-palacio-de-cristal-puente-da-arrabida
Oporto.- Desde los jardines del Palacio de Cristal

OPORTO.-PALACIO DE CRISTAL

Los Jardines del Palacio de Cristal son un agradable espacio verde ubicado en la parroquia de Massarelos, en Oporto, de la que el visitante puede disfrutar de unas vistas panorámicas del río Duero y el mar.

Estos románticos jardines fueron diseñados en la década de 1860 por el alemán Emilio David paisaje, la participación del entonces Palacio de Cristal, sustituido por el Pabellón Rosa Mota en la década de 1950.

Estos jardines incluyen el llamado Jardín Emilio David que posee bellos ejemplares de rododendros, camelias, Araucaria, Ginkgo y el haya, así como fuentes y estatuas alegóricas de las estaciones.

La Avenida Lime Tree  es el eje más llamativo del parque y está flanqueada por la Biblioteca Almeida Garrett  (donde se encuentra el Hall del Palacio), la Concha Acústica y la Capilla de Carlos Alberto de Cerdeña (construido en 1849 por la princesa de Montléart).

Los jardines temáticos también están representados, entre ellos el Jardín de Plantas Aromáticas, Jardín de Medicinales, Jardín de las Ciudades Gemelas y hasta el Jardín de los sentimientos (abierto 2007).

Junto a los Jardines del Museo de Palacio de Cristal están los románticos y el Solar do Vinho do Porto, y la Quinta da Macieirinha.

Muy cerca está también el último Tait, con jardines llenos de colecciones de rosas, camelias, la Casa Tait, donde dirige una oficina de Numismática.

Actualmente está siendo rehabilitado, aumentando su riqueza natural y la creación de espacios para actividades culturales.

En 1865 fue escenario de la Exposición Internacional de Oporto.
En 1951 se derribó y se construyó el en el sitio el Pabellón Rosa mota aunque popularmente sigue llamándosele Palacio de Cristal.
El actual palacio de cristal es por tanto un pabellón multiusos que se ha utilizado para usos deportivos y también para albergar ferias.
Mide 30 metros de alto y tiene un aforo de unas 5000 personas.
Fue proyectado por José Carlos Loureiro y se caracteriza por su gigantesca bóveda.
Son de destacar los hermosos jardines que rodean al palacio de cristal.