sacramento-calle-con-arboles
Calle con arboles

Los árboles de nuestras ciudades son un valioso recurso ambiental que nos aporta un sinfín de ventajas, beneficios y perjuicios sino se gestionan debidamente… Ya sea en forma de pequeños bosquetes, en parques, jardines o bordeando las calles, los árboles ayudan a purificar el aire, a reducir el ruido, el consumo energético, a mejorar el paisaje urbano y la calidad de vida de sus habitantes.

Como elementos clave de los espacios verdes y las calles de las ciudades, son parte de un mobiliario urbano vivo que hemos de preservar y reivindicar. Y, por supuesto, por mucho que embellezca el entorno, son mucho más que un simple elemento decorativo, pues en ellos encontramos un aliado insustituible para poder sobrevivir día a día en nuestras mineralizadas ciudades.

De los beneficios que nos aportan extraemos aquellos que consideramos más importantes que son:

Los árboles combaten el cambio climático

El exceso de dióxido de carbono (CO2) causado por muchos factores se está acumulando en nuestra atmósfera y está contribuyendo al cambio climático. Los árboles absorben el CO2, removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire, son muy valiosos sumideros naturales de carbono.

A través de la fotosíntesis que realizan las hojas, el árbol atrapa el CO2 de la atmósfera y lo convierte en oxígeno puro, enriqueciendo y limpiando el aire que respiramos.

Se estima que una hectárea con árboles sanos y vigorosos produce suficiente oxígeno para 40 habitantes de la ciudad.

Un bosque de una hectárea consume en un año todo el CO2 que genera la carburación de un coche en ese mismo período.

A nivel global los bosques reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan el clima de la tierra.

En las ciudades, la pérdida de árboles eleva las temperaturas y la evaporación del

suelo. La falta de árboles suficientes en la ciudad permite que las islas de calor

sean más severas.

Las temperaturas en las calles del centro de la ciudad en primavera y verano pueden ser hasta de 5ºC más en promedio que en las de los parques y jardines de la ciudad.

beneficios-de-los-arboles

Los árboles limpian el aire

Los árboles absorben los olores y gases contaminantes (óxidos de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono) y filtran las partículas contaminantes del aire, atrapándolas en sus hojas y cortezas.

Su copa está diseñada para que el aire pase a través de las hojas, filtrando los polvos, cenizas, humos, esporas, polen y demás impurezas que arrastra el viento.

Además de sus cualidades psicológicas, los árboles también tienen virtudes terapéuticas: aunque una proporción significativa de la población urbana sufre de alergia al polen, los árboles pueden mejorar la calidad del aire que respiramos y son una escudo mano por el calor.

Los árboles proporcionan oxígeno

En un año, 4046 m2  de árboles adultos puede proporcionar oxígeno para 18 personas.

Los árboles dan sombra a las calles y la ciudad

Las temperaturas promedio en Sevilla van  aumentando en los últimos 50 años. Los árboles refrescan la ciudad hasta 5º C, dándoles sombra a nuestras casas y calles, interrumpiendo las “islas de calor” y liberando vapor de agua al aire a través de sus hojas.

La copa de un árbol está diseñada para captar la luz solar y al extenderse sombrea el piso.

Causan bienestar en un día soleado y protegiendo la fauna, la flora inferior y al hombre y sus bienes, del efecto dañino del impacto directo de los rayos solares.

Los árboles conservan la energía

Tres árboles colocados estratégicamente alrededor del hogar de una familia pueden recortar hasta en un 50 por ciento la necesidad de usar el aire acondicionado en el verano. Al reducir la demanda de energía para refrescar nuestros hogares, reducimos el dióxido de carbono y otros gases contaminantes producidos por las plantas de electricidad.

beneficios-para-que-sirven-los-arboles-1

Los árboles ahorran agua

La sombra de los árboles disminuye la evaporación del agua de los céspedes sedientos. La mayoría de los árboles recientemente plantados necesita solo 60 litros de agua quincenalmente los meses de verano, durante los tres primeros años desde la plantación… A medida que los árboles transpiran, aumentan la humedad atmosférica.

Los árboles ayudan a prevenir la contaminación del agua

Los árboles reducen el escurrimiento del agua, atrapando el agua de lluvia y permitiendo así que fluya por el tronco y a la tierra que está debajo del árbol. Esto evita que las aguas de lluvia se lleven los contaminantes al mar. Cuando se les coloca pedacería orgánica (mulch), los árboles actúan como una especie de esponja que filtra naturalmente el agua y la utiliza para alimentar el suministro de las aguas freáticas.

Los árboles ayudan a prevenir la erosión del terreno

En las laderas de las montañas y las pendientes de los ríos y arroyos, los árboles ayudan a detener la escorrentía y  fijar y mantener el terreno en su lugar.

La copa de un árbol es flexible y está diseñada para atrapar la lluvia, causando que ésta se deslice a través de las hojas, ramas y el tronco hasta llegar al suelo.

Al amortiguarse el impacto de la lluvia en el árbol se abate la erosión y se protege al suelo superficial.

Es cierto que no detienen un huracán, pero su presencia resta velocidad a las tormentas, disipando su fuerza y mejorando el  medio ambiente.

Los árboles protegen a los niños de los rayos ultravioletas

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los Estados Unidos. Los árboles reducen la exposición a los rayos UV-B en aproximadamente un 50 por ciento, proporcionando de ese modo protección a los niños en las escuelas y parques de juego, donde pasan mucho tiempo al aire libre.

Los árboles proporcionan alimento

Un  manzano puede dar hasta 15-20 fanegas de fruta por año y puede plantarse en un lote urbano pequeñísimo. Además de la fruta para los humanos, los árboles proporcionan alimento para los pájaros y la vida silvestre.

Los árboles sanan

Los estudios han demostrado que los pacientes que pueden ver árboles desde sus ventanas se sanan más rápido y con menos complicaciones. Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad muestran menos síntomas cuando tienen acceso a la naturaleza. Estar entre los árboles y la naturaleza mejora la concentración reduciendo la fatiga mental.

Los árboles reducen la violencia

Se ha demostrado que las comunidades que no tienen plantas o árboles tienen una mayor incidencia de violencia dentro y fuera del hogar que las comunidades más verdes. Los árboles y plantas ayudan a reducir el nivel de temor.

INFOGRAFIA ARBOL OK

Los árboles marcan las estaciones del año

¿Es invierno, primavera, verano u otoño? Observe los árboles.

Los árboles generan oportunidades económicas

La  fruta que se cosecha del huerto comunitario puede venderse, proporcionando ingresos. Se generan oportunidades de negocios en las especialidades de administración de desechos verdes y paisajismo cuando las ciudades valoran el uso de pedacería orgánica (mulch) y su capacidad de ahorrar agua. La capacitación vocacional para los jóvenes interesados en empleos verdes también es una manera excelente de desarrollar oportunidades económicas gracias a los árboles.

Los árboles son maestros y compañeros de juego

Ya sea que se construyan en ellos casas para los niños o se usen como inspiración espiritual para los adultos, los árboles han proporcionado un espacio para el refugio de los humanos desde siempre.

Los árboles reúnen grupos diversos de personas

La plantación de árboles provee oportunidades de participación y habilitación comunitaria, lo cual mejora la calidad de vida en nuestros ciudadanos. La gente de todas las culturas, edades y géneros cumple una función importante en un evento en el que se plantan o cuidan árboles.

Los árboles aumentan la unidad

Los árboles pueden convertirse en puntos reconocidos de la comunidad, dándole al ciudadano una nueva identidad y alentando su orgullo cívico.

Los árboles proporcionan sus copas y un hábitat para la vida silvestre

Los plátanos y almeces están entre las muchas especies urbanas que proporcionan excelentes hogares para los pájaros y otros insectos.

Los árboles ocultan las cosas

Los  árboles pueden ocultar las paredes de concreto o los aparcamientos y las vistas desagradables. Reducen el sonido de las calles y autopistas cercanas y crean una agradable cubierta de verde. Los árboles absorben el polvo y el viento y reducen el resplandor.

“Los árboles también mejorar nuestro confort visual, según sea necesario, se pueden esconder o embellecer áreas consideradas menos” hermosas “de la ciudad (terrenos baldíos, edificios de apartamentos, espacios vacíos, etc….).

Los árboles proporcionan madera

En las áreas suburbanas y rurales, en los bosques los árboles pueden talarse de manera selectiva para obtener combustible y madera.

Los árboles aumentan el valor de la propiedad

La belleza que dan los árboles bien plantados a una propiedad, su calle y vecindario circundantes puede aumentar su valor en hasta un 15 por ciento.

Los árboles aumentan el movimiento comercial

Los estudios demuestran que los distritos con más árboles y paisajismo gozan de una mayor cantidad de movimiento comercial. Las calles con árboles también detienen el tránsito lo suficiente para que los conductores puedan ver las tiendas en lugar de pasar a toda velocidad.

beneficios-b

El árbol genera biodiversidad

En la fuente de la fe de alimento y refugio confortable, el árbol es un ecosistema precioso que puede dar cabida a todo tipo de animales (incluyendo aves y pequeños mamíferos), y por lo tanto para atraer y mantener la ciudad son especies que no estarían presentes de otro modo.

Los bosques forman las comunidades más diversas de la tierra, porque éstas proliferan bajo su protección.

Muchas especies arbóreas han coevolucionado con insectos y aves polinizadoras, dispersores de frutos y semillas y otros microorganismos del suelo, como la micorriza, con quien vive en simbiosis permanente.

Los bosques ofrecen nichos diversos a la fauna mayor y menor, lo cual favorece la creación de nuevas especies animales y vegetales, aumentando la biodiversidad del planeta.

También en las ciudades el arbolado deberá ser autóctono o nativo, siempre que sea factible, para poder generar la mayor biodiversidad.

Mejoran nuestra Calidad de Vida

Queremos tener árboles a nuestro alrededor porque nos hacen la vida más agradable.

La mayoría de nosotros respondemos a la presencia de árboles no sólo admirando su belleza.

En una arboleda nos sentimos serenos, sosegados, descansados y tranquilos; nos sentimos como en casa.

Los pacientes en hospitales han mostrado recuperarse más rápidamente de cirugías cuando desde sus habitaciones se ven árboles.

La fuerte relación entre personas y árboles es más evidente en la resistencia de una comunidad de vecinos a que se talen árboles con motivo del ensanchamiento de las calles u obras de urbanización.

O cuando observamos los heroicos esfuerzos de personas y organizaciones para salvar árboles singularmente grandes o históricos en una comunidad.

Los beneficios económicos indirectos de los árboles son aún mayores.

Además de sus virtudes ecológicas innegables, los árboles plantados en las zonas urbanas también son buenos para nuestra salud física y mental y contribuyen a nuestra comodidad, nuestra seguridad y nuestra vida social.

La presencia de árboles en una ciudad se considera un factor de bienestar y plenitud a través de una serie de cada vez más importantes para los habitantes de la ciudad.

¿Los arboles  de mañana para iluminar las ciudades?

Frente a la amenaza del calentamiento global, algunos científicos proponen la creación de árboles artificiales. Dispositivos sin troncos, follajes y al ritmo de matamoscas gigante, que sirven como sumideros de carbono, incluso más poderoso que el “árbol de verdad”. El profesor Klaus Lackner quiere desplegar cerca de los campos de petróleo y carreteras, árboles artificiales pueden capturar CO2 a través de un filtro. El gas sería entonces reprocesado y almacenado en las profundidades del océano. Asimismo se investiga para la creación de árboles que emitan luz.

Los arboles han sido venerados en las antiguas civilizaciones.

COMO PLANTAR ARBOLES

En la ciudad, la plantación de árboles responde a muchas finalidades: Demarcar límites y zonas, proporcionar aislamiento o crear barreras visuales, proteger del viento, del sol o del ruido, embellecer o dar sombra en espacios de recreo o esparcimiento, como parques y plazas, etc….

Hay que tener en cuenta que el árbol en la ciudad normalmente está sometido a unas situaciones de estrés y a unas condiciones medioambientales tan variadas y diferentes a las que tendría en su medio natural, que habría que hablar de arboricultura urbana como una especialización dentro de esta ciencia.

Podemos plantarlo:

.-     A raíz desnuda

.-     Con cepellón

.-     En contenedor

.-     En cepellones escayolados

Plantar árboles a raíz desnuda

  • Época de plantación
  • Recorte de raíces y copas
  • Apertura de hoyo y/o enmienda
  • Colocación de tutor
  • Abonado orgánico
  • Plantación y pileta para riego

Plantar árboles en contenedor o cepellón

  • Plantar en cualquier época
  • Apertura de hoyo y/o enmienda
  • Abonado orgánico
  • Plantación y pileta de riego
  • Entutorado
paseo-del-espolon-4
Burgos.-Platanos del Paseo del Espolon

CONSIDERACIONES AL ELEGIR EL ARBOL A PLANTAR

Plantar un árbol no consiste únicamente en hacer un agujero en el suelo y meter la planta. Necesitamos una preparación previa, recoger información y tener en cuenta una serie de consideraciones para asegurarnos de que lo vamos a hacer correctamente, como el clima en el que lo estemos plantando, el tipo de árbol, el terreno y las condiciones y cuidados que necesita esa planta específica.

Existe un mapa de zonas climáticas en nuestro país (también conocidas como ‘zonas de rusticidad’) elaborado por expertos que divide las áreas geográficas según sus condiciones climáticas y el tipo de vegetación que se puede plantar.

Además de la temperatura, contemplaremos la humedad, las heladas, la insolación, etc., del terreno.

1.-        Climas cálidos

2.-        Climas fríos

3.-        Climas secos

4.-        Climas húmedos

5.-        Climas templados

Infórmate antes de plantar:           Qué temperatura máxima o mínima

Qué pluviometría media

Qué luminosidad va a recibir

Si existen vientos dominantes

Si son zonas próximas al mar

Si se producen nevadas

Si hay contaminación industrial o urbana

  • Donde vamos a plantar el árbol: espacio disponible

Qué dimensiones puede alcanzar cuando adulto.-

Tamaño

Árbol pequeño            Menos de 6 m.            Menos de 4 de anchura

Árbol mediano           Entre 6 y 15 m.           Entre 4 y 6 de anchura

Árbol grande              más de 15 m.              De 6 m. anchura

  • Qué forma debe tener el árbol, elige entre las formas naturales de los arboles
  • Péndula
  • Piramidal
  • Redondeada
  • Cónica
  • Para arquitecturizar
  • Aparasolada
  • Crecimiento y longevidad
  • Árboles de hoja caduca
  • Árboles de hoja persistente
  • Coníferas
  • Palmeras

Árboles de hoja caduca.-         Renuevan las hojas cada año. En invierno aparecen desnudos. Producción de sombras y floraciones. Estructura invernal.

Árboles de hoja persistente.-   Renovación de hojas sin quedar desnudos. Especies subtropicales, semi-caducos, siempre verdes. Hoja perenne

Coníferas.-                             Hojas perennes. Con pocas excepciones

Palmeras.-                               Aunque no son árboles, se las considera.

2un-mala-caida-del-arbol
Caidas de arboles inadecuados

 

PROBLEMAS QUE PUEDEN CAUSAR LOS ARBOLES

  • Raíces agresivas o potentes.- Levantan acerados, agrietan muros, obstruyen canalizaciones.
  • Árboles venenosos.- Frutos tóxicos: Melias, taxus…
  • Árboles alergógenos.- Producen alergias cutáneas o respiratorias
  • Árboles espinosos.- Tienen espinas en sus ramas Gleditsias, Parkinsonias, Acacias, etc…
  • Árboles que producen rebrotes de raíz: Populus, Ailanto, Chopo, Broussonetias etc…
  • Árboles con plagas específicas: Pinus, Salíx, Populus, etc…
  • Árboles con frutos que manchan o producen olores desagradables: Morus, Ginkgo, Ligustrum, Sizygium etc…
  • Árboles de maderas quebradizas, caída de ramas: Ailanto, Paulownia, Gleditsia, etc…
  • Árboles plantados próximos a viviendas.-Ocultan la luz, evitan la entrada de aire y sol, facilitan acceso a la propiedad, producen daños al edificio
  • Arboles próximos al alumbrado público.-Ocultan las luminarias

Nos pueden ocasionar perjuicios pero son muchos más los beneficios que nos aportan.

platanos-en-la-avda-cruz-campo-julio-2016-068
Platanos junto a viviendas

 

CARACTERISTICAS DEL SUELO

Ademas del mapoa de las  temperaturas,tenemos que conocer el terreno donde vayamosa plantar el arbol,Son importantes factorescomo la pendiente o la erosion del suelo.Tambien ayudara observar los arboles ya plantados en la zona,

  • Textura: arcilloso, arenoso, calcáreo, etc…
  • Profundidad
  • PH: Suelo ácido (ph menor de 7), suelo neutro (=7), suelo alcalino (ph mayor de 7)
  • Materia orgánica. Aportación
  • Nutrientes minerales. Abonado
  • Salinidad (cloruros, sulfatos, etc…)

ADQUISICION DE LOS ARBOLES

Una vez que tenemos sobre la mesa toda la información y hemos decidido qué tipo de árbol queremos plantar, procederemos a su compra. Recuerda que los árboles nativos son más apropiados y que un árbol crecerá más si no está dentro de un tiesto o envase.

Los precios varían (los árboles frutales y las especies exóticas cuestan más) pero puedes encontrar, por ejemplo, un castaño pequeñito de una altura de 50-70 centímetros por menos de 5 euros o un olivo centenario por 6.000 euros.

  • Género y especie
  • Aspecto sano
  • Bien formado y proporcionado y libre de enfermedades

Presentación:

  • A raíz desnuda.- Árbol joven
  • Con cepellón enyesado o enmallado.- Con nuevas raíces en el cepellón
  • En contenedor.- Cuidado con la espiralización

 RIEGO

Riego excesivo.- Asfixia de raíces y/o pudrición

Riego superficial.- Raíces fasciculadas o superficiales

CUANDO DEBO REGAR.-CONSIDERACIONES

  • Tamaño del árbol
  • Época del año: primavera, verano…
  • Características del suelo.- Arcilloso, arenoso
  • Ambiente exterior.- Sol, sombra
  • – Continental, mediterráneo, atlántico

ABONADO

  • Abonos orgánicos.- Otoño, invierno
  • Abonos minerales.- Primavera, verano

ELIMINACION DE MALAS HIERBAS

  • Escarda manual.- Azada
  • Escarda mecánica.- Desbrozadora, cuidado con dañar los troncos.
  • Escarda química.- Herbicidas los autorizados.

Clases de hierbas:

  • Hierbas anuales.- Avena loca, verdolaga, jaramago
  • Hierbas perennes.- Grama, corregüela, castañuela

Debe cuidarse de no dañar las plantas ornamentales. Tratar cuando las hierbas son pequeñas. Tratar en días sin lluvia.

ACOLCHADOS.-Los disponibles mas a mano,distinguir entre organicos y minerales.

Recubrir el suelo que ocupa el árbol con:

ORGANICOS:

  • Corteza de pino
  • Tierra de hojas
  • Mantillo
  • Paja
  • Material vegetal triturado
  • MINERALES
  • Gravas de colores
  • Plásticos.- Láminas especiales
  • Tierra volcanica
poda-necesidad
Poda necesaria.Arboles grandes en aceras pequeñas

PODA DE LOS ARBOLES

La poda del arbolado urbano es uno de los factores de mayor controversia dentro de su mantenimiento y donde se cometen grandes errores, en numerosas ocasiones, irreparables.

PODA DE FORMACION

  • Poda de mantenimiento.- Ramas secas, rebrotes, chupones, etc…
  • Poda arquitecturizadas
  • Aclareo de ramas
  • Reducción de copa
  • Podas excepcionales.- Terciado, desmochado
  • Poda de seguridad.- Ramas secas, ramas dañadas, etc…

Elegir el árbol según el espacio que disponga. No plantar árboles excesivamente juntos.

FORMA DE REALIZAR LOS CORTES

No vamos a entrar aquí en detalles de cómo podar cada especie, pues existen magníficos manuales que lo explican

Todo corte, una herida.-         Labio cicatrizante

Compartimentación

  • Herramientas afiladas
  • Cortes limpios
  • Cortar en el lugar correcto
  • Evitar desgarres
  • Cortar dejando tirasavias
  • No pintar las heridas

Para hacer lo que se debe con los árboles de la ciudad, más que dinero se requiere coordinación y buena voluntad para hacer las cosas bien, para que perduren y algún día tengamos árboles de calidad.

También se necesita la capacitación del personal técnico y operativo encargado de cuidar a los árboles.

Mientras no tengamos estos ingredientes sería mejor no hacerles nada, no “ayudarles”. Si quienes ahora pretenden cuidarlos entendieran el lenguaje de los árboles, les sentirían decir: ¡no me ayudes, déjame en paz!

En la poesía “Dice el árbol”, de Manuel Benítez Carrasco se describe la sensibilidad con la que hay que tratar a nuestros árboles.

                                                   Yo soy tu amigo y te digo:

                                                    Por favor, no me hagas daño;

                                                    Más si es necesario, sea,

                                                    Pero sólo el necesario.

.